Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así es el DS 3 Crossback

Logotipo de Motor16 Motor16 13/09/2018 Pedro Martín
Así es el DS 3 Crossback © Motor16 Así es el DS 3 Crossback

En el punto de mira del DS 3 Crossback, la firma francesa ha puesto a pequeños SUV de marcas prestigiosas, como el Audi Q2 o el Mini Countryman, y para ello ha echado el resto en capítulos como la calidad y el refinamiento, la tecnología o la personalización, y se ha previsto una oferta mecánica realmente completa, que incluye tanto motores diésel como de gasolina, pero también una versión cien por cien eléctrica, bautizada E-Tense, que llegará en la segunda mitad del próximo año, mientras que las primeras entregas del resto de la gama se iniciarán antes, a comienzos de 2019.

El DS 3 Crossback mide 4,12 metros de longitud por 1,79 de anchura y 1,52 de altura, tiene una distancia entre ejes de 2,56 metros y anuncia un maletero de 330 litros, que será idéntico en el E-Tense, pues sus baterías van alojadas bajo el suelo y no restan espacio ni al habitáculo ni a la zona de carga. Para poder comparar mejor, un Audi Q2 mide 4,19 metros de largo, 1,79 de ancho y 1,51 de alto, tiene una batalla de 2,60 metros y su maletero cubica 405 litros. DS ha tomado como base la nueva plataforma CMP (Common Modular Platform), compatible con mecánicas eléctricas y que, por sí sola, rebaja el peso 40 kilos, pues incluye aceros de alto rendimiento, aluminio y materiales composite. Además, maximiza el aprovechamiento del espacio y permite el uso de llantas de mayor diámetro, que en este caso alcanzan las 18 pulgadas.

Un diseño muy personal

La carrocería, muy personal, cuenta en la parte delantera con los ya clásicos DS Wings de la marca identificando la calandra frontal y las luces diurnas LED verticales, además de las ópticas DS Matrix Led Vision, con 15 segmentos de luz por faro y que nos permiten circular de noche con las luces de carretera permanentemente encendidas sin deslumbrar al resto de usuarios, pues una cámara situada en la parte superior del parabrisas analiza los movimientos de los otros vehículos.

Siguiendo con el análisis de la carrocería, la zaga destaca por su tubo de escape doble cromado y sus hombros musculados, mientras que la vista lateral incluye muchos elementos que le permitirán diferenciarse en medio de la jungla urbana, como un capó muy horizontal, la ausencia de antena (va integrada en la luneta trasera), la aleta de tiburón adosada al pilar central o los tiradores de puerta enrasados, un detalle tomado del showcar DS X E-Tense y que no se había usado hasta ahora en este segmento. Los tiradores aparecen cuando se necesitan, y permanecen plegados el resto del tiempo; y con el sistema Proximity Keyless Entry and Start, sólo es necesario acercarse al coche en un radio de 1,5 metros para que el vehículo se desbloquee y los cuatro tiradores asomen automáticamente, de modo que basta con abrir la puerta y sentarse. De la misma forma, los tiradores se pliegan y el vehículo se bloquea automáticamente cuando nos alejamos de él,

En cuanto a personalización, DS afirma que las combinaciones posibles superarán las 2.000, fruto de combinar diez tipos de llantas, diez colores de carrocería, tres colores de techo o las cinco Inspirations DS, que es la forma de llamar en la marca a los distintos estilos de decoración de interior y exterior: DS Montmartre, DS Bastille, DS Performance Line, DS Rivoli y DS Opera, al margen de la personalización específica en la serie limitada La Première. Y en función de nuestra elección, el DS 3 Crossback accede a elementos refinados como nunca antes se había visto en su clase: cueros granulados o Nappa integral en acabado Art Leather, puntadas nacaradas o en forma de diamante, tejido trenzado, Alcántara, volante íntegro en cuero, detalles cromados con terminación guilloche Paris Hobnaill...

Además, hereda el diseño de la consola central del DS 7 Crossback en lo que a cambio de marchas o freno eléctrico se refiere, y el salpicadero está presidido por una serie de controles táctiles centrales, aireadores en el centro y en los laterales (integrados en las puertas), y varias pantallas, entre las que destaca la central táctil, de 10,3 pulgadas y formato HD. La instrumentación también es digital, de modo que podemos desplegarla en cinco diseños diferentes, y sobre ella tenemos la pantallita del Head-Up display, que permite proyectar a color datos como velocidad real y límite de velocidad, señales de tráfico, ayudas a la conducción y navegación. Por último, el sistema de audio Focal cuenta con 12 altavoces (dos de ellos van alojados en el interior de las aletas de tiburón laterales), y su potencia máxima es de 515 vatios.

Una completa gama mecánica

En la parte mecánica, la oferta inicial disponible desde comienzos de 2019 dispondrá como tope de gama del inédito motor de gasolina PureTech de 155 caballos, asociado al cambio automático EAT8; aunque también se ofrecerán versiones con 130 y 100 CV. Y en diésel, doble alternativa: el moderno BlueHDi de 1,5 litros, con 100 ó 130 CV.

Aunque la gran sorpresa llegará unos meses más tarde, pues el DS 3 Crossback ofrecerá la variante cien por cien eléctrica E-Tense, con una autonomía NEDC de 450 kilómetros (300 según el nuevo ciclo WLTP) y posibilidad de recargar las baterías muy deprisa: el 80 por ciento en menos de 30 minutos. El sistema consta de un motor eléctrico de 100 kW (136 caballos) y 260 Nm de par máximo que en modo Sport permitirá alcanzar los 150 km/h, y que anuncia aceleraciones brillantes, como paso de 0 a 50 km/h en 3,3 segundos o de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos. La mecánica se alimenta de una batería de ion-litio de 50 kWh ubicada bajo la carrocería que cuenta con un sistema de refrigeración activo para permitir la carga ultrarrápida de 100 kW, con la que podremos recuperar hasta 10 kilómetros de autonomía por minuto de carga, lo que equivale a un 80 por ciento del total en 25 minutos. En cualquier caso, el DS 3 Crossback E-Tense equipará de serie un cargador de 7 kW y ofrecerá en opción uno de 11 kW, con el que la recarga para cubrir 100 kilómetros lleva sólo 90 minutos, y en 8 horas se realiza la carga completa.

La marca francesa echa el resto también en cuestión de asistentes de conducción, y al DS Matrix Led Vision antes citado sumará el DS Drive Assist, que supone un paso más hacia la conducción semiautomática, pues gracias al radar y a la cámara de a bordo el vehículo se adapta a las condiciones del tráfico y sigue la trayectoria, a velocidades de hasta 180 km/h. También ofrece el DS Park Pilot, que detecta la plaza de aparcamiento adecuada para el tamaño del coche y estaciona automáticamente en batería o en línea, o el Active Safety Brake, que a velocidades entre 5 y 140 km/h vigila la situación por delante del vehículo, detectando vehículos, peatones o ciclistas incluso de noche, y frenando autónomamente si el conductor, una vez alertado del riesgo, no responde adecuadamente. Por último, la firma gala ofrecerá también en su lujoso SUV urbano el DS Smart Access, con el que las llaves empiezan a pasar a la historia, ya que podremos abrir o poner en marcha el coche mediante un smartphone y la aplicación MyDS, o prestárselo a una persona sin tener que darle las llaves, pues utilizando el bluetooth el propietario podrá compartir el vehículo hasta con cinco usuarios, ya sea simultáneamente o por un tiempo limitado y personalizado a cada uno.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Motor16

image beaconimage beaconimage beacon