¿Quieres estrenar un Corvette construido en la década de los 90? Parece un poco difícil, salvo que tengas una máquina del tiempo o los 57.000 euros que piden por este ejemplar. Resulta que tenemos la solución a tus deseos, ya que este Chevrolet Corvette ZR1 de 1995 está a la venta con solo 43 kilómetros, y tienes la posibilidad de adquirirlo y estrenarlo si pagas lo que piden por él.

Corvette C8 by Hennessey: con 1.200 CV

Se trata de un Corvette ZR1 de 1995 de la generación C4, uno de los 488 ejemplares que se produjeron en el último año de comercialización de la cuarta generación del modelo. En el último cuarto de siglo ha acumulado tan solo 27 millas (43,4 kilómetros) en su marcador y ha estado conservado adecuadamente, manteniendo su originalidad, sin desperfectos ni signos de desgaste.

Vídeo: así era el anuncio del Chevrolet Corvette C4 de 1984:

Este Chevrolet Corvette ZR1 de 1995 está a la venta con solo 43 km

Según Streetside Classics, la compañía que lo tiene anunciado a la venta en Internet, este Corvette ZR1 de 1995 está terminado en color Rojo Antorcha y viene con un techo de tipo targa en color carrocería y otro opcional translúcido. Los neumáticos Goodyear Eagle GS que visten sus llantas son los originales, y no se aprecian signos de desgaste ni en el exterior ni en el habitáculo.

Entre su equipamiento se incluyen las ventanillas eléctricas, cierre centralizado, acceso sin llave, control de crucero, asientos eléctricos y un sistema de sonido BOSE. Mientras tanto, bajo el capó se esconde un potente motor V8 de aspiración natural y 5.7 litros que entrega 410 CV de potencia, el cual ha sido mantenido y revisado periódicamente. Se asocia a una transmisión manual de seis velocidades que envía la potencia al tren posterior. Ofrece también suspensión ajustable.

Este viaje al pasado tiene un precio, y en el anuncio podemos leer una etiqueta de 67.995 dólares, lo que equivale a 57.347 euros al tipo de cambio actual. Sin embargo, merece la pena recalcar que tiene menos de 50 km y que sería lo más parecido a reestrenar un Corvette de los 90 completamente nuevo.

Fuente: Streetside Classics