El Rally Dakar nos ofrece año a año una preciosa competición entre los mejores pilotos ‘off-road’ del mundo. Los competidores de coches y motos son los que mayor atención atraen, pues en estas categorías se encuentran los pilotos más famosos y también las marcas más reconocidas para el público general, pero hay una categoría que impresiona solo con ver unos segundos las imágenes de cada etapa: los camiones. Te presentamos a los gigantes del desierto.

Horarios y cómo ver el Dakar 2021

VÍDEO: La aventura más curiosa del camión Kamaz del Dakar

//

Desde el inicio del Rally Dakar en 1979, los camiones han formado parte de cada una de las ediciones de la carrera. En aquel primitivo Dakar, llevado a la realidad por el padre de la carrera, Thierry Sabine, se alzó con la victoria en la categoría de coches el francés Alain Génestier con un Range Rover V8, y en la de motos lo hizo el mítico piloto galo Cyril Neveau, con una Yamaha. Más allá de estas dos categorías, que reunieron un total de 170 vehículos, también tomaron la salida 12 camiones. El mejor de todos ellos fue Jean-François Dunac, al volante de un llamativo Pinzgauer 6X6, un camión militar que logró superar los retos del rally más duro del mundo en su primer recorrido: Paris-Dakar.

Un año después, en 1980, el Dakar creó la categoría de “Camiones” y estos vehículos lucharon entre ellos por la victoria, algo que no pudo hacer Dunac el año anterior, ya que tuvo que conformarse con ser el mejor “coche pesado” dentro de la general de cuatro ruedas. Un equipo de pilotos argelinos liderados por Miloud Ataouat, al volante de un Sonacome (marca argelina) son, por tanto, los primeros vencedores de esta categoría de forma oficial.

Honda CR Dakar: 100% eléctrica para el París-Dakar 2030

Mercedes fue el primer fabricante de camiones generalista capaz de lograr la victoria en el Dakar. Fue en 1982, cuando el francés Georges Groine, con un camión de la marca alemana, se alzó con el triunfo por delante de otro Mercedes y de un DAF pilotado por el ilustre Jan de Rooy. Mercedes continuó ganando hasta 1986. Curiosamente, en 1985, el vencedor en esta categoría fue Karl-Friedrich Capito… padre de Jost Capito, ¡que era su copiloto-mecánico! Jost ha sido, posteriormente, director del equipo de Volkswagen en rallys, ha pasado por McLaren F1 y, a día de hoy, es el CEO de Williams F1.

Después de Mercedes vimos ganar a DAF, con De Rooy al volante de un brutal camión DAF Twin Turbo de más de 1.000 caballos de potencia, y también a Tatra. A finales de los 80, en 1989, la disputa de la categoría de camiones se suspendió tras la muerte de un integrante del equipo DAF y ante la falta de límite a las mecánicas de estos monstruos sobre ruedas, que ya eran capaces de pelear incluso con los coches en las clasificaciones absolutas, superando los 200 km/h de velocidad punta. Para muestra, el siguiente vídeo:

//

Después de aquella época, en la que las listas de inscritos de la categoría superaban ya los 100 participantes, se decidió poner límite a la potencia de los camiones, que deberían ser derivados de serie y no prototipos, lo que también se convirtió en atractivo para la participación de más marcas. En la actualidad, la velocidad está limitada a los 130 km/h por seguridad, lo que sin embargo no evita que los veamos volar sobre las dunas. 

En los 90 irrumpió en el Dakar Perlini, una marca italiana que ganó cuatro veces seguidas el rally, antes de ceder el testigo a Tatra, ganadores en 1994 y 1995. En 1996, entra en juego Kamaz, marca rusa de camiones muy vinculada al gobierno de su país que ha hecho historia. Y es que no solo ganaron aquella edición, sino que desde entonces han vuelto a hacerlo en 16 ocasiones más. Su dominio, que comenzó hace ya 25 años, solo se ha visto interrumpido siete veces, y gracias a una impecable labor y enorme esfuerzo de marcas como Hino, Tatra, MAN o IVECO.

La lucha por la victoria no es, sin embargo, la única función de los camiones en el Dakar. Además de aquellos que pelean por el triunfo, hay otras tres subcategorías dentro de la denominada como categoría “T5”, la de los camiones: “De serie”, “modificados” (donde están la mayoría de competidores) y “asistencia rápida”. Ésta última es la importante función que compiten estos ‘gigantes del desierto’.

Entre los participantes españoles en la categoría de camiones se encuentran Jordi Juvanteny y José Luis Criado, que compiten con el equipo KH-7 Epsilon Team con un camión 6x6. El día de Reyes llegaron a definirse como los Reyes Magos del Dakar, dada su labor.  “Nosotros somos así. No podemos ver a alguien con problemas y pasar a su lado como si nada… nunca lo hemos hecho y no lo haremos ahora porque vayamos sólo dos en la cabina. Creemos que ese es el verdadero espíritu del Dakar”, decía José Luis Criado, copiloto del KH-7 Epsilon Team en su 31ª participación en la prueba, tras una de las etapas.

Los equipos más pudientes del resto de categorías suelen contratar los servicios de los camiones para así asegurarse que tienen los repuestos necesarios cuando sufren un accidente o avería. Al tomar la salida con retraso con respecto a coches y motos, están preparados para hacer un alto en el camino y ayudar a sus clientes…. Mientras tanto, continúan en competición como cualquier otro.

MINI JCW Buggy: El arma de Carlos Sainz para el Dakar 2021

Los camiones del Dakar 2021

Kamaz, cómo no, vuelve a ser la referencia en el Dakar 2021 y es el favorito para volver a lograr la victoria. El camión de Kamaz master pesa nada menos que 9,5 toneladas e incorpora un motor de 13 litros y seis cilindros turbo de nada menos que 1.150 CV de potencia. Su consumo, cuando va al máximo, es de hasta 200 litros de combustible (diésel) a los 100 kilómetros.

Entre sus rivales se encuentra Tatra, con un camión de 980 CV y 8.500 kilogramos, y la marca bielorrusa MAZ, con un vehículo de 960 CV que incluso fue capaz de ganar el prólogo y la tercera etapa de este año. 

También solemos tener a IVECO, marca que sabe lo que es vencer en este duro rally con Gerard de Rooy a los mandos, pero que este año no corre por la COVID-19. Sus camiones, sin embargo, están presentes gracias a equipos privados… e incluso han ganado una etapa, la novena, en la que se impuso la escudería checa Bigh Shock Racing.

Imagen principal: ASO / F. Le Floc'h / DPPI