Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Tiene Red Bull un as bajo la manga para Australia?

Logotipo de Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 13/03/2017 Adrián Mancebo
Red Bull test F1 2017 © Redacción Red Bull test F1 2017

Los equipos Mercedes y Ferrari han sido la cara de la moneda de los test de pretemporada en el Circuito de Montmeló. Ambos se han repartido el liderazgo de la mayoría de jornadas de pruebas, casi siempre por delante de Red Bull o Williams. El equipo de las bebidas energéticas, sin embargo, ha levantado muchas sospechas, pues muchos creen que no ha enseñado todas sus cartas en Barcelona.

“El verdadero Red Bull lo veremos en Australia”, opinaba ante la prensa el director del equipo Mercedes de Fórmula 1, Toto Wolff. Gran parte del paddock piensa lo mismo que el austriaco, pues consideran que el Red Bull RB13 visto en Barcelona guarda un gran parecido con su antecesor, en RB12 de la pasada temporada, que habría sido simplemente adaptado a las actuales normas. 

Todos coinciden, según publica Auto Motor und Sport, en que Red Bull y Adrian Newey han hecho un trabajo que todavía no es visible y que se estrenará en el GP de Australia. ¿Arriesgado? Los de Milton Keynes confiarían en las pruebas hechas en el túnel del viento y en el simulador fuesen lo suficientemente fiables como para que las nuevas evoluciones funcionen en Melbourne.

Si fuese así, Red Bull evitaría que sus rivales copiasen sus soluciones, impidiendo como mínimo que lo hagan hasta la llegada de la F1 a Europa, cuando la mayoría de escuderías introducen las grandes evoluciones.

En caso de que el Red Bull RB13 visto en Barcelona sea el definitivo que vamos a ver en Melbourne, habría muchas lagunas sobre su buen rendimiento. Aunque muchos, como Fernando Alonso, creen que el equipo de las bebidas energéticas dará la sorpresa este año, no han mostrado grandes cosas en los test invernales y el motor Renault no funciona como se esperaba. 

El propulsor galo ha sufrido problemas de fiabilidad durante las ocho jornadas de test en los tres equipos en los que se monta, Red Bull, Renault y Toro Rosso. El mayor problema parece residir en la unidad MGU-K, una de las partes de la unidad de potencia. Los franceses esperan arreglarlo para Australia, lo que también puede aportar unas décimas al nuevo – o no tanto - RB13.

 

Además, te puede interesar:

- Decepción e incertidumbre en McLaren-Honda 

- Roberto Merhi aspira a competir en la Fórmula 2 en 2017

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon