Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Debería ser la F1 un deporte olímpico?

Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 20/08/2016 Rodrigo Fersainz
Medallas-F1 © Redacción Medallas-F1

En pleno apogeo de los JJOO de Río 2016, se ha vuelto a plantear el debate sobre si las carreras de coches y, particularmente, la F1, deben ser deporte olímpico

La idea a algunos les suena muy descabellada, pero a otros no les parece tan mal, teniendo en cuenta que en el olimpismo ha habido muchas disciplinas que nunca han estado exentas de polémica. 

¿El lógico que el tiro deportivo -con rifle- sea deporte olímpico? ¿Y el golf, que en Rio ’16  ha vuelto a los Juegos después de más de 130 años? Algunos apoyan la idea de que el Motorsport y, cómo no, la F1, sean considerados deportes olímpicos por el hecho de que son categorías que levantan muchas pasiones a lo largo y ancho del planeta y no es necesario crear un circuito de velocidad específico ni construir las instalaciones junto a la villa olímpica y perturbar la concentración de sus inquilinos (véase Jacarepaguá, el circuito arrasado por los JJOO); si no hay uno cerca, siempre se puede hacer una pista en el interior del estadio, como ya sucede cada vez que se celebra una carrera de la Race Of Champions (ROC), de karting, de motocross, o de freestyle -con saltos imposibles hasta en plazas de toros-. 

Estas son las únicas medallas que se han visto (hasta ahora) en la F1: las condecoraciones militares que un día lució el británico Gavin Noble (del desaparecido equipo Super Aguri) en el paddock. Foto: Sutton Motorsport.

El hombre contra la máquina

Sin embargo, los puristas dicen que, a pesar del esfuerzo que requiere manejar una máquina de competición, el coche o la moto de carreras influye demasiado en el rendimiento y que eso perturbaría, de alguna manera, los valores del llamado ‘espíritu olímpico’. Pero, ¿tiene algo que envidiar un piloto de F1 a cualquier atleta de primer nivel en cuanto a preparación física y esfuerzo realizado para llegar a lo más alto? 

   

Y hablando de pilotos, también se plantea la duda sobre la disponibilidad de los mismos a la hora de cuadrar el apretado calendario de competición, pues si la F1 fuese un deporte olímpico, por ejemplo, en los JJOO de Río 2016, lo más probable es que los integrantes de una selección ‘motorizada’ se hubieran quedado sin vacaciones, porque los Juegos coinciden con el breve parón estival de los mundiales de Fórmula 1 y Motociclismo, por ejemplo. 

Los equipos contra las Selecciones nacionales

Además, no cuesta imaginar que los diferentes equipos y patrocinadores de cada corredor pusieran todas las pegas del mundo para que sus pilotos se jugaran rendimiento, accidentes y lesiones -igual que sucede con los equipos de fútbol de todo el mundo cada vez que hay un torneo con sus respectivas Selecciones nacionales-. Es más, mientras que para un piloto ‘amateur’ los JJOO podrían ser una oportunidad de oro, plata o bronce para darse a conocer de cara a los cazatalentos y ’sponsors’, puede que las figuras profesionales como Hamilton, Vettel y Alonso fueran los primeros en rechazar la cita olímpica para reservar fuerzas -y, de nuevo, riesgos- de cara al Mundial. 

¿Vuelta a las medallas?

Eso sí, aunque no parece que Ecclestone se haya pronunciado oficialmente de forma muy clara y concreta sobre si la F1 debe ser deporte olímpico, lo cierto es que con esta posibilidad sí que vería materializada, por fin, una de sus grandes y más rechazadas propuestas de los últimos tiempos: introducir medallas en el podium de cada carrera de Fórmula 1…  

 

Además, te puede interesar: 

Ayrton Senna, inspiración para los JJOO de Rio 2016

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon