Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

3 millones de litros de agua para los test de Paul Ricard

Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 26/01/2016 Adrián Mancebo

El Circuito de Paul Ricardacoge este lunes y martes los primeros test de la temporada, con los coches de 2015 y bajo las órdenes de Pirelli. Con él, comienza la actividad en 2016, aunque en realidad no es más que una 'colaboración' de las escuderías con el fabricante de neumáticos para que éstos puedan elegir el neumático correcto para la próxima temporada. En los últimos años, Pirelli ha lamentado la falta de tiempo de pruebas con neumáticos de lluvia: la última vez fue en Jerez, en 2014, cuando un camión regó el trazado andaluz para que los monoplazas pudieran montar neumáticos de lluvia. Ricciardo y Vettel se han alternado el liderato "simbólico" en estos dos días.

Stoffel Vandoorne en los test de neumáticos de lluvia de Paul Ricard © Redacción Stoffel Vandoorne en los test de neumáticos de lluvia de Paul Ricard

Haz click en la imagen o en este link para ver el resto de la galería

En el circuito francés, en estos días, los aspersores repartidos por todo el trazado se han encargado de mojar la pista y un camión ha ido regando zonas como la calle de boxes. En total, se han usado 3 millones de litros de agua de lluvia reciclada cada día, gracias a los que Pirelli puede llevar a cabo este tipo de test a pesar de que no caiga ni una sola gota de lluvia.

El gran objetivo del fabricante italiano es aumentar la evacuación de agua en sus gomas. Actualmente, es de 65 litros por segundo, una cantidad insuficiente para garantizar que los monoplazas rueden con seguridad sobre la pista. Fue el caótico Gran Premio de Estados Unidos lo que impulsó a Pirelli a buscar una solución, con la que se trataría de evitar las banderas rojas que aparecen en los circuitos cuando el agua que moja la pista se acumula.

Después del martes, Pirelli elegirá qué construcción tiene su neumático de lluvia (de color azul) para 2016. Las 659 vueltas (2316 kilómetros) de los cinco pilotos participantes en los dos días ayudarán a una decisión correcta que proporcionará una mejora necesaria durante la temporada. A las cinco de la tarde en Paul Ricard, el semáforo se ha puesto en rojo hasta el 22 de febrero, día en el que en el Circuito de Montmeló comenzará la verdadera pretemporada.

 

Además, te puede interesar:

- El Circuito de Jerez, sin Fórmula 1 en 2016

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon