Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Al volante del Mercedes-AMG GLC 43 Coupé: Llámalo tres en uno

Logotipo de Car and Driver Car and Driver 03/11/2017 Car and Driver

Bajo el aspecto ‘fortachón’ del Mercedes-AMG GLC 43 Coupé, se combinan fantásticamente bien un buen diseño con el físico de un todocamino y las máximas prestaciones posibles del kit AMG. Pero hay que ser realistas: el GLC 43 4Matic Coupé no es SUV, deportivo y cupé a partes iguales. Para empezar, la compañía alemana es clara: este modelo no es un todoterreno al usoa pesar de tener unos ángulos de entrada y de salida de 19,8 y 20,8 grados respectivamente o una profundidad de vadeo máxima de 30 centímetros, bastante mejores que algunos de sus rivales.

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L. © Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

En verdad ni sus dimensiones ni los gigantescos neumáticos que calza –en esta ocasión con llantas ¡de 21 pulgadas!– facilitan las excursiones más extremas, aunque sí permiten salir por pistas en buen estado con mucha seguridad. No hay que olvidarse que equipa de serie la tracción integral pero, como veremos, se trata de una herramienta fundamental para garantizar un paso por curva realmente vertiginoso en un vehículo que se aproxima a las dos toneladas de peso. 

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L. © Copyright © 2017 Hearst Magazines, S.L.

Hay mucho más

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

Descartadas las cualidades camperas, es hora de estudiar la transformación que ha sufrido el coche en su parte trasera para tener esa atractiva y diferenciadora línea. Los diseñadores de la marca han optado por soluciones vistas en automóviles de la competencia como ir reduciendo la altura a partir del pilar B y terminar con un ‘culo’ elevado, en este caso rematado con un pequeño spoiler. Como era de esperar, estas nuevas formas limitan bastante la habitabilidad si se comparan con las de su hermano GLC, no sólo del maletero, cuya boca está a la altura de la cadera de un adulto, lo que por ejemplo dificulta la carga y descarga de maletas, sino que el acceso a las plazas traseras requiere de un pequeño ejercicio de contorsionismo. Quizá para niños y adolescentes no sea un inconveniente, pero personas más mayores sí tendrán ciertas dificultades para entrar y salir de las mismas. En este sentido, sí, el GLC es digno heredero de portar el apellido cupé.

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

¿Y qué pasa con la deportividad? Si AMG está detrás sólo puede haber garantías de éxito. Y no sólo en cuanto al paquete estético se refiere, que ayuda a subirlo de nivel visualmente frente a las versiones más racionales del Coupé como pueden ser la gasolina 250 de 211 caballos o cualquiera de las tres Diesel disponibles de 170, 204 o 258 caballos. En realidad, la preparación AMG lleva consigo una puesta a punto específica que garantiza un comportamiento dinámico sobrecogedor para un vehículo de estas dimensiones. Y decimos esto porque se puede ir muy rápido sin que en ningún momento tengamos la percepción de velocidad. El V6 de 367 caballos tiene parte de culpa al respecto al tener una respuesta inicial muy lineal… hasta la entrada del turbo.

El rival natural del GLC 43 Coupé es el BMW X4 M40i de 360 caballos.

Vale la pena

La estabilidad en líneas generales es excelente y sólo el 4x4 se encarga de minimizar el subviraje en el momento que forzamos la entrada en las curvas, haciéndolo incluso de forma imperceptible, por lo que seguimos acelerando sin miramientos. La cosa cambia en el momento que variamos de programa y seleccionamos Sport oSport+, los más racing. A partir de entonces, la zaga se mueve más de lo esperado antes de la intervención de los controles. La dirección se muestra rápida de respuestas, como en un C 63 AMG, mientras que la amortiguación mitiga cualquier atisbo de balanceo.

Con todo, lo que Mercedes-AMG nos demuestra es que el GLC 43 Coupé es un coche que no deja a nadieindiferente, ya sea viéndolo circular por la calle o teniendo la fortuna de ponerse a sus mandos.

A favor:  Estética deportiva. Sonido y respuesta del V6. Tracción integral.

En contra: Espacio en la zona posterior. Peso excesivo. Algunos acabados.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Car and Driver

image beaconimage beaconimage beacon