Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Al volante del nuevo Hyundai Kona: Ser diferente tiene atractivo

Logotipo de Car and Driver Car and Driver 21/10/2017 Car and Driver
© Copyright © 2017 Hearst Magazines, S.L.

En los 4,17 metros de longitud del Hyundai Kona, los diseñadores de la marca han mezclado los elementos característicos de sus últimos modelos, como su parrilla trapezoidal y los afilados pilotos traseros, con una imagen totalmente nueva y que lo diferencia claramente del resto de sus numerosos competidores, bastante conservadores en muchos de los casos, cuando en este segmento parece que arriesgar en diseño es una buena apuesta. El Kona recurre a elementos de plástico sin pintar que resaltan su imagen SUV y a la vez resultan prácticos ya que protegen el contorno de la carrocería, pero también cuenta con otros detalles, como la pintura bicolor, que parece un imprescindible en esta categoría.

Por dentro es más amplio de lo que parece por fuera, con una generosa altura interior y un espacio para carga que con 361 litros, queda por encima de su hermano el i20 y se acerca mucho al i30. La presentación del habitáculo es espectacular, especialmente en los acabados más altos, con muchos elementos a juego con el color de la carrocería, como costuras de los asientos, adornos de todo el interior y la consola central e incluso los cinturones de seguridad que pueden ser rojos o de color lima.

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L. © Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

La posición de conducción es muy buena tanto por la disposición de los mandos en el salpicadero como por los magníficos asientos,  aunque sentados en el Kona no se va mucho más alto que en un turismo normal. La calidad de todos los materiales, de tacto suave y blando, y sus terminaciones son excelentes y transmiten la sensación de un coche bien hecho.

Nueva plataforma

El Kona estrena una nueva estructura que hasta ahora no se utilizaba en ningún otro modelo de la marca, ya que no está desarrollado sobre el i20. Esta nueva plataforma se ha creado para contemplar una futura versión eléctrica que saldrá a mediados de 2018, con dos variantes de potencia y autonomía, con hasta 200 caballos de potencia y casi 500 kilómetros de autonomía. De momento el Kona cuenta con suspensión independiente delantera y en el eje trasero se presenta con dos posibilidades, una de eje torsional semiindepente para las versiones de tracción delantera, y otra multibrazo independiente para los 4x4.

El sistema de tracción total cuenta con la posibilidad e que el conductor bloquee el embrague central que hace las veces de diferencial, para circular por zonas algo más complicadas y resbaladizas. A pesar de esta posibilidad, la altura libre al suelo del Kona 4x4, de 17 centímetros, resulta algo escasa para moverse por zonas que no sean carreteras nevadas o pistas que no estén muy rotas. El control de descenso de pendientes es de serie en todas las versiones del Kona.

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

En la primera fase de lanzamiento está disponible solo con los dos motores de gasolina de la gama, un tricilíndrico de un litro y 120 CV ya conocido en otros modelos de la marca y el 1.6 de cuatro cilindros y 177 CV, los dos con turbo. El más pequeño es siempre tracción delantera y con cambio manual de seis velocidades y el más potente es 4x4 y con caja automática de doble embrague y siete relaciones. Los dos empujan con una sorprendente soltura, especialmente el tricilíndrico, con un tacto excelente y sin las vibraciones y el característico sonido que normalmente tienen estos propulsores. El 1.6 ofrece unas sensaciones casi de pequeño deportivo, con un magnífico funcionamiento del propulsor y del cambio.

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L. © Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

El Kona está disponible en cuatro acabados, Essence, Klass, Tecno y Style y los precios arrancan en los 18.990 euros del 1.0 en acabado Essence y llegan a los 31.790 euros del 1.6 con cambio automático y terminación Style, en los dos casos sin promociones ni descuentos, que pueden llegar a los 5.000 euros en función de si se entrega coche usado o se financia la compra. El equipamiento de ayudas a la conducción incluye el control de ángulo muerto, detección de fatiga del conductor y alerta de cambio involuntario de carril de serie en todos los acabados con el sistema de frenada autónoma de emergencia con detección de peatones y vehículos dentro del paquete Safety que cuesta 350 euros.

Las únicas opciones, aparte de la pintura metalizada, son el techo bicolor por 650 euros pero que resulta incompatible con el techo solar, y el paquete Safety, ya que los elementos de equipamiento como asientos de cuero, calefactados y ventilados, navegador con pantalla de ocho pulgadas, volante calefactado, asientos eléctricos y toda la larga lista de equipamientos que puede llevar el Kona van incluidos en cada uno de los acabados y no se puede disponer de ellos de manera independiente. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Car and Driver

image beaconimage beaconimage beacon