Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Aston Martin Vantage. Una nueva era

Logotipo de AutoScout24 AutoScout24 22/11/2017 AutoScout24.es

Aunque Aston Martin se relacione indiscutiblemente con la saga DB, el Vantage es, sin lugar a dudas el modelo más exitoso de la compañía inglesa. Un vehículo que acaba de presentar nueva generación (ya tocaba) que, indirectamente, ha recogido el testigo marcado por el nuevo DB11.

Como punto de partida se encuentra el empleo de la misma plataforma que su hermano, con la salvedad de que nuestro protagonista ofrece una distancia entre ejes 10 centímetros menor. Si lo comparamos con su predecesor, observamos que todas las cotas aumentan, pasando a medir 4,47 metros de largo (9 cm más), 1,94 de ancho (7 cm más) y 1,27 de alto (1 cm más). Dimensiones que engloba bajo una carrocería extremadamente radical para lo que nos tenía acostumbrados el modelo y que, de nuevo, se ha inspirado en la familia DB. En concreto, si uno lo observa con detenimiento, parece estar viendo al DB10 que James Bond empleó en exclusiva para su película Spectre.

El Vantage pasa de un morro minimalista, con una parrilla inspirada en la del Vulcan, a una zaga al más puro estilo de competición, con un difusor partido y dos prominentes tomas de aire en las que se incrustan los escapes. El chasis está fabricado en aluminio lo que redunda en un peso de solo 1.530 kilos (126 menos que un DB11).

Motor AMG

Una cifra que resulta perfecta para que el motor empuje con contundencia al modelo. Un bloque que ha sido desarrollado por Mercedes-AMG y que es el mismo que montan los actuales GT y GT-S: el V8 biturbo de 4.0 litros que genera 510 CV a 6.000 rpm y 685 Nm entre las 2.000 y las 5.000 vueltas. Al ir colocado justo detrás del eje delantero, el Vantage ofrece un reparto de pesos perfecto, 50/50.

El encargado de gestionar todo ese potencial es una caja de cambios automática con convertidor de par, fabricada por ZF, que tiene ocho relaciones, transfiriendo toda la fuerza directamente al eje trasero. No obstante, para aprovechar todo el poderío, Aston Martin ha decidido que sea el primero de su historia que monta un diferencial electrónico trasero, al que se unen un control dinámico de estabilidad y un control vectorial del par. Con todo, las prestaciones del Vantage son para quitar el hipo: 312 km/h de velocidad punta y un 0 a 100 km/h de solo 3,7 segundos. Para detenerlo, los chicos de Gaydon han optado por frenos ventilados de fundición de hierro con un diámetro de 400 mm los delanteros con pinzas de seis pistones y 360 mm los traseros, con pinzas de cuatro pistones.

Interior de vanguardia

De puertas para adentro, Aston Martin se mantiene fiel a la configuración analógica, es decir, que tanto conductor como pasajero seguirán contando con botones para seleccionar los diferentes programas y funciones. La calidad y el cuidado por los detalles ha elevado un grado su nivel y ahora aparecen elementos como el Alcantara o la piel, así como materiales de tacto natural, como aseguran en el comunicado. En la consola central, el mando con el que se maneja el sistema multimedia es heredado directamente de los actuales Mercedes-Benz. Opcionalmente, el comprador tendrá a su disposición un amplio elenco de elementos exclusivos que forman parte del programa de personalización de la marca.

De momento se desconocen los precios de venta para España, aunque en Alemania partirá de los 154.000 euros, mientras que en Reino Unido estará disponible a partir de 120.900 libras, unos 136.500 euros. Su fecha de lanzamiento está prevista para el segundo trimestre de 2018.

Aston Martin Vantage. Una nueva era

Aston Martin Vantage. Una nueva era
© Brian Lockwood
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Autoscout24

image beaconimage beaconimage beacon