Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

BMW 330e 2016 por km77.com

Km77 Km77 28/09/2015 km77.com

El BMW 330e es una versión híbrida enchufable del Serie 3 2015. Tiene 252 CV de potencia máxima que se obtienen del trabajo conjunto de un motor de gasolina y otro eléctrico. Existe otra versión híbrida en la gama —ActiveHybrid 3— más potente (306 CV) pero cuya batería no se puede recargar en un enchufe. Se podrá adquirir en el primer semestre de 2016.

Por su capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h —6,1 s—,  el 330e se sitúa en la gama entre un 325d —motor Diesel de 218 CV— y un 328i —motor de gasolina de 245 CV— (ficha técnica comparativa). El consumo medio homologado es 1,9 l/100 km (BMW da dos cifras, 1,9 y 2,1 l/100 km, pendientes de confirmación y que dependen del tipo de neumático),  menos de la mitad del mejor Serie 3 en este aspecto (listado de versiones del Serie 3 ordenadas de menor a mayor consumo) pero no son datos comparables: el 330e, como el resto de híbridos enchufables, se benefician de su capacidad de circular en modo eléctrico durante la prueba de homologación.

El consumo real dependerá por completo del tipo de utilización. La autonomía eléctrica es de 40 km (en condiciones de homologación). Quien, entre recarga y recarga, haga trayectos inferiores a la distancia que se puede recorrer sin utilizar el motor de gasolina, obtendrá consumos de combustible nulos. Pero, quien haga trayectos notablemente más largos, superará, seguramente que con creces, ese valor. Por tanto, para sacar provecho del inferior coste por kilómetro recorrido de la energía eléctrica respecto a los combustibles, hay que dar un uso adecuado a esta versión.

bmw-330e-2016-hibrido-movimiento-lateral © Proporcionado por Km77 bmw-330e-2016-hibrido-movimiento-lateral

La principal desventaja del 330e respecto a cualquier otro Serie 3 es que tiene un maletero menos capaz. La batería le quita 110 litros, reduciendo el volumen de 480 a 370 litros (imagen). Es, también, un volumen inferior al del maletero del ActiveHybrid (390 l), cuya batería tiene una capacidad energética menor. La integración es mucho mejor que en otros híbridos, ya que no genera volúmenes irregulares que dificulten el aprovechamiento del espacio (imagen del maletero del Ford Mondeo HEV 2015). Además se mantiene la posibilidad de abatir los respaldos para introducir objetos largos.

La batería del 330e es de iones de litio y tiene 7,6 kWh. Es de mayor capacidad que la alternativa más semejante a este BMW, el Mercedes-Benz C350 e 2015 (que es la única berlina híbrida enchufable, también disponible con carrocería familiar, de esta longitud). La de éste tiene 6,2 kWh, que dan para recorrer menos kilómetros (31 km) y obtener un consumo medio homologado mayor (2,1 l/100 km). Ficha técnica comparativa del 330e y el C350 e.

La batería se recarga en un enchufe normal mediante una toma de corriente Schuko, proceso que lleva tres horas y quince minutos. Si se utiliza una estación de recarga de 3,7 kW, se necesita una hora menos. El enchufe del coche está justo delante de la puerta del conductor, en la aleta (imagen). La recarga se puede programar para que se efectúe en el horario deseado y consultar desde una aplicación en el teléfono móvil.

El motor eléctrico del 330e da 88 CV y va colocado entre el motor de gasolina —de cuatro cilindros, 1998 cm³ y sobrealimentado mediante un turbocompresor de doble entrada— y la caja de cambios automática —la misma de convertidor de par y ocho relaciones que tienen otros Serie 3—. La tracción es mediante las ruedas traseras.

El depósito de combustible del 330e es menor que del resto de Serie 3 (41 litros en vez de 60). BMW ha tenido que rediseñarlo (está compuesto por dos cámaras principales) y cambiarlo de lugar (bajo los asientos traseros) para poder colocar la batería bajo el maletero (imagen).

Una consecuencia de la implementación del sistema híbrido es un mayor peso. El 330e pesa 1735 kg, 230 kg más que el 325d con cambio automático. En cambio, la aerodinámica de la versión híbrida es considerablemente mejor (el Cx baja de 0,29 a 0,27).

bmw-330e-2016-hibrido-asientos © Proporcionado por Km77 bmw-330e-2016-hibrido-asientos

El conductor puede seleccionar tres modos de operación del sistema híbrido: AUTO eDRIVE —el modo por defecto que gestiona los dos motores, dando uso al eléctrico sólo por debajo de 80 km/h—, MAX eDRIVE —hace el mayor uso posible de la energía eléctrica, que es la única que se usa hasta que se alcanzan 120 km/h, salvo en aceleraciones muy fuertes— y SAVE BATTERY —gestiona el sistema híbrido para mantener la carga de la batería o aumentarla hasta el 50 %—. Estos modos complementan a los habituales en otro Serie 3: SPORT, CONFORT Y ECO PRO.

BMW utiliza la información del navegador (de serie) para hacer una gestión inteligente del sistema híbrido. Si se selecciona un destino en el mapa, se tienen en cuenta los desniveles del trazado, la velocidad máxima permitida y la información del tráfico para calcular en qué momento es preferible funcionar sólo en modo eléctrico o, si la meta es una ciudad, tratar de poder circular por ella con el motor de combustión apagado el mayor tiempo posible.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon