Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer. Familias Premium

Logotipo de AutoScout24 AutoScout24 11/01/2018 AutoScout24.es

Hace poco más de tres años, BMW decidió abrirse paso en un segmento poco explorado para la marca alemana. Quizá siguiendo los pasos de Mercedes-Benz, la bávara se metió de lleno en el segmento de los monovolúmenes con los Serie 2 Active Tourer y Serie 2 Gran Tourer. En aquel momento, muchos entusiastas de la marca se llevaron las manos a la cabeza al ver el preciado logo de la hélice comandando un coche tan poco deportivo como un familiar. Sin embargo, el paso del tiempo y, sobre todo, las 380.000 unidades vendidas en estos años han conseguido convencer a muchos detractores.

Pues bien, ahora, justo a la mitad de su vida comercial, la firma bávara ha decidido que era buen momento para actualizarlos. Como suele ser habitual, este restyling ha afectado principalmente al apartado estético. Por fuera, se observa un morro más afilado, con nuevos paragolpes, una calandra algo más grande y, sobre todo, unas luces que pasan a ser Full LED de serie, mientras que en opción se añade la función adaptativa. Esta tecnología está disponible también en los antiniebla delanteros que aprovechan y cambian igualmente su diseño. En la zaga se modifican los paragolpes mientras que las dos salidas de escape, una a cada lado, incrementan ligeramente su diámetro, mientras que para completar el conjunto aparecen nuevos juegos de llantas de aleación de 16 a 19 pulgadas y los colores de carrocería Sunset Orange y Juraco Beige que se suman a los 11 actuales.

Unas soluciones que, sorprendentemente, han provocado que la cota de longitud aumente ligeramente, en concreto 1,2 centímetros, por lo que los Active Tourer y Gran Tourer pasan a medir 4,35 y 4,57 metros, respectivamente. Del mismo modo, estas variaciones diferirán en función del acabado escogido, ya que a los actuales Luxury s Port se añade uno inédito como es el M Sport, que viene directamente con la rúbrica del departamento M Performance de la marca y en el que se modifican los paragolpes, las llantas y algunas de las molduras internas.

Prima el espacio

Ya que mencionamos el habitáculo, decir que este no ofrece variaciones en lo que a espacio se refiere. Ambos mantienen intacta su distancia entre ejes, con 2,67 metros para el Active Tourer y 2,78 para el Gran Tourer. De esta forma, todos los ocupantes, siete en el caso del Gran Tourer, tienen asegurada una habitabilidad excelente a la que se añade un maletero amplísimo que va de los 468 litros en el primero a los 645 del siete plazas. Capacidades que pueden ampliarse hasta los 1.510 y 1.905 litros, respectivamente, si se abate la segunda fila de asientos.

Si queremos encontrar novedades, deberemos situarnos en el puesto de conducción. Según la marca, se ha reorientado el salpicadero hacia el conductor, al tiempo que la calidad se ha incrementado gracias a la inclusión de mejores materiales y nuevas molduras decorativas. Visualmente, cuenta con soluciones como el cuadro de instrumentos con efecto black-panel o con la nueva pantalla central táctil de 8,8 pulgadas (de serie monta una de 6,5). En ella además del sistema de navegación Navigation Plus con reconocimiento vocal, se podrá hacer uso de los servicios BMW ConnectedDrive compuestos por información del tráfico en tiempo real, sincronización  móvil con Apple CarPlay, punto WiFi…

En lo que a equipamiento se refiere, además de elementos de confort propios de cada acabado, o de nuevas soluciones como el cargador inductivo para smartphones, lo Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer estrenan el paquete de ayudas a la conducción Driving Assistant Plus, donde aparece el control de velocidad de crucero adaptativo (que funciona desde parado y hasta 140 km/h), la alerta por cambio de carril o el asistente de frenada de emergencia en ciudad.

Gana en eficiencia

Mecánicamente, se mantiene la gama de propulsores aunque todos ellos han sido revisados para mejorar su potencia y reducir su impacto medioambiental. Ocho serán las opciones a elegir en el Active Tourer, con cuatro gasolina como son el 216i de 109 CV, el 218i de 140 CV, el 220i de 192 CV y el 225i xDrive, con 231 CV. Junto a ellos estará la terna diésel formada por el 216d de 116 CV, el 218d 150 CV y el 220d de 190 CV, mientras que el listado lo completa la variante híbrida enchufable, conocida como 225xe iPerformance, que además de los 224 CV de potencia conjunta, firma un consumo medio de solo 2,3 l/100 km, gracias a que los primeros 48 kilómetros los puede realizar en modo 100% eléctrico. En lo que respecta al Gran Tourer, la gama se reduce a seis posibilidades ya que no podrá elegirse ni con el motor de gasolina más potente ni con el híbrido.

Lo que sí será común a ambas carrocerías será la nueva transmisión automática de doble embrague, con siete relaciones que aparecerá como opción en los 218i y 220i, ganando, según BMW, en rapidez y eficacia. Compartirá protagonismo con la actual con convertidor de par de ocho, que se oferta en los 225i xDrive y en el 220d, y con la automática de seis, disponible en exclusiva para el híbrido. Todo ello sin olvidar, claro está, la manual de seis relaciones.

De momento, BMW no ha adelantado sus precios, por lo que habrá que esperar hasta el mes de marzo, fecha en la que se prevé el inicio de su comercialización para conocer cuánto costarán estos renovados Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer.

BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer. Familias Premium

BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer. Familias Premium
© AutoScout24.es
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Autoscout24

image beaconimage beaconimage beacon