Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bosch iDisc: Presentado el disco de freno 2.0

Logotipo de Car and Driver Car and Driver 27/11/2017 Car and Driver

¿Sabías que el polvo de freno producido por la fricción tiene partículas contaminantes? de hecho, según la agencia medioambiental del estado alemán de Baden-Württemberg los frenos y los neumáticos son responsables del 32% de las emisiones de partículas relacionadas con la conducción. Es decir, la mayor parte de la contaminación producida por partículas generadas por el tráfico rodado no proviene de los combustibles como pudiera pensarse, sino del desgaste de la carretera, de los neumáticos y de los propios frenos. 

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

En este contexto, aproximadamente la mitad de este 32% de las emisiones las producen los discos de freno durante su funcionamiento y es aquí donde surge el iDisc, desarrollado por la filial de Bosh Buderus Guss y que comparado por un freno convencional genera hasta un 90% menos de polvo durante su utilización. 

El iDisc se comenzará a producir este mismo mes de noviembre. Está basado en un revestimiento de carburo de tungsteno, mientras que en los sistemas actuales se parte de un disco de hierro fundido. Para transformarlos en un iDisc, los anillos de fricción se someten a un proceso mecánico, térmico y galvánico antes de recubrirlos. Esto supone un sobre coste, aproximadamente tres veces más caro que un disco de freno convencional fabricado en hierro fundido, pero es tres veces menos costoso que un disco de freno cerámico, aunque es previsible que a medida que aumente el ritmo de fabricación el precio disminuya.

En 2016 la demanda de discos de freno en todo el mundo fue de 330 millones de unidades. 

A pesar de estos condicionantes, desde Bosch tienen plena confianza en el iDisc dado el debate sobre la contaminación que se está produciendo actualmente. Además, los discos de freno son un componente básico para el automóvil, dado que en 2016 su demanda se situó en más de 330 millones de unidades en todo el mundo. 

Según Bosch el iDisc tiene también otras ventajas además de una reducción drástica en la emisión de polvo de los frenos. Su recubrimiento de carburo garantiza una mayor seguridad de funcionamiento y su rendimiento de frenado es similar al de un freno cerámico, especialmente cuando empieza a desgastarse ya que, después de varias frenadas repetidas, en uno convencional se percibe una reducción de potencia de frenado. Al igual que un disco cerámico, el iDisc es altamente estable en este aspecto y su rendimiento apenas resulta afectado durante la desaceleración. El desgaste también se reduce significativamente, lo que se traduce en una vida útil aproximadamente el doble que la de uno normal. 

El iDisc tampoco tiene problemas de corrosión y según Bosch su recubrimiento de carburo le otorga una imagen más atractiva que no acusa el desgaste y al no generar polvo mantiene las llantas limpias.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Car and Driver

image beaconimage beaconimage beacon