Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Carlos Sainz y el entrenamiento de un piloto de Fórmula 1

Logotipo de Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 09/02/2017 Adrián Mancebo
Entrenamiento de Carlos Sainz para la nueva temporada de F1 © Redacción Entrenamiento de Carlos Sainz para la nueva temporada de F1

Ser piloto de Fórmula 1 es mucho más que subir a un coche y dar vueltas a un circuito con el objetivo de terminar en primera posición. El trabajo de los corredores no se limita, ni mucho menos, a los fines de semana de gran premio. Se trata de un trabajo diario de simulador, de reuniones con los ingenieros y de un duro y exigente entrenamiento que este año se ha intensificado debido al cambio reglamentario de la Fórmula 1. Carlos Sainz nos lo descubre.

Llevamos meses escuchando que los nuevos coches de Fórmula 1 serán los más exigentes para el físico de los pilotos de los últimos años y que serán especialmente duros para aquellos que han debutado en las últimas temporadas, pues no están acostumbrados a estas exigencias. Los monoplazas serán más anchos en 2017, las ruedas serán más anchas y todo esto se traducirá en un mayor paso por curva y mayores fuerzas G que tendrán que soportar los pilotos en el interior del habitáculo. 

Por ello, los integrantes de la parrilla han tenido que intensificar su entrenamiento durante este invierno. Para uno de ellos, Carlos Sainz, ha sido el “invierno más duro de mi vida”. Apenas ha tenido vacaciones desde noviembre más allá de la Navidad, con el objetivo de no interrumpir una preparación que se plantea decisiva en este inicio de temporada. La fatiga, desgaste físico… puede poner cuesta arriba una carrera de F1 y tirar por la borda un buen resultado.

“Los coches serán más físicos y los pilotos vamos a tener que estar a la altura porque la forma de 2016 no nos va a servir. Así que toca hacer un extra”, declara Sainz cuando explica a Red Bull cómo es su preparación física. El español, que ha ganado cuatro kilogramos de peso como parte de este entrenamiento, practica crossfit durante una hora y media o dos (lo que dura una carrera de F1), boxeo y trabajo de cardio a diario. La actividad se completa con sesiones de natación de una hora.

Las áreas es las que se centra el entrenamiento más intenso son los hombros y el cuello. Sainz sigue los planes diseñados por su entrenador físico. “Tenemos dos maneras de trabajarlo: la primera es levantando y aguantando pesas en el gimnasio, que esto último es lo que tenemos que hacer en la Fórmula 1, poner resistencia contra una fuerza G; y la segunda es con un trabajo específico en el karting”, al que acude dos o tres días por semana.

Con el objetivo de entrenar esa resistencia a las fuerzas G que tendrán que soportar los pilotos y su cuello desde que comiencen los entrenamientos dentro de tres semanas en Barcelona, Sainz ha diseñado un casco con lastre para reforzar los músculos del cuello en su entrenamiento en pista.

Este asunto es uno de los atractivos de la próxima temporada de Fórmula 1. Hace un tiempo, Niki Lauda llegó a decir que los actuales F1 los podría conducir un mono, pero en 2017 no podrá repetirlo.

   

Además, te puede interesar:

- Vídeo: así será la F1 de 2017, ¡no te lo pierdas!

- Fernando Alonso estrenará el McLaren MCL32 en Barcelona

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon