Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De tres hipotéticas victorias de Ferrari y 129 puntos a descalabro y solo 22 puntos

Logotipo de Car and Driver Car and Driver 10/10/2017 Car and Driver

Ferrari usó en Japón sus últimos cartuchos para mantenerse vivo en el mundial de Fórmula 1, para mantener la esperanza de poder conquistar el tan ansiado y esquivo campeonato de pilotos. Y la pólvora estaba mojada.

Por segunda carrera consecutiva, Ferrari tuvo que levantar el capó de motor en la parrilla temiéndose lo peor. En esta ocasión, Vettel partió a carrera y durante unos instantes, todo parecía ir bien. El alemán rodaba segundo sin aparentes problemas, al menos, hasta que un adelantamiento de Max Verstappen evidenciaba que no iba del todo bien.

“Sin potencia” espetaba Vettel por radio, para a continuación ser sobrepasado hasta por tres vehículos en plena recta de meta. No había nada que hacer y con temor de hacer daño a un motor recién estrenado, Ferrari optó por el abandono. No se tardaría mucho en detectar el fallo; “Una bujía defectuosa que ha acabado rompiendo la bobina”, aclararon diversos miembros del equipo en diferentes intervenciones televisivas. Marc Gené, para la televisión española se lamentaba de que un componente externo, ajeno a la fabricación de Ferrari y que debería estar más que probado. El catalán incluso se atrevió en cifrar el coste en unos 100€, más que la de un coche de calle, pero no mucho más.

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

Arrivabene no ocultó la frustración que les había supuesto este abandono, que encadena una racha de tres Grandes Premios, la gira asiática, para olvidar, pero también quiso sacar pecho, ratificando que la calidad de los dos componentes rotos en las últimas carreras no tapan la calidad del actual proyecto Ferrari, quizás queriendo desmarcarse de una comparación con Honda o incluso con una Renault que ha tenido multitud de fallos a lo largo de año.

© Copyright © 2017 Hearst Magazines, S.L.

Ferrari encaró la gira asiática con esperanza y sobre todo, con rendimiento, con mucho rendimiento. Con la velocidad y ritmo de los Ferrari, no era descabellado no solo pensar en la victoria en las tres últimas carreras, sino incluso en un doblete. El “yo creo que Vettel la hubiera ganado” se ha repetido en los últimos tres Grandes Premiso en boca de Marc Gené. De haber podido ganar 129 puntos, Ferrari solo ha sumado el cuarto de Vettel en Malasia y el quinto de Vettel en Japón, 22 puntos. 107 puntos menos, donde no solo hubieran recuperado el liderato en pilotos, sino que se hubieran puesto a la par de Mercedes en constructores.

Ahora, el campeonato de constructores está decantado para Mercedes, como también lo está el de pilotos a favor de Hamilton. Vettel, deberá luchar en las cuatro carreras que restan, pero no por el título, sino por mantener el subcampeonato, donde un gris, pero constante Valtteri Bottas se pone a solo 13 puntos. Por cierto, Red Bull, con cinco podios de seis posibles en las tres últimas carreras, se sitúa a solo 92 puntos de Ferrari, que ahora también deberá vigilar el retrovisor.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Car and Driver

image beaconimage beaconimage beacon