Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El motor Honda de Alonso se vuelve a romper en Bahréin

Logotipo de Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 15/04/2017 Adrián Mancebo
Fernando Alonso GP Bahrein F1 2017 © Redacción Fernando Alonso GP Bahrein F1 2017

Carrera cuesta arriba para Fernando Alonso en Bahréin después de una nueva rotura del motor del monoplaza del español en el tercer gran premio de la temporada. Mañana saldrá desde el final de la parrilla tras tener que volver a cambiar de propulsor.

La clasificación para el Gran Premio de Bahréin no estaba siendo nada fácil para Fernando Alonso, que a punto estuvo de caer en la Q1, cuando se bajó del monoplaza en plena Q2 debido a un problema de motor descubierto desde el muro. Minutos más tarde, ya ante la prensa, Alonso desvelaba que el motor se había roto.

Esto provocará que haya que cambiar el propulsor y, por tanto, Alonso tenga que salir mañana desde la última posición de la parrilla, a pesar de haber clasificado en la decimoquinta posición. Sin duda, nueva carrera cuesta arriba para el piloto español de McLaren.

“Ha sido una pena, la vuelta era buena bien, había mejorado ya medio segundo la vuelta de la Q1, pero al salir de la última curva se rompió y después entré despacito en el 'pit lane'", ha señalado el español. "Estábamos muy cerca unos de otros. Las posiciones rondaban entre el doce y el quince, más o menos. Incluso en la Q1 estábamos a 1.2 segundos de la pole position. Yo creo que, con el déficit de potencia que tenemos, en este Gran Premio se ha demostrado que de largo tenemos uno de los mejores chasis del campeonato", ha añadido. 

"Será una carrera difícil. Ya lo era, pero ahora más, cambiando la unidad de potencia para mañana, no habiendo warm up... No teniendo la posibilidad de calibrar el motor, seguramente no haremos la carrera con toda la potencia normal disponible, que ya es poquita. Así que será una carrera complicada", ha indicado.

"Es un motor nuevo ahora y la primera vuelta que das es la vuelta de formación y luego ya está el semáforo verde. Así que esperemos que den con los ajustes, pero siempre es bueno hacer una sesión por lo menos para calibrarlo de la mejor manera posible", ha agregado.

Alonso ya se empieza a acostumbrar a tener que remontar desde muy atrás. Con un motor nuevo, mañana tendrá que hacer todo rápidamente para intentar exprimir el MCL32 y, como suele decir él mismo, sacar lo mejor de cada curva para resistir en las rectas, donde el motor Honda no empuja, ni mucho menos, tanto como el resto.

 

Además, te puede interesar:

- Horarios para el GP Bahréin F1 2017

- Valtteri Bottas sorprende con la pole position

- Polémica por el fondo plano del Ferrari SF70H

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon