Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

F1. GP Azerbaiyán 2017: Ricciardo reina en el caos de Bakú

Logotipo de Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 25/06/2017
Victoria de Daniel Ricciardo en Baku © Redacción Victoria de Daniel Ricciardo en Baku

Daniel Ricciardo reina en el caos de Bakú, en la carrera más alocada de lo que llevamos de temporada. A pesar de los accidentes, sanciones y polémica, el australiano ha controlado una carrera en la que arrancó desde la décima posición. Lance Stroll y Valtteri Bottas acompañaron a Ricciardo en este atípico podio.

Caótica carrera la disputada en el Circuito de Bakú, en Azerbaiyán. Desde que se puso el semáforo en verde se sucedieron diferentes incidentes que cambiaron el rumbo del Gran Premio en diferentes ocasiones. En los primeros metros, Lewis Hamilton conservó su primera posición, pero por detrás Valtteri Bottas no logró mantenerse en el segundo lugar. El finlandés se tocó con Kimi Räikkönen, lo que provocó que ambos sufrieran daños en el monoplaza. De hecho, Bottas debió pasar por boxes para hacer reparaciones, mientras que su compatriota se mantuvo sobre la pista a pesar de los daños.

Pronto empezaron a sucederse los incidentes. Primero, Jolyon Palmer tuvo que abandonar por un problema mecánico. Solo dos vueltas más tarde, en el decimotercer giro, Kvyat se quedó parado en pista por un fallo eléctrico, lo que provocó la salida del coche de seguridad para poder retirar de forma segura el monoplaza. Minutos más tarde, el safety car se retiró, pero debió volver a salir por varios trozos de monoplazas, entre ellos de Räikkönen, que estaban tirados en la pista.

Justo en este momento se produjo el incidente más grave de la carrera. Cuando el coche de seguridad había apagado las luces, Hamilton frenó para calentar los neumáticos. Vettel, que rodaba segundo, colisionó contra él, provocando daños menores en el monoplaza. Víctima del enfado, el alemán se puso en paralelo al británico y le golpeó de forma antideportiva.

Debido al mayor número de trozos sobre la pista y al aviso de pilotos como Fernando Alonso, la FIA decidió sacar la bandera roja y suspender la carrera momentáneamente. Esto permitió que coches dañados como los Force India, que se habían tocado en pista, o los Ferrari de Vettel y Räikkönen pudieran ser reparados.

Una vez se reanudó la carrera vimos nuevos incidentes. Abandonaron Hülkenberg por un toque con el muro y Massa por un problema de motor, y a Hamilton se le complicó la carrera al soltarse el reposacabezas del monoplaza. El británico debió parar en boxes para repararlo, lo que le llevó al octavo puesto. En estos instantes sancionaron a Vettel con diez segundos de stop and go, lo que le hizo caer al séptimo puesto justo por delante de Hamilton.

Esta situación dejó a Daniel Ricciardo en primera posición, seguido de Lance Stroll y de Esteban Ocon. Los españoles se mantuvieron entre los diez primeros puestos, con Alonso octavo y Sainz noveno. Ambos, a pesar de no contar con monoplazas, estuvieron rodando entre los puntos desde el inicio de la carrera.

El final de la darrera fue realmente emocionante. Con Bottas peleando por el segundo puesto del podio con Lance Stroll y Hamilton y Vettel luchando entre sí por el cuarto lugar. El finlandés de Mercedes logró superar a Stroll, para acabar en segundo lugar por delante del canadiense. Vettel cruzó la línea de meta cuarto y Hamilton hizo lo propio quinto, seguido de Esteban Ocon, Kevin Magnussen y los dos españoles, Carlos Sainz y Fernando Alonso. Pascal Wehrlein completó los diez primeros puestos.

La próxima carrera del Mundial se disputará dentro de dos semanas en Austria.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon