Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hamilton no sabe perder en Malasia: “no quieren que gane”

Logotipo de Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 02/10/2016 Adrián Mancebo
Hamilton rompe motor en Malasia © Redacción Hamilton rompe motor en Malasia

Por primera vez un motor Mercedes V6 híbrido ha roto con Lewis Hamilton al volante. Lo ha hecho en un momento crucial del campeonato, cuando el británico se disponía a recortar los ocho puntos que le separan de Nico Rosberg en la pelea por el título de 2016.  Hamilton no ha sabido perder en Malasia y ha acusado a su equipo de que “no quieren que gane”.

El británico lideraba con mano de hierro hasta la vuelta cincuenta. Había hecho una salida perfecta, se había protegido perfectamente de los Red Bull y, salvo sorpresa, iba a ganar por primera vez desde el GP de Alemania. También iba a empatar a puntos con Nico Rosberg en lo más alto de la clasificación por pilotos, pero en la F1 nada es definitivo hasta el final.

El motor del Mercedes W07 ha dicho basta a falta de solo 16 vueltas para el final. Al grito de “¡No, no!”, Hamilton paraba su monoplaza en una escapatoria y se bajaba del mismo, lamentándose una y otra vez. Con cara de pocos amigos, ante la prensa, ha arremetido contra su equipo, Mercedes, ya que no considera normal que su motor falle tanto y el del resto de pilotos y equipos que lo llevan, sea fiable.

“Es muy raro todo, es muy difícil encontrar algo positivo mas allá del trabajo que han hecho desde el equipo”, ha declarado el piloto británico, tricampeón del mundo. “Mis preguntas son para Mercedes. Hay muchos motores y solo los míos fallan. Es inaceptable, alguien tiene que dar respuestas. Solo fallan los míos. Todo iba bien y de repente en la recta ha fallado”, agrega, dejando entrever que hay una especie de sabotaje en su monoplaza.

Cuando el británico hablaba de que debe reponerse y pensar en el próximo fin de semana, en Japón, ha vuelto a arremeter contra su equipo: “algo o alguien no quiere que yo gane”.

Niki Lauda, jefe no ejecutivo de Mercedes, ha dicho en el paddock que no cree que la intención de Lewis sea ir contra el equipo. El austriaco asegura que hablará con su pupilo en el viaje rumbo a Japón, que harán juntos. Allí, a Suzuka, llegará Rosberg como líder del campeonato, con 23 puntos de ventaja sobre su compañero y principal rival.

No te pierdas las claves del GP Malasia 2016

   

Además, te puede interesar:

- GP Malasia 2016: Ricciardo se gana y se desata la locura 

- Jaime Alguersuari arremete contra la F1: "es un negocio insostenible"

   

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon