Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hungría, clave para las aspiraciones de título de Ferrari

Logotipo de Car and Driver Car and Driver 27/07/2017 Car and Driver
© Copyright © 2017 Hearst Magazines, S.L.

La temporadacomenzó de forma idílica para la Scuderia Ferrari. Ante el reto de acabar con el dominio de Mercedes, la estructura italiana cosechó tres victorias en seis carreras donde, además, su primer piloto, Sebastian Vettel, tenía la segunda posición como peor resultado.

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

Ferrari había vuelto y tenía armas para luchar por el campeonato, cerrando en Mónaco, sexta cita del campeonato, su mejor resultado de la temporada con la victoria de Sebastian Vettel y el segundo puesto de Kimi Raikkonen. Sin embargo, cuando la balanza parecía decantarse enteramente para Ferrari, los de Maranello se han desvanecido. En las siguientes cuatro carreras, Sebastian Vettel tiene un único podio como mejor resultado, quedando fuera del mismo en las otras tres.

Varias son las teorías que explican este cambio en los resultados. Desde una mejora en Mercedes, que comenzó la temporada teniendo que rediseñar su sistema de suspensión que tanta polémica generó a finales de la temporada pasada o incluso haberles cogido el punto a los nuevos neumáticos Pirelli, algo en lo que Ferrari parecía alumno aventajado. También se habla de la quema del aceite, cuyas limitaciones impuestas por la FIA (ahora revisadas), que se pensaba que era el gran secreto de Mercedes, podría haber ralentizado más a Ferrari que al constructor alemán.

O simplemente, mientras Mercedes e incluso Red Bull han ido mejorando visiblemente su rendimiento, en Ferrari no han dado con la llave de las mejoras, algo que no puede extrañar a nadie pues precisamente la evolución una vez comenzada la temporada nunca ha sido el punto fuerte de los de Maranello en la última década, en clara contraposición con equipos como Red Bull.

Con Hungría, pese a ser justo antes del parón veraniego, comienza la segunda parte de la temporada. Sobrepasada el ecuador, Sebastian Vettel mantiene el liderato con un solo punto de ventaja sobre Lewis Hamilton, siendo la esperanza de Ferrari, pues en constructores ya son 55 puntos de diferencia entre ambos y nadie apuesta con un Kimi Raikkonen ganándole el duelo a Valtteri Bottas.

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

El hecho de que Hungaroring sea un trazado al que a menudo se asemeja con Mónaco por sus muchas curvas, baja velocidad media y escasa velocidad punta, hace que el escenario se convierta en clave para Ferrari, pues fue en el Principado precisamente donde consiguió el mejor resultado de la temporada.

Lo que ocurra el próximo domingo será clave, que no definitivo, para las aspiraciones de título de uno y otro, pues un nuevo zarpazo de Mercedes minaría la moral de los italianos, mientras que la cuarta victoria de Ferrari en la temporada les haría afrontar la segunda parte del campeonato, visita a Monza incluida, con la esperanza de lograr el título, con la moral de los integrantes del equipo más alta que nunca.  Por este motivo, Hungría esconde mucho más que una carrera más de las 20 del calendario de Fórmula 1.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Car and Driver

image beaconimage beaconimage beacon