Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las 10 claves por las que Alonso salva la vida en Australia

Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 23/03/2016 Rodrigo Fersainz
Alonso accidente prensa © Redacción Alonso accidente prensa

Días después del tremendo accidente en Melbourne, analizamos las 10 claves por las que Alonso salva la vida en el GP de Australia 2016. 

No te pierdas todas las fotos del accidente aquí.

Como puedes ver en esta galería, el piloto español tuvo, pese a todo, la gran fortuna de salir ileso de la colisión con Esteban Gutiérrez. Fernando pretendía adelantarlo y entre la falta de espacio en aquella parte del circuito y que Gutiérrez lleva a a cabo un involuntario pero determinante cambio de trayectoria, las consecuencias de la maniobra han dado la vuelta al mundo: toque de ruedas, golpe contra el muro, dos vuelcos... y el McLaren número 14 destrozado

Como ves en las fotos, Fernando Alonso se benefició de elementos de seguridad que llevan mucho tiempo formando parte de la F1 y que en este tipo de accidentes son clave para la seguridad de los pilotos. Por una parte, el diseño de los monoplazas es cada vez más robusto y su comportamiento a velocidades altas es más estable incluso cuando hay elementos que los pesturban.

Alonso, "el hombre con más suerte que está vivo", lee lo recogido por la prensa británica sobre su accidente. La foto la colgó el piloto en su cuenta oficial de Instagram.  

 

Asimismo, se da la circunstancia de que en el primer toque, las ruedas ya no salen despedidas a causa de los cordones metálicos de seguridad que las mantienen fijas en el habitáculo.

Con todo la violencia del primer impacto contra el muro es muy fuerte. Sin embargo, se produce de forma lateral (no, frontal) y el la resistencia en esa zona del McLaren también pasa la prueba.

A continuación, vemos que el bólido sale sin golpear con nada por la primera escapatoria y no inicia el primer vuelco hasta que la zona de tierra no retiene por primera vez al coche. En este punto, la vuelta de campana se da en el aire, algo que también favorece el feliz desenlace.

La escapatoria es muy larga, así que, la deceleración hasta los 0 km/h no llega a ser lo suficientemente brusca como para que el piloto sufra lesiones fruto de esto.

Finalmente, el coche queda inmovilizado junto al muro (el arco de seguridad, los cinturones y el Hans han funcionado correctamente) y Alonso tiene la suerte, además, de que el último impacto se produce justo al final del muro protegido con neumáticos.    

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon