Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los 5 motivos por los que Honda es el malo de la película

Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 22/08/2016 Rodrigo Fersainz
McLaren-Honda-hospitality © Redacción McLaren-Honda-hospitality

Su regreso a la Fórmula 1 fue celerbado a bombo y platillo por todos, especialmente, por un Fernando Alonso harto de estar lejos de los Mercedes de Hamilton y Rosberg y muy decepcionado con el poco potencial de Ferrari. Sin embargo, es difícil saber si el asturiano conocía el problema interno de gestión que tenía su nueva-vieja escudería, así como el escaso rendimiento que su monoplaza iba a demostrar en pista, muy por debajo de lo que esperaban los analistas más agoreros. Pero, es justo que todo el mundo cargue contra el fabricane de la hache en este caso? ¿Hasta dónde llega su responsabilidad? Estos son los 5 motivos por los que Honda es el malo de la película en la F1 actual.

Alonso y Button, cuerpo a cuerpo, en el GP de Hungría 2016. Foto: Sutton Motorsport. 

Y por si fuera poco, aunque los resultados parciales sigan siendo mejores que los de Button en muchas ocasiones y llegara a McLaren en 2015 como teórico 'primer piloto', esa condición tácita ya no está tan clara respecto a su compañero -si es que alguna vez lo estuvo-. Y la última prueba de ello es que, ante semejante necesidad de resultados, a McLaren no le tiemble el pulso para tomar decisiones de equipo que perjudiquen a Fernando, como sucedió, sin ir más lejos, en el último GP de Alemania de 2016. 

Con ello, parece un poco aventurado añadir más motivos por los que Honda es el malo de la película, debido a estos dos años tan nefastos para McLaren. Eso sí, si los japoneses no hacen los deberes en cuanto a prestaciones y fiabilidad en sus bloques, sus pilotos tendrán las manos bastante atadas, incluso si el McLaren se revelara de pronto como un monoplaza puntero en aerodinámica, chasis y suspensiones, elementos en los que ha mejorado mucho... pero sin el suficiente éxito que debe acompañar de una vez a una escudería que, tras 50 años de historia y títulos, no puede excusarse más en los fallos de sus socios asiáticos. Ni permitirse sejante sangría de puntos y patrocinadores. 

La buena noticia es que parece que la paz interna -y la línea de trabajo de cara al exterior- progresan en la buena dirección. Al menos, eso es lo que aseguraba esta semana el director deportivo de McLaren, Eric Boullier, en declaraciones oficiales. "El nuevo enfoque de Honda con Hasegawa es muy diferente al que existía en 2015 con Yasuhisa Arai. Tengo una muy buena relación con él. Nos reunimos con mucha regularidad, cara a cara no solamente en la pista donde todo el mundo está ocupado y tiene sus propias funciones. Él es abierto, transparente, agresivo e inteligente. Estamos empezando a ser cooperativos, algo que se puede ver ya en algunos proyectos en los que McLaren forma parte de ellos. Está funcionando y esa es la clave", aseguraba en la web oficial de la F1. 

Además, te puede interesar: 

Alonso, sin vacaciones para dar un empujón a McLaren. 

Alonso: de McLaren a McLaren. Siete años en el infierno.

 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon