Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los coches de Adolf Hitler: un genocida sin carné de conducir

Logotipo de autobild.es por Susana Viñuela de autobild.es | Diapositiva 1 de 10: Mercedes 770K

Mercedes 770K

Ya como líder del III Reich, Hitler podía permitirse tener un garaje impresionante. De entre sus muchos coches, destaca el Mercedes 770K, un coche de 5,6 metros de largo, cerca de tres toneladas de peso, 7.655 cc y 155 caballos, que comenzó a fabricarse en Alemania en 1931 (se construyó un total de 117 unidades, de las cuales la mayoría fueron a parar a las manos los altos representantes nazi). La nueva generación del 770K (que se lanzó en 1938) era capaz de generar una potencia de hasta 230 CV, y se convirtió en el vehículo más caro del país. Hitler usaba su Mercedes 770K (también conocido como Mercedes Grosser) en los actos oficiales más relevantes. El Führer mandó instalar una peana de 13 cm en su interior, para poder subirse a él y parecer más alto en los desfiles.

© Redacción

Más de Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon