Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mateschitz vuelve a poner en duda el futuro de Red Bull

Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 13/03/2016 Adrián Mancebo
Dietrich Mateschitz, dueño de Red Bull © Redacción Dietrich Mateschitz, dueño de Red Bull

Después de cuatro años en los que lo ganaron todo, el cambio de reglamento sentó muy mal a Red Bull. La fiabilidad y potencia del motor Renault en 2014 y 2015 nunca fue lo que pedían - y exigían - en el equipo de las bebidas energéticas, cuyo objetivo era volver a luchar por el título con Mercedes. La de 2016 debe ser una temporada de transición para Red Bull, a la espera de que cambie el reglamento, pero Mateschitz quiere volver a estar en la lucha... y si no lo consiguen, el futuro de Red Bull en F1 podría verse en entredicho.

El dueño de la marca Red Bull y del equipo que dominó el Mundial de Fórmula 1 entre 2010 y 2014, Dietrich Mateschitz, ha advertido que no quiere permanecer durante años en la Fórmula 1 luchando tan solo por el quinto puesto de cada carrera. De esta forma, vuelve a intentar presionar a la FIA para que los rendimientos se igualen entre los equipos y haya una mayor lucha por cada victoria cada fin de semana.

"La gente nueva que hay en Renault Sport ha mostrado un enorme grado de profesionalidad, pasión y eso será exitoso. La Fórmula 1 no es el Tour de Francia. Si no tenemos un motor competitivo, no nos quedará otra que replantearnos el futuro. No queremos luchar por el quinto puesto los próximos cinco años", ha confesado Mateschitz a Speedweek, una publicación que precisamente pertenece a su imperio.

El austriaco ha elogiado el trabajo de Adrian Newey, el director técnico de la escudería. Mateschitz incluso llega a decir en la entrevista que el RB12 "es uno de los mejores coches que hemos desvelado". De acuerdo con sus predicciones, Red Bull debería estar por detrás de Ferrari y Mercedes, pero por delante del resto de los equipos que no fabrican su propio motor.

Una de las grandes dudas de Red Bull es si comenzarán la temporada por delante o por detrás de su hermano menor, Toro Rosso, pues éstos últimos llevarán un motor Ferrari de 2015 que acabó la temporada pasada muy cerca del propulsor de Mercedes.

 

Además, te puede interesar:

- 5 razones por las que Red Bull no debería dejar la Fórmula 1

- Helmut Marko manda un aviso a los pilotos de Red Bull

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon