Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mick Schumacher, como Michael en el GP Austria 2002

Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 08/08/2016 Adrián Mancebo
Mick Schumacher, en Nürburgring © Redacción Mick Schumacher, en Nürburgring

El joven Mick Schumacher, hijo de Michael Schumacher, nunca podrá evitar ser comparado con su padre. Su cara, gestos e  incluso aficiones y habilidades recuerdan a las del siete veces campeón del mundo. Las comparaciones son odiosas, y más cuando se producen por situaciones como la que vivió el alemán ayer en Nürburgring, en una de las carreras de la F4 alemana.

El Gran Premio de Austria de 2002 será una de las carreras de Fórmula 1 más recordadas por ser aquella en la que las órdenes de equipo salieron a relucir en beneficio de Michael Schumacher. Aunque por aquel entonces no estaban prohibidas, la acción no estuvo bien vista y posteriormente la FIA las prohibió. En aras de dar más puntos a Schumacher Ferrari ordenó a Rubens Barrichello - que lideraba la carrera - que dejase pasar a su compañero de equipo, cosa que hizo a escasos metros de cruzar la línea de meta. Michael ganó, pero el escándalo fue monumental debido a las órdenes que había dado Ferrari desde el muro. El alemán incluso mandó a Rubens a subir a lo más alto del podio.

Algo parecido sucedió ayer durante la tercera carrera del fin de semana en Nürburgring de la Fórmula 4 alemana. Mick Schumacher se mantiene en la pelea por el título de la categoría de monoplazas, clasificado en la segunda posición, tras el australiano Joey Mawson. El fin de semana había empezado bien para Schumacher, pues consiguió la 'pole position' y ganó la primera carrera, pero en la segunda no puntuó debido a un 'drive through' que le impuso la organización por un incidente con otro rival, lo que le obligaba a coger el mayor número de puntos posibles en la tercera, para así seguir en la lucha por el campeonato.

En la última carrera del fin de semana, Schumacher consiguió remontar desde el décimo puesto hasta el tercero, en el que rodaba tras su compañero de equipo en Prema, Juri Vips. Así las cosas, la escudería italiana ordenó a Vips que se dejase pasar por Schumacher en la última vuelta, para provocar que el joven alemán sumase unos puntos más. La victoria fue para Thomas Preining y Mick consiguió recortar algunos puntos a su rival por el campeonato, lo que le deja a 46 puntos a falta de dos citas y seis carreras. A pesar de que esto podríamos verlo en la F1 para beneficiar a un piloto que pelee por el título, no es común que suceda en categorías inferiores.

La maniobra fue prácticamente calcada a la de Schumacher-Barrichello en Austria 2002 y los pitos en el podio también se hicieron oir. Aquel año Schumacher se hizo con el título de F1, aunque su dominio sobre el resto de coches y pilotos con el Ferrari F2002 era mucho mayor que el de Mick con su Fórmula 4 .

Puedes ver lo que ocurrió a partir del minuto 03:55

 

Además, te puede interesar:

- Rubens Barrichello volverá a correr en karting

- Lauda fue a Ibiza a hablar con Lauda tras el GP Alemania 2016

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon