Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nico Rosberg, el piloto que dejó de estar en la sombra

Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 27/11/2016 Adrián Mancebo
Rosberg se proclama campeón en Abu Dhabi © Redacción Rosberg se proclama campeón en Abu Dhabi

Después de 55 vueltas de carrera, la bandera a cuadros se ha ondeado en la recta de meta del circuito Yas Marina de Abu Dhabi. A solo unas décimas de Lewis Hamilton, Nico Rosberg ha visto la bandera a cuadros en una segunda posición con la que ha certificado su primer campeonato mundial de Fórmula 1….Desde hoy, Rosberg es el piloto que dejó de estar a la sombra.

La agresividad de Hamilton, esa forma de manejar situaciones al límite, sus adelantamientos y su famoso “martillo” con el que es capaz de marcar vuelta rápida tras vuelta rápida…  Todo un piloto de Fórmula 1 de la vieja escuela. Estas formas de Lewis ya las conocíamos desde el año 2007 y desde entonces, simplemente ha aprendido a centrarse de mejor forma, lo que le ha ayudado a ser un piloto menos errático. Muy diferente es el estilo de Nico Rosberg: calculador, muy rápido… aunque no tanto como Hamilton y capaz de controlar una carrera de principio a fin sin cometer errores. Aunque esto último, probablemente, es lo que haya aprendido esta temporada, en la que ha sabido no perder los nervios y centrarse en batir a Hamilton.

Nico Rosberg llegó a la Fórmula 1 en el año 2006, con el título de la GP2 bajo el brazo. Fue el primer campeón de la categoría de plata. Allí batió a Heikki Kovalainen por 15 puntos. Se aseguró el título en Bahréin, a donde llegaría solo unos meses después ya como piloto de F1, a los mandos de un Williams. Nico puntuó en su primera carrera, en la que acabó en séptima posición. Volvería a puntuar meses más tarde, en el GP de Europa celebrado en Nürburgring.

Los años en Williams, desde 2006 hasta 2009, permitieron a Rosberg que ganase en experiencia y regularidad, logró su primer podio (GP Australia 2008) y en 2009, su última temporada en Grove, logró puntuar en 11 de 17 carreras, consiguiendo incluso dos cuartos puestos. Estos resultados permitieron que Nico se estableciera como una promesa de futuro y que Mercedes le reclutase para la temporada de 2010. Desde ese entonces, quedaba claro que Nico estaría en la lucha por el campeonato algún día.

Su comienzo en Mercedes no fue nada fácil, pues coincidió con la vuelta de Michael Schumacher a la Fórmula 1. A pesar de que sus resultados fueran mejores que los del siete veces campeón del mundo, en cierta forma estuvo a la sombra del Káiser. Le ganó en la clasificación mundial de 2010, 2011 y 2012, año especial, pues Rosberg logró en el GP de China su primera victoria en la Fórmula 1 y Schumacher su último podio, en el GP de Europa en Valencia. Meses más tarde, Michael se retiraría y, aunque Rosberg debía tomar las riendas del equipo, se encontró con su gran enemigo desde categorías inferiores: Lewis Hamilton.

Coincidieron en el karting, Fórmula 3… y en el equipo Mercedes. El primer año Hamilton dio un golpe sobre la mesa de la escudería alemana y endosó 28 puntos a su compañero de equipo, cimentados sobre todo en la regularidad, pues fue Nico quien logró dos victorias, por una de Lewis. En 2014 Mercedes cumplió con el guión establecido e hizo un gran trabajo durante el invierno para crear el mejor coche, el mejor motor y dar las mejores herramientas posibles a sus pilotos. Los dos integrantes de la escudería alemana llegaron a la última carrera con posibilidades de ser campeones, en parte por la regla de doble puntuación (que afortunadamente no se volvió a utilizar). Lewis cumplió y se alzó con el título en una carrera en la que Nico tuvo problemas mecánicos. En 2015 el dominio de Hamilton fue incluso mayor hasta llegar a sacar más de 50 puntos a su compañero. De hecho, ganó el campeonato en Austin, Estados Unidos, a falta de tres carreras para el final del año.

Con tres victorias consecutivas al final de la temporada, Rosberg mostraba que este año iba a darlo todo para tratar de lograr su primer título mundial. Nico se alzó con las cuatro primeras victorias de este año y ha sabido aprovechar de la mejor forma sus oportunidades, que sobre todo ha sido ganar a Lewis en situaciones críticas como en el GP de Malasia, donde el británico abandonó por un problema de motor y en Bakú, donde Hamilton salió décimo y acabó quinto. En ambos casos, Nico ganó.

Una intensa temporada acaba después de 21 grandes premios y con solo cinco puntos de diferencia entre el primer y segundo clasificado. Rosberg gana el campeonato tras aprovechar todas sus oportunidades, nueve victorias y plantar cara a su mayor enemigo, Lewis Hamilton, a quien ha batido de una forma constante y con calma. Uno de esos pilotos de los que se dice que es un "segundón", hoy pierde el dudoso honor. La Fórmula 1 tiene un nuevo rey: se llama Nico Rosberg, conduce un Mercedes y ya tiene lugar en el Olimpo de la F1, donde solo tienen cabida 33 nombres.

 

Además, te puede interesar:

- Alonso, mejor de lo esperado en Abu Dhabi

- Movimiento en McLaren: Zak Brown, estrella en Abu Dhabi

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon