Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

No ganar títulos en una década, una tragedia para Ferrari

Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 14/02/2016 Adrián Mancebo
Maurizio Arrivabene y Sergio Marchionne © Redacción Maurizio Arrivabene y Sergio Marchionne

No ganar títulos durante una década es una tragedia para Ferrari, según ha declarado el presidente de la Scuderia, Sergio Marchionne. El italiano espera devolver al equipo a la gloria, después de varios años sin tener un coche lo suficientemente competitivo como para estar en la pelea por el título con suficientes opciones como para vencerlo hasta las últimas carreras. 

Lo que sucede en la pista y los triunfos repercute, naturalmente, en la imagen de Ferrari y en sus ventas en los concesionarios de todo el mundo. Por ello, Marchionne cree que es necesario volver a liderar la Fórmula 1 y cree que será una tragedia si se cumple una década sin grandes triunfos. 

El último gran logro de la Scuderia tuvo lugar en 2007, cuando consiguieron los títulos de pilotos y constructores. En 2008 repitieron el segundo, pero el de pilotos se lo llevó Hamilton, gracias a aquel mítico adelantamiento a Timo Glock en Brasil. En 2017, se cumplirá una década del último campeonato de pilotos para Ferrari tras quedarse a las puertas de los títulos de 2010 y 2012 con Fernando Alonso.

"Recientemente hablaba con uno de nuestros concesionarios de coches y estuvimos de acuerdo en que los resultados de 2015 ayudaron a devolver credibilidad a la marca”, ha señalado Marchionne en una entrevista a La Gazzetta dello Sport. “Si de alguna manera llegáramos a los diez años sin ganar un título sería una tragedia", añade.

El dirigente italiano ha explicado en la misma entrevista que su momento más difícil en Ferrari tuvo lugar en “el primer mes”, porque “cuando fui a ver dónde estábamos me di cuenta de que no éramos competitivos”. Marchionne ha señalado que “la llegada de Maurizio Arrivabene ha ayudado mucho” a la mejoría de las cosas y a volver a la victoria. “Es muy bueno para crear una gran atmósfera, sabe cómo hacer que todos trabajen juntos", señala en referencia al jefe de equipo de Ferrari

De cara a 2016, la segunda temporada de la era Marchionne-Arrivabene-Vettel, ya ha comenzado la cuenta atrás y la esta próxima semana debemos conocer cómo luce el nuevo monoplaza de la casa italiana. 

     

Además, te puede interesar:

- Stoffel Vandoorne competirá en la Super Fórmula en 2016

- Pascal Wehrlein da el salto a la F1 con Manor

  

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon