Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Porsche 718 Boxster 2016 por km77.com

Km77 Km77 28/01/2016 km77.com

El Porsche 718 Boxster —un descapotable biplaza con techo de lona y tracción trasera— es el sustituto del Porsche Boxster 2012. Aunque su aspecto no varía mucho, tiene cambios mecánicos importantes, en especial en el motor, que continúa siendo de tipo bóxer, pero ahora tiene cuatro cilindros y está turboalimentado, cuando antes tenía seis cilindros y era atmosférico. Está a la venta por 60 371 euros (todos los precios de la gama Porsche 718 Boxster).

Por el momento hay dos versiones: 718 Boxster y 718 Boxster S. Ambas usan el citado motor bóxer de cuatro cilindros con un turbocompresor, pero el del 718 Boxster tiene una cilindrada de 2,0 litros y da 300 CV, mientras que el del 718 Spyder S es de 2,5 litros y produce 350 CV. Además de por la cilindrada y la potencia, el motor de la versión S se distingue porque la turbina del turbocompresor es de geometría variable, mientras que la de la versión normal es fija. La caja de cambios puede ser manual de seis velocidades o automática de doble embrague y siete relaciones (PDK). 

Con respecto a las versiones equivalentes del Boxster 2012 —con motor bóxer atmosférico de seis cilindros y 2,7 litros de cilindrada—, el nuevo modelo es más potente, rápido y eficiente (y 5 kilogramos más pesado). Por ejemplo, el 718 Spyder es 35 CV más potente, tarda 0,7 segundos menos en acelerar de 0 a 100 km/h y su consumo medio homologado es 1,0 l/100 km inferior (ficha comparativa). En el caso del 718 Boxster S la ganancia de potencia es la misma y la mejora de prestaciones y consumo similar (ficha comparativa).

Porsche 718 Boxster 2016. Imágenes exteriores © Proporcionado por Km77 Porsche 718 Boxster 2016. Imágenes exteriores

Con el cambio PDK el 718 Spyder acelera más rápidamente y consume menos gasolina que con el manual. Así, con el cambio PDK la versión de 300 CV puede pasar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y su consumo medio es 6,9 l/100 km. Son exactamente las mismas cifras que Audi anuncia para el TT Roadster 2.0 TFSI de 310 CV (ficha comparativa). El 718 Boxster S con cambio PDK acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos, dos décimas de segundo menos de lo que necesita un Porsche 911 Carrera Cabriolet de 370 CV (ficha comparativa).

El cambio de marchas PDK tiene un sistema denominado «virtual intermediate gears» (marchas intermedias virtuales), cuya finalidad es, según Porsche, mejorar el confort y la eficiencia. Este sistema actúa en las ocasiones en que viajando a velocidad constante no hay una relación del cambio que haga girar el motor en el régimen de revoluciones óptimo, porque la marcha engranada lo revoluciona en exceso y la siguiente lo deja muy bajo de vueltas. Para encontrar esa marcha intermedia inexistente, el cambio PDK acopla parcialmente los embragues (haciéndolos resbalar) de los ejes de las dos marchas contiguas entre las que estaría la ideal. Esta función, que también la tiene el Porsche 911 Turbo, se desactiva automáticamente en cuanto el conductor solicita aceleración.

Porsche dice haber reconfigurado por completo la puesta a punto del chasis para mejorar la eficacia en curva. No da detalles de cómo de profundas son estos cambios, pero afirma que la dirección —con asistencia eléctrica, como en el Boxster 2012— es ahora un 10% más directa y que el sistema de frenos es más potente. 

Porsche 718 Boxster 2016. Imágenes interiores © Proporcionado por Km77 Porsche 718 Boxster 2016. Imágenes interiores

Hay tres tipos de suspensión disponibles. La de serie y otras dos opcionales (ambas con el nombre PASM). La primera de las opcionales deja la carrocería 10 mm más cerca del suelo y tiene amortiguadores de dureza variable. Porsche dice que la diferencia de dureza entre el ajuste más blando y el más duro es mayor que en el modelo precedente. La segunda, es exclusiva para el 718 Boxster S y deja la carrocería 20 mm más cerca del suelo que la de serie. Las llantas pueden ser de hasta 20 pulgadas de diámetro.

El interior también tiene cambios. Entre otras cosas, tiene el nuevo sistema multimedia que estrenó el 911 y cuyo funcionamiento nos satisfizo cuando lo probamos. El volante también es similar al que tiene el 911 y tiene un botón denominado «Sport Response» con el que se pueden cambiar los programas de conducción. Este mando está disponible si se monta el cambio de marchas automático.

Los faros, pilotos y parachoques son diferentes. No cambian, sin embargo, el parabrisas, la capota de tela y su mecanismo (eléctrico), ni el volumen de los maleteros (tiene dos, uno delante y otro detrás, de 130 y 150 litros respectivamente).

La denominación 718 fue utilizada por Porsche en un modelo de competición participó en diversas carreras a partir del año 1957. Este modelo también tenía un motor bóxer de cuatro cilindros, aunque sin sobrealimentación.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon