Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Probamos el Mercedes Clase X: Alma de líder

Logotipo de Car and Driver Car and Driver 08/11/2017 Car and Driver

Pocas veces se ha visto una expectación como la mostrada ante el desembarco de una firma como Mercedes en este tipo de segmento. Después de catalogar durante mucho tiempo a este sector como algo que no interesaba en absoluto, ahora las cosas han cambiado y tras años estudiando el mercado, el nuevo Clase X ha llegado.

Mercedes, cuyo padre corporativo Daimler tiene un largo historial como fabricante de vehículos comerciales, no ha intentado reinventar la rueda con el primer pickup de su historia, en su lugar ha recurrido a su colega Nissan y a la pickup que todos conocemos, la Navara. Este modelo se ha ganado una gran reputación tanto por su resistencia como por su fiabilidad, lo que ha propiciado que Daimler se fije en él. El objetivo era claro: ser un coche resistente para el trabajo y ofrecer una buena comodidad en viajes largos.

El Clase X comparte tanto el chasis como otros elementos no visibles con el Nissan, pero intentar buscar similitudes a primera vista resultará frustrante. Este vehículo, muy diferente con respecto al Navara, no llegará a los Estados Unidos, el mercado más competitivo del mundo en este sector.

Más ancho y más alto

Si parece más sustancial que el Nissan, es debido a que Daimler ha ensanchado sus medidas en 7 centímetros. Los dos modelos se construyen en la misma línea pero ninguna pieza metálica del exterior ni los cristales son intercambiables. La geometría de la puerta es la misma pero los paneles son específicos de cada marca.

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

Su apariencia es buena, con una parte delantera dominada por la gran estrella de tres puntas y un diseño similar a los modelos alemanes. La trasera con sus delgadas ópticas verticales nos recuerda a un concept car, especialmente cuando equipa las luces LED disponibles en acabados superiores.

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

Su carrocería ensanchada ofrece un mayor espacio interior con respecto al Nissan Navara.

© Copyright © 2017 Hearst Magazines, S.L.

Mercedes ha engrandado la parte inferior de los asientos traseros para ofrecer una mayor comodidad aunque las personas altas pierdan algo de espacio para la cabeza. Hay una mayor insonorización que el Nissan, además los alemanes han añadido elementos estructurales al chasis para reducir el ruido, vibraciones y asperezas.

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

El interior está dominado por un salpicadero cóncavo; los instrumentos, la pantalla central, los mandos del climatizador, y el sistema de infoentretenimiento (Comand) opcional proceden directamente de Mercedes. En el acabado estándar (Pure) el aspecto es bastante frugal con un montón de plástico duro aunque incorpora muchos sistemas electrónicos, incluyendo los últimos en materia de seguridad. El nivel medio añade una mayor calidad al interior y alguna que otra mejora en el exterior como los paragolpes pintados en el color de la carrocería. Pero es el acabado superior el que realmente le otorga al Clase X el aspecto de un vehículo superior, con un cuero artificial extendido por el salpicadero y los paneles de las puertas. El aluminio y la madera se ofrecen de manera opcional.

Sin embargo, el Clase X pierde sus aspiraciones Premium cuando algunos elementos de Nissan entran en acción. Estos incluyen las luces interiores del habitáculo, los interruptores de los asientos calefactables y la palanca del cambio automático. Además, este coche necesita unos compartimentos más grandes, tan sólo los que encontramos en los laterales de las puertas son lo suficientemente grandes, mientras que el resto se puede decir que son diminutos.

Protagonismo para el diésel 

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L. © Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

El modelo que nos acompaña es el X 250d 4Matic, el cual alcanza los 190 caballos de potencia y 450 Nm de par motor derivados de un propulsor turbodiésel de 2.3 litros fabricado por Nissan. Por debajo encontramos el X 220d con el mismo bloque de cuatro cilindros pero con un único turbocompresor y con una potencia de 163 caballos y 400 Nm. Ambos vienen con una caja de cambios manual de seis relaciones, con el primero de ellos pudiendo optar a una automática de siete fabricada por Nissan. Con esta última y con el sistema opcional de tracción a las cuatro ruedas, el X 250d alcanza los 100 km/h en 11,8 segundos y su velocidad máxima es de 175 km/h.

El motor de dos turbos normalmente necesita un tiempo para reaccionar ante la acción del conductor, además su sonido es algo extraño cuando pisamos a fondo. La respuesta del cambio automático no es muy rápida que se diga, asique será mejor que reduzcas tus aspiraciones y simplemente vayas siguiendo al resto de vehículos. Lo que si podrás hacer es disfrutar de su confort en marcha y de la excelente insonorización de la cabina.

Existe una versión manual del X 250d cuya transmisión de seis velocidades ha sido diseñada por Nissan, pero Daimler ha desarrollado un nuevo acoplamiento exclusivo para este modelo. El resultado se nota bastante: no hay ningún tipo de vibración en el cambio, y de no ser por los largos recorridos, esta transmisión podría pasar por la de cualquier coche de pasajeros. Sinceramente, el manual bate al automático. A propósito, algunos mercados recibirán un Clase X con caja manual, tracción trasera y un propulsor atmosférico de 2.0 litros gasolina.  

El chasis es capaz de lidiar con las peores condiciones off-road, además se siente cómodo y sorprendentemente enérgico en carretera. Sus límites de adherencia son mayores que los competidores, siendo posible deslizar un poco el eje trasero hasta que el control de estabilidad entra en acción. La dirección es buena para una pickup, no está muy sobreasistida como la mayoría de camionetas, pero no esperes que alcance los estándares de manejo propios de un SUV. Además, la carrocería balancea bastante.

¿Un poco más de empuje?

Si necesitas más potencia tendrás que esperar al X 350d 4Matic que llegará a mediados del próximo año con un propulsor V6 de 3.0 litros de origen Mercedes, asociado a una caja de cambios automática de siete velocidades con levas en el volante. Así mismo, vendrá con varios modos de conducción y tracción a las cuatro ruedas permanente. Sus 258 caballos de potencia y los 550 Nm de par motor le permitirán alcanzar los 100 km/h en menos de 9 segundos y superar los 200 km/h. No nos han permitido conducir este modelo, pero hemos dado una vuelta en uno en carreteras cerradas a un ritmo realmente sorprendente. 

El X 350d está listo para ofrecer la mayor diversión que puedes encontrar en una pickup de este tamaño.  

Por más de 37.000 € puedes encontrar un Clase X en el mercado alemán, lo cual no es barato. Añadiendo el motor twin-turbo, transmisión automática y el sistema de tracción a las cuatro ruedas, supone un incremento de 4.500 € para el modelo base. Supone un gran cambio con respecto a otras pickup de su clase, eclipsando incluso al Volkswagen Amarok con su V6 TDI. Su precio parece más razonable si tenemos en cuenta la cantidad de asistentes y sistemas telemáticos que incorpora, algo que no vas a encontrar en otro vehículo de estas características. Por el momento, no está previsto su llegada a Estados Unidos, pero si algún día lo hace, no será nada barato pero sí será el Mercedes-Benz de las pickup.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Car and Driver

image beaconimage beaconimage beacon