Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Récord en F1: Williams, el rey de los pit-stop

Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 23/06/2016 Adrián Mancebo
Pit Stop Williams © Redacción Pit Stop Williams

¿Se imaginan que llevan su coche al taller y les cambian las ruedas en dos segundos? Es obvio que eso es imposible que suceda, pues para empezar su coche no es un Fórmula 1 con mecanismos especiales para acelerar el cambio de neumáticos ni tampoco sería necesario hacerlo… pero en la categoría reina del automovilismo unas décimas de segundo pueden hacer ganar unos valiosos puntos. El equipo Williams, esta temporada, se ha convertido en el rey de los pit-stop debido a su rapidez.

1.92 segundos. Un abrir y cerrar de ojos. Eso fue lo que tardó el equipo Williams en cambiar los neumáticos del coche de Felipe Massa en el Gran Premio de Europa del pasado fin de semana. El equipo de Grove devolvió así a Massa a la pista con neumáticos nuevo perfecto para continuar con la carrera, en la cual el brasileño fue décimo.

No es solo la marca más rápida de la temporada, sino que además puede presumir de estar a la altura de la mejor de la historia, ya que el otro registro más rápido del que se tiene constancia es de un 1.923 de Red Bull en el Gran Premio de Estados Unidos de 2013. Es la centésima de la discordia que no conocemos.

La eficacia con la que el equipo Williams lleva a acabo los pit-stop no es solo cosa de un día. Han marcado los mejores tiempos –en torno a dos segundos – de cada una de las carreras disputadas hasta el momento esta temporada. Los mecánicos llevan a cabo un entrenamiento específico desde la pasada temporada, cuando Williams decidió poner medidas a sus malos pit-stop. Ha habido cambios en el coche, en el hardware de las paradas en boxes y también hay entrenamiento específico para los mecánicos, tanto en Grove como en los circuitos.

No hay duda de que los cambios llevados a cabo han funcionado y han llevado a Williams a ser el rey de los pit-stop. La contribución no ha sido solo al equipo, pues incluso un hospital de Cardiff estudia sus procedimientos para salvar la vida a bebés recién nacidos.

 

Además, te puede interesar:

- El futuro de Carlos Sainz se resolverá pronto

- Hamilton arremete contra la limitación de la radio en la F1

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon