Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sainz termina su primera semana de test con 161 vueltas

Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 24/02/2016 Adrián Mancebo

Carlos Sainz ha terminado una tercera jornada de pruebas en el Circuito de Montmeló con un total de 161 vueltas al trazado catalán, lo que equivale a casi tres Grandes Premios de España en una misma jornada. Ha acabado cansado, "pero no agotado" y contento por ver que el STR11 ha dado un enorme paso adelante en cuanto a fiabilidad. La semana que viene llegará la hora de la verdad, ya que aterrizarán en Barcelona las nuevas piezas que actualizarán el monoplaza que aún se encuentra en versión beta, precisamente para hacer las primeras evaluaciones en pista.

 

La jornada de Sainz empezó con el español quedándose tirado en pista y provocando una bandera roja pero afortunadamente esto no supuso un gran contratiempo, pues simplemente el equipo le había mandado parar por la sospecha de que la tuerca de una rueda estuviese mal apretada. Una vez volvió al box, todo se resolvió y Carlos pudo salir a rodar en un día que ha ido de menos a más. El español incluso ha podido realizar una simulación de carrera y el STR11 se ha mostrado fiable.

"El coche hizo 55 vueltas el primer día, ayer 120 y hoy 160, eso quiere decir que hay un progreso y una línea de mejora. Debemos estar contentos", ha declarado el piloto español ante la prensa. "Hemos venido con un coche, que era una mezcla entre el año pasado y el de este para dar vueltas y lo estamos consiguiendo", añade.

Uno de los causantes de la mejora del Toro Rosso es el cambio a unidad de potencia Ferrari, que usan desde estos test. Sainz ha segurado que ha supuesto un paso adelante, pues "como eserábamos, está dándonos más potencia en todas partes: tenemos más velocidad punta y mejor manejo de las baterías".

La próxima vez que Carlos Sainz se suba al coche será la semana próxima (el segundo día, el miércoles) y lo hará pilotando el STR11 con nueva decoración que se habrá estrenado antes y con una apariencia más parecida a la del monoplaza con el que tanto él como su compañero Max Verstappen correrán en Australia, pues ya habrán llegado las nuevas piezas.

 

Además, te puede interesar:

- McLaren se topa con su primer problema grave de fiabilidad

-  Propuesta técnica para hacer la F1 más atractiva

   

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon