Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Se cumplen dos años del accidente de Michael Schumacher

Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 29/12/2015 Adrián Mancebo
Michael Schumacher, en la carrera de los campeones © Redacción Michael Schumacher, en la carrera de los campeones

Los últimos años no han sido especialmente buenos para la F1, en el sentido de que se ha sentido la ausencia de personas queridas en el paddock de la categoría reina. Maria de Villota y Jules Bianchi se marcharon después de sufrir sendos trágicos accidentes subidos a un Fórmula 1, pero el caso de Michael Schumacher es distinto. Hoy hace dos años el alemán, ya retirado de la competición, disfrutaba de unos días de vacaciones esquiando en la estación de Méribel, en Francia, que acabaron con un terrible desenlace

Una caída y posterior golpe con una roca, con tan mala suerte que dio de lleno en la cabeza. Allí, en Méribel, cambió la vida del siete veces campeón del mundo de Fórmula 1. Un año y unos meses antes había anunciado su retirada definitiva de la categoría reina, dejando atrás una segunda etapa que no fue tan brillante para muchos, pero que a sus 43 años cumplía con las expectativas. En el rocambolesco GP de Valencia de 2012, logró su último podio (el 155) en un campeonato en el que ha logrado más victorias que nadie: 91.

Desde aquel fatal 29 de diciembre de 2013 las noticias sobre el estado de Michael han llegado con cuentagotas.  Fue intervenido en el hospital francés de Grenoble, donde se mantuvo en coma inducido hasta junio de 2014.  A mediados del año pasado ‘Schumi’ abandonó Francia y fue trasladado a un hospital de Suiza para pasar meses más tarde a su casa en el mismo país, donde permanece con su familia y un equipo de médicos que velan por su salud y dan todos los cuidados que precisa. Realmente, no se conoce cuáles son exactamente, pues el estado del alemán es una incógnita. Según las últimas informaciones sin confirmar, se mantiene en un estado semiconsciente y pesa 45 kilogramos. Hace unos días se rumoreó que había vuelto a caminar con ayuda de un fisioterapeuta, algo que fue desmentido por su mánager horas más tarde. Los gastos de sus cuidados semanales podrían superar los 140.000 euros, lo que ha obligado a la familia, con su mujer Corinna al frente, a deshacerse de algunos de sus bienes.

La única alegría de la familia en estos terribles años ha sido la llegada de su hijo Mick Schumacher a los monoplazas. Lo hemos visto ganar en la Fórmula 4 alemana y los ‘cazadores’ de promesas de Mercedes y Ferrari mantienen un ojo en él, tanto por el talento que ha demostrado como porque, si llegase a la F1, sería una buena arma de marketing. 

En los dos últimos años, la vida ha dado un giro total para la familia Schumacher, pero en todo este tiempo los aficionados y seguidores del 'Kaiser', que son muchos en todo el mundo, no han dejado de desear lo mejor al alemán, ganador de siete Mundiales de Fórmula 1 y 91 Grandes Premios. Ahora, años después de su dominio, la batalla que tienen él y su familia es bien distinta y desde su mansión suiza luchan para que su estado presente cualquier avance o mejoría.

 

Además, te puede interesar:

- ¿Quiénes serán los pilotos de F1 en 2016? 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon