Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Singapur, la carrera más temida por Mercedes

Fórmula 1 Autobild.es Fórmula 1 Autobild.es 13/09/2016 Adrián Mancebo
Mercedes, durante el GP Singapur 2015 © Redacción Mercedes, durante el GP Singapur 2015

Singapur es la carrera más temida por el equipo Mercedes, y no lo es porque sea un gran premio que se dispute por la noche ni tampoco por la amenaza del virus del Zika, sino porque la pasada temporada sus monoplazas no pudieron luchar por la victoria por primera vez en mucho tiempo.

A pesar de liderar uno de los tres entrenamientos libres y de mandar con tranquilidad en el campeonato, el equipo Mercedes demostró que no era imbatible en el circuito de Singapur. Las condiciones de asfalto bacheado, humedad y las exigencias del trazado no sentaron bien al W05, que se vio superado por los Ferrari y Red Bull. En clasificación ya se supo que no los problemas del equipo no eran un espejismo: Hamilton clasificó quinto y Rosberg lo hizo sexto. En carrera las cosas fueron aún peor, pues solo Nico Rosberg (quinto) pudo ver la bandera a cuadros. Hamilton se vio afectado por un problema en su unidad de potencia y tuvo que abandonar.

De cara a este año, Mercedes espera haber solucionado lo que falló el año pasado y piensan que podrán volver a estar en la lucha por la victoria, tal y como hicieron en 2014, año en el que ganó Lewis Hamilton

“El año pasado no pudimos ganar y, aunque creemos que entendemos lo que pasó, solo podemos esperar a lo que pase en pista. Nosotros somos cautos”, ha declarado Toto Wolff antes de llegar al trazado singapurense. “Ferrari va bien aquí y Red Bull puede ser fuerte, por lo que no debemos pensar que somos favoritos”, agrega el austriaco, que ya piensa en finiquitar los títulos de pilotos y constructores para pensar en la próxima temporada. 

Pase lo que pase, a pesar de que el GP de Singapur fuese una catástrofe para Mercedes, el equipo alemán tiene bien asegurados los dos títulos. Por una parte, cuentan una ventaja de 208 puntos sobre Red Bull en la pelea por el campeonato de constructores y, por otra, Hamilton tiene 89 puntos sobre Daniel Ricciardo, el primer no Mercedes, tercer clasificado.

   

Además, te puede interesar:

- Fernando Alonso, rumbo a Singapur con optimismo 

- Niki Lauda y el regreso más valiente de la historia de la F1

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Fórmula 1 Autobild.es

image beaconimage beaconimage beacon