Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Almeida y Villacís fían la bajada de los precios del alquiler en Madrid a un nuevo ‘boom’ inmobiliario

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 21/10/2021 Manuel Viejo González
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís durante la presentación del Plan Integral de Alquiler Municipal, en febrero de 2021. © Marta Fernández Jara (Europa Press) El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís durante la presentación del Plan Integral de Alquiler Municipal, en febrero de 2021.

¿Regulará Madrid los precios del alquiler? No. Hace un mes, José Luis Martínez-Almeida respondía a través de su cuenta de Twitter —donde cada vez se muestra más activo― que no haría “nada” por regular los precios del alquiler en la capital. Aquel día, la vicealcaldesa Begoña Villacís, de Ciudadanos, también se posicionó con respecto a la futura ley de vivienda que baraja el Gobierno de Pedro Sánchez: “Madrid no aplicará la ley intervencionista del Gobierno. La seguridad jurídica que ofrecemos hará que sigamos siendo el refugio de la inversión extrajera. Seremos más competitivos todavía. ¡Madrid hace dumping inmobiliario! Y nos da exactamente igual”.

Este jueves, después de la Junta de Gobierno de PP y Ciudadanos, el concejal de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, ha anunciado que Madrid cederá 150.000 metros de cuadrados de suelo público ―el equivalente a casi 30 estadios como el Santiago Bernabéu― para que, aquellas empresas privadas que quieran, construyan hasta 2.500 viviendas de alquiler con precios supuestamente asequibles.

El precio del alquiler será siempre un 25% menos que el precio medio de mercado del distrito en el que se desarrollen los edificios. Las empresas también serán los caseros. El Ayuntamiento realizará una auditoría anual para comprobar que los contratos se cumplan. El objetivo es que este nuevo parque inmobiliario del alquiler esté listo antes de 2023.

“Con esto queremos ralentizar el ascenso de los precios del alquiler en la capital”, ha dicho Fuentes. PP y Ciudadanos han firmado la cesión de 25 parcelas mediante el derecho de superficie. El derecho de superficie es un derecho dentro de la ley del suelo que permite construir en suelo ajeno con la obligación de realizar la construcción en el plazo comprometido. Fuentes del área de Urbanismo aseguran que la cesión del suelo no es gratuita, sino que las empresas pagarán un canon que se fijará en el proceso de tramitación administrativa. El plazo de la cesión del suelo público será de 45 años. Una vez concluido este plazo, los edificios pasarán a formar parte de la Empresa Pública de Vivienda de Madrid.

Estos terrenos de suelo público se ubicarán en 11 de los 21 distritos de la capital. Para la construcción, PP y Ciudadanos han dividido los terrenos en lotes. Arganzuela, Hortaleza, Fuencarral-El Pardo y Carabanchel recibirán tres. Usera, Retiro y Ciudad Lineal, dos. Moncloa-Aravaca, Latina y San Blas-Canillejas, una. El distrito de Villaverde será el único que reciba cuatro. Las viviendas tendrán uno, dos o tres dormitorios. “La clave es favorecer la diversidad en los perfiles de los inquilinos”, ha dicho el edil de Desarrollo Urbano. La licitación está prevista que se formalice antes de diciembre de este año. El objetivo es que las grúas y los ladrillos empiecen a levantarse justo después del verano de 2022. La entrega de los primeros pisos será antes de las navidades de 2023, en teoría. “La intervención de los precios del alquiler no ha funcionado en Berlín o en París, donde el precio subió en los municipios de alrededor”, ha recalcado el edil. El Ayuntamiento cree que esta medida es “innovadora” por los “condicionantes” que se han incluido en los pliegos. El precio de alquiler de estas viviendas tendrá un 25% de descuento con respecto al precio medio del alquiler del distrito en el que se encuentren las viviendas. “La mejor forma de atajar el problema a la vivienda es dando dinamismo”, ha dicho el edil de Desarrollo Urbano.

Hay cuatro datos que explican el drama de la vivienda en Madrid. Uno. Alquilar una vivienda en Madrid sale un 82% más caro que en la media del resto de ciudades del país, según un informe publicado el 2 de agosto por el Banco de España. Dos. Una pareja de menos de 35 años y con ingresos medios solo puede encontrar un alquiler asequible en el mercado libre en 13 de los 128 barrios de Madrid, según un análisis elaborado por EL PAÍS en 2020. Tres. El último informe del Observatorio de Emancipación Juvenil de 2019 describe: “El aumento continuado de los precios del mercado inmobiliario, tanto en venta como en alquiler, hacen de la vivienda un bien económicamente inalcanzable para la población de entre 16 y 29 años de la Comunidad de Madrid”. Y cuatro. La media de alquiler en la capital es de 780 euros, la más alta de España, según el Índice de Alquiler de Vivienda elaborado por el Ministerio de Transportes del pasado mes de abril.

En su última entrevista con EL PAÍS el pasado 6 de septiembre, Almeida explicaba así su visión de la vivienda en Madrid: “Hay un problema que es el de aquellas personas que teniendo un sueldo, un trabajo, teniendo algún tipo de capacidad económica, sin embargo, lo que no tienen es capacidad de poder acceder a la vivienda. Y creo que también tenemos que lograr que ese nicho se pueda cubrir. ¿Y eso cómo lo podemos hacer? O con la acción directa de la Administración o con la generación de mecanismos desde la Administración para que se pueda proceder a la construcción de esas viviendas”.

Este jueves, de las 13.822 viviendas que estaban disponibles en la web de Idealista, solo 345 costaban menos de 600 euros.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El País

image beaconimage beaconimage beacon