Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así se mata en España

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 16/12/2018 Manuel Ansede
Dos 'mossos' junto al cadáver de un hombre asesinado en el centro de Lleida, en junio. © J. M. Dos 'mossos' junto al cadáver de un hombre asesinado en el centro de Lleida, en junio.

Ha sido “una tarea de amanuenses de monasterio”, asegura el psicólogo José Luis González. A lo largo de tres años, su equipo, compuesto por medio centenar de investigadores, ha obtenido los atestados policiales de 632 homicidios que estaban “criando polvo en las estanterías” de las comisarías provinciales y ha extraído decenas de variables nunca estudiadas. El resultado es “el primer informe nacional sobre el homicidio en España”, un análisis del Ministerio del Interior que aporta 85 páginas de datos a un fenómeno invadido por eslóganes alarmistas y proclamas racistas. “Esto es ciencia, no política”, sentencia González.

El estudio examina más de la mitad de los homicidios —algunos de ellos múltiples— cometidos entre 2010 y 2012, un margen de tiempo suficiente para que estén esclarecidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El informe constata, por ejemplo, que solo tres de las 661 víctimas (el 0,45%) sufrieron una agresión sexual antes de ser asesinadas. “Afortunadamente, en España no es nada frecuente agredir sexualmente a una chica y matarla”, señala González, jefe de área del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad.

HOMICIDAS Y VÍCTIMAS POR SEXOS

“No se facilitan los datos de los hombres que mueren a manos de las mujeres. Se ocultan los datos porque no interesa reconocer que hombres mueren también a manos de mujeres”, aseguró hace unos días en la cadena SER el secretario general de VOX, el ultraderechista Javier Ortega Smith. Los datos ya existen y muestran que el 62% de los homicidios son de hombres a manos de hombres; el 28% son mujeres asesinadas por hombres; el 7% son hombres muertos a manos de mujeres, y apenas el 3% de los casos son de mujeres que acaban con la vida de otras mujeres. En el caso específico de violencia en la pareja, de 871 autores citados en el informe, 131 son hombres que matan a su pareja o expareja mujer y 17 son mujeres que matan a su pareja o expareja hombre.

Las cifras de homicidios, no obstante, pueden ser engañosas, al incluir a madres muy jóvenes que ocultan su embarazo y acaban tirando al recién nacido en un contenedor, por cuestiones familiares o religiosas. Los atestados policiales reflejan los asesinatos de 24 bebés, cometidos por 12 mujeres y 9 hombres. “Principalmente lo que tenemos es fetos que aparecen en cubos de basura. Casos como el del niño Gabriel de Almería son muy excepcionales”, explica González, que ha colaborado con expertos policiales y especialistas de cinco universidades.

El psicólogo José Luis González, coordinador del primer informe sobre el homicidio en España. © Proporcionado por Prisa Noticias El psicólogo José Luis González, coordinador del primer informe sobre el homicidio en España.

Los hombres matan y mueren mucho más: son el 89% de los homicidas y el 61% de las víctimas. “Un homicidio se puede dar en cualquier contexto, pero hay más probabilidad de que se dé en unos contextos que en otros”, apunta el criminólogo Jorge Santos, del Instituto de Ciencias Forenses y de la Seguridad de la Universidad Autónoma de Madrid. El 69% de los hombres homicidas ya tenía antecedentes policiales. Y el 31% de los casos están relacionados con las drogas.

En 2012, casi el 12% de la población española tenía nacionalidad extranjera. El informe del Ministerio del Interior muestra que el 35% de los homicidios estudiados fueron cometidos por personas extranjeras y que el porcentaje roza el 47% en el caso de los asesinatos relacionados con actividades criminales, especialmente los vinculados a bandas (59%) y crimen organizado (95%).  Es un 32% en el caso de la violencia de género. “Si desgranas la pirámide de población en España, hay un mayor porcentaje de extranjeros entre los jóvenes, que son los que más cometen homicidios. No tiene nada que ver con que los extranjeros sean más violentos”, señala Santos.

Los homicidios asociados a actividades criminales son, además, una minoría: el 18% del total. La mayor parte de las muertes se produce en peleas o reyertas (22%), en episodios de violencia de género (21%) y en el resto de actos de violencia doméstica o familiar (20%). Los investigadores han detectado “una cierta estacionalidad” en los asesinatos, con pico en septiembre (9,8%) y valle en noviembre (5,85%). El domingo es el día de la semana con mayor proporción de casos, un 16,3%. El lunes, con un 11,5% de las muertes, es el día más tranquilo. La noche y la madrugada acumulan el 60% de los homicidios.

Los autores citan multitud de estudios científicos internacionales que sugieren “una relación directa entre la pobreza y vivir en un entorno social disfuncional, y el homicidio”. Una de estas investigaciones, dirigida por la psicóloga finlandesa Ghitta Weizmann-Henelius, apunta al “abuso de sustancias, el ambiente socioeconómico bajo y los antecedentes criminales como factores de riesgo para la comisión de homicidios”. La tasa de riesgo de pobreza entre la población extranjera de fuera de la UE triplica la de la población española, según un estudio de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. En una próxima fase, el equipo de González tiene previsto entrevistar a los homicidas en prisión para certificar esta presunta influencia de la miseria en la violencia en España.

“¿Quiénes son los autores de los asesinatos de mujeres este año? ¿Cuál es su procedencia? ¿De qué nacionalidad son? Porque igual más que con el ADN de la masculinidad tiene también que ver con algunos problemas culturales, con una parte de la inmigración que piensa que la mujer es un objeto, a la que se puede agredir”, se preguntaba el presidente de VOX, Santiago Abascal, hace dos meses en una entrevista en Intereconomía. 

El nuevo informe del Ministerio del Interior le da una respuesta. El 68% de los homicidas en casos de violencia de género fueron españoles. El porcentaje llega al 80% en el resto de casos de violencia doméstica o familiar. “Cruzando la nacionalidad de las víctimas y de sus autores, resultó que las mujeres españolas mueren significativamente más a manos de españoles (85%), y viceversa, es mucho más probable que una mujer extranjera (77%) muera a manos de un autor también extranjero”, destaca el documento.

Una tasa ínfima de homicidios

“Los homicidios son pocos y a la baja. Cada vez hay menos”, subraya el criminólogo Jorge Santos. Su informe, colgado sin publicidad en la web del Ministerio del Interior hace unos días, muestra una caída desde los 587 homicidios del año 2003 a los 302 casos de 2015. Los debates sobre la nacionalidad o el sexo de los asesinos magnifican un fenómeno absolutamente residual. En España, la tasa anual de homicidios por cada 100.000 habitantes es de 0,6, una cifra ínfima comparada con los 1,3 de Francia, los 1,4 de Finlandia, los 5 de EE UU, los 19 de México o los 30 de Brasil. “Hay que transmitir un mensaje de mucha tranquilidad. España es un país muy seguro”, defiende el psicólogo José Luis González. “Lo habitual son arrebatos relacionados con conflictos interpersonales entre gente que se conoce, no son sicarios. Además, entre el 90% y el 95% de los homicidios se esclarecen”, recalca.

Más en MSN:

SIGUIENTE
SIGUIENTE

Las noticias de La Primera de EL PAÍS

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El País

image beaconimage beaconimage beacon