Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Batet y Cruz sostienen que su designación refuerza la apuesta por el diálogo

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 19/05/2019 Blanca Cia
Miquel Iceta saluda a Manuel Cruz en un mitin del alcaldable Jaume Collboni. © Albert Garcia Miquel Iceta saluda a Manuel Cruz en un mitin del alcaldable Jaume Collboni.

El mensaje de los candidatos a presidir el Congreso y el Senado, Meritxell Batet y Manuel Cruz, es idéntico: que Pedro Sánchez haya optado por dos catalanes para presidir las dos cámaras refuerza la importancia que tendrá el "diálogo" en esta legislatura. "Hemos optado por una política que ayude a generar concordia. Y sí, hemos optado por dos tazas y las que hagan falta para garantizar y trabajar por la convivencia", ha afirmado Batet al intervenir en un mitin del alcaldable socialista por Barcelona, Jaume Collboni, en el barrio de La Marina de la Zona Franca, en la campaña de las elecciones del 26-M.

Un acto electoral que ha reunido a los dos presidenciables a las cámaras españolas y al que vio esa posibilidad frustrada por el veto del Parlament catalán, Miquel Iceta. El ritmo de la rumba Tornem a ser Barcelona (Volvemos a ser Barcelona), compuesta expresamente por Petitet, se impuso -los candidatos han acabado bailándola- en un acto de la campaña en el que estaban presentes las encuestas que vaticinan unos resultados medianamente optimistas para Collboni que doblaría regidores, de 4 a 8.

Ha sido Iceta el que ha criticado el "sectarismo" de la mayoría independentista del Parlament -el jueves pasado vetaron su nombramiento como senador autonómico. "Han demostrado que no tienen una visión plural del país, que solo les vale la de los que piensan como ellos". El veto, ha venido a decir Iceta, no les ha salido bien: "No nos conocen, porque Sánchez quería que hubiera un presidente federalista, catalanista y dialogante al frente del Senado y lo tendremos porque será Manuel Cruz el que lo presida. Nuestra carrera es la de las ideas y compromisos y lo importante era que el Senado fuera presidido por un federalista catalán. Nunca habíamos podido celebrar dos noticias como esta: si no quieres caldo, dos tazas".

Para Iceta, la decisión de un doblete catalán en el Senado y el Congreso es un "gesto" a la sociedad catalana, pero no solo eso: "También es un mensaje a toda España de que no todos los catalanes son independentistas y de que la mayoría no lo es". Para Cruz, el de este domingo se ha convertido en su primer actro de campaña por la convocatoria del 26-M: "Hace solo dos días no me podía imaginar estar aquí y quiero decir que me siento profundamente agradecido al PSOE por pensar en mí como presidente del Senado. Una cámara en la que trabajaré para que sea un nuevo espacio de diálogo y de impulso de reformas. Una oportunidad que no puede desaprovecharse para propiciar la participación de una España diversa".

Batet pide "consenso"

Con el discurso de la reciente campaña a las legislativas del 28-A, Batet -que encabezaba la lista del PSC por Barcelona- manifestó que el mandato del resultado electoral es del "entendimiento y del consenso para regenerar la democracia, y  de luchar para que los ciudadanos se vuelvan a sentir cerca de las instituciones". "La confrontación, el insulto y el uso partidista de las instituciones aleja a los ciudadanos de la política y eso Iceta lo sabe mejor que nadie y nunca ha decaído en ese empeño. El conjunto de los socialistas sabemos que no hay otra vía que esa", ha insistido Batet, que ha reclamado como marca del PSC la política que "siempre busca la solución y no atiza el fuego". El PSC, ha insistido, ocupa la "centralidad de la Cataluña no independentista, la Cataluña del bien común y la esperanza".

Los presidenciables e Iceta han respaldado a Collboni en su carrera al Ayuntamiento barcelonés. "Una partida que está abierta, creedme, es verdad. Es importante la movilización porque hay muchos que todavía no se han decidido", ha  sostenido Collboni. Ante unas encuestas que le colocan como tercera fuerza -pasaría de 4 a 8 concejales- el líder socialista está convencido que puede llegar a ser alcalde: "El que vota socialista tiene tres garantías: la de un alcalde progresista, la del buen gobierno como lo demuestran los años de alcaldes socialistas y la garantía de que será un gobierno no independentista". "Y a todos los barceloneses que salieron en tromba a votar socialista el 28-A les pido que lo vuelvan a hacer el domingo próximo para acabar de rematar el trabajo", ha zanjado.

MÁS NOTICIAS EN MSN:

Iceta, tras el veto del independentismo: "No tienen una visión plural del país"

Cuatro mensajes de Sánchez a ERC

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El País

image beaconimage beaconimage beacon