Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Casado reivindica el centro liberal tras pactar con Vox en Andalucía

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 12/01/2019 Cristina Vázquez
© El presidente del PP, Pablo Casado, con las candidatas Isabel Bonig y María José Catalá, a su llegad...

El presidente del PP, Pablo Casado, ha defendido este sábado en Valencia, tras pactar en Andalucía con la formación de ultraderecha Vox, que el PP es el partido del "cambio tranquilo" y el que ha demostrado ser "la fuerza moderada, del centroderecha liberal, que puede pactar con su derecha y con su izquierda".

Casado, que ha viajado a la capital valenciana a arropar a los candidatos locales de su partido, ha recordado que la fragmentación parlamentaria que se vive en España no era buena para la estabilidad ni para afrontar las reformas necesarias. "Los partidos que han surgido, los que dijeron que iban a traer el progreso, la estabilidad, y la transparencia, luego no se ponen de acuerdo" ha dicho en referencia a llas fuerzas que apoyaron la moción de censura que los descabalgó del Gobierno.

El presidente del PP ha reivindicado al partido, "que ha dado las mejores páginas de la historia de la España democrática" y es en el que "hay que confiar cuando pintan bastos, cuando hay problemas". El político ha instado a recuperar esa base electoral de 10 millones de españoles para no depender "de bisagras, de oportunismos" y "no tener que estar todo el tiempo diciendo lo que somos porque todo el mundo sabe lo que somos".

El dirigente ha apelado también a aquellos que se fueron para decirles que no van a encontrar al PP fuera del PP. "Esta sigue siendo su casa, somos los de siempre, con los mismos principios y valores, pero defendiéndolos como nunca", ha dicho. Y ha insistido en que fue el PP quien paró el plan Ibarretxe, el plan Puigdemont y parará el plan de Torra.

Casado ha descalificado además el proyecto de Presupuestos Generales recién aprobados por el Gobierno de Pedro Sánchez porque son "sectarios, ideológicos , la factura librada por la moción de censura" que descabalgó al Partido Popular del Ejecutivo español.

El dirigente ha insistido en que las cuentas aprobadas el pasado viernes por el Consejo de Ministros son "irreales en los ingresos" y "dramáticamente reales en los gastos", que solo contentan "a independentistas, batasunos y a Podemos".

El líder popular ha acudido a la capital valenciana para arropar a la presidenta regional del partido y candidata a la presidencia de la Generalitat, Isabel Bonig, y a la recién designada cabeza de lista por la ciudad de Valencia, María José Catalá, persona con dilatada experiencia en la política local y autonómica. En la primera fila estaban el expresidente de la Generalitat y senador Alberto Fabra, o el eurodiputado Esteban González Pons, uno de los nombres barajados por el partido para encabezar la lista municipal del PP.

Bonig ha dicho que "no hay que inventar nada, está todo creado, fue la España Constitucional la que nos devolvió a los valencianos el orgullo de ser valencianos. Aquí no tienen cabida las tesis separatistas catalanas que no forman parte del ADN de la Comunidad Valenciana".

María José Catalá, candidata del PP a la alcaldía de Valencia, ha asegurado que se presenta "por devoción hacia esta ciudad". "Es el mejor servicio que puedo hacer por mi partido, por mi tierra y por mi país", ha declarado tras reivindicar la figura de su predecesora Rita Barberá, alcaldesa de la capital valenciana por el PP durante 24 años, y garantizar a Casado que la capital "estará a tu lado para defender la unidad de España".

Tributo a Barberá

La cabeza de lista municipal ha arremetido contra el gobierno de izquierdas que dirige la ciudad -que forman Compromís, PSPV y Podem-, y ha pedido al catalanismo y al secesionismo que quite sus manos de la ciudad. A la entrada del acto, la candidata local ha mostrado su respeto y comprensión con "la decisión de la familia de la exalcaldesa Rita Barberá de emitir un comunicado -en el que critica el "uso electoralista" de su figura-, pero ha asegurado que para ella era "importante" que sus primeras palabras como candidata fueran para "reconocer la buena herencia" que dejó la exregidora.

Casado ha sido más explícito respecto a la salida de Barberá de las filas del PP cuando el caso Taula -presunto blanqueo de capitales dentro del grupo popular del Ayuntamiento de Valencia-  arreciaba. El político ha afirmado que él vivió la negociación de un acuerdo de gobierno entre PP y Ciudadanos en 2015 y 2016 y se les exigió "la expulsión de Rita Barberá" y tuvieron que asumir un acuerdo "en el que tanto daño se hizo a la ciudad de Valencia y a la Comunidad Valenciana" por la gobernabilidad y estabilidad de España.

El presidente popular también ha querido reivindicar en mitad del acto a todos los expresidentes valencianos del PP, excepto a José Luis Olivas, que ha sido condenado: a Alberto Fabra, a Francisco Camps y a Eduardo Zaplana, para el que ha pedido "humanidad en su trato penitenciario".

MÁS NOTICIAS EN MSN: 

Casado: "Andalucía es el preámbulo de nuevas mayorías constitucionalistas"

Andalucía marcará hoy el futuro de Pedro Sánchez y de Pablo Casado



Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El País

image beaconimage beaconimage beacon