Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Castilla y León, Andalucía, Murcia y más de 100 alcaldes del PP se suman a la ofensiva contra el "reparto a dedo" de los fondos europeos

Logotipo de El Mundo El Mundo hace 5 días ÁLVARO CARVAJAL
Alfonso Fdez. Mañueco, este jueves, en Coca (Segovia). © Unidad Editorial, S.A. Alfonso Fdez. Mañueco, este jueves, en Coca (Segovia).

El PP está "vigilante" y no va a dejar pasar ni una. La dirección nacional del partido y los barones autonómicos se han lanzado en una ofensiva total contra el Gobierno para denunciar y exigir explicaciones por el "reparto a dedo" de fondos europeos para privilegiar a comunidades autónomas con gobiernos del PSOE. La batalla judicial abierta este miércoles por la Comunidad de Madrid y las acciones de protesta planteadas por Galicia se extienden al resto de autonomías gobernadas por el PP, que también han alzado la voz y han reclamado explicaciones a Pedro Sánchez.

Además, también se están implicando en esta ofensiva más de un centenar de alcaldes populares. Isabel Díaz Ayuso impugnó ante el Tribunal Supremo una partida de fondos de nueve millones de euros para la promoción del empleo en la Comunidad Valenciana, Navarra, Extremadura y el País Vasco. La Comunidad de Madrid denunciaba que se han seguido "criterios sectarios y partidistas" porque en las cuatro regiones el PSOE participa en sus gobiernos -en las tres primeras presidiéndolos y en la cuarta formando parte del Ejecutivo de coalición-. De igual modo, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, envió un requerimiento a La Moncloa para que anule el decreto por "favorecer injustamente" a esas autonomías en detrimento de todas las demás.

Primero, las "vías políticas"

Este requerimiento formal, que es la vía administrativa previa a emprender acciones judiciales, es la fórmula que también han asumido los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y de la Región de Murcia, Fernando López Miras, para dar la batalla y protestar por lo que se considera un reparto "partidista". Por su parte, Juanma Moreno se lo está pensando aún en Andalucía, mientras manda avisos de que va a actuar de manera "implacable" si su comunidad fuera perjudicada. La estrategia de Mañueco y López Miras, al igual que la de Feijóo, va a ser agotar primero las "vías políticas" antes de enzarzarse en una batalla judicial. "El criterio ideológico y de afinidad política no debe ser la forma de comportarse", justificó este jueves Mañueco después de dar la orden de enviar el requerimiento previo al Gobierno.

El presidente de la Junta de Castilla y León señaló que los "desequilibrios en el reparto" son un asunto "gravísimo". "Lo consideramos como un ataque y lógicamente nos defenderemos", dijo, por lo que si no hay una respuesta satisfactoria de La Moncloa, se acudirá a los tribunales de justicia. El presidente murciano, López Miras, ya expuso sus temores a que hubiera un uso discrecional ante Sánchez durante una conferencia de presidentes. "Desde que supinos que Iván Redondo sería el encargado de repartir los fondos europeos denuncié públicamente que sería un reparto partidista en función de los intereses de Sánchez", afirmó este jueves. Ahora se une a la ofensiva. Fuentes de la presidencia murciana dicen que se han iniciado "todos los requerimientos previos por vía administrativa para denunciar el trato de favor. Si esta vía no fructifica, por supuesto, acudiremos a la justicia".

Segundo, la "vía judicial"

Andalucía también se ha revuelto para criticar la situación, pero todavía no ha decidido de qué manera actuar: si presentará una queja formal, si irá directamente a los tribunales o si esperará. Ninguna vía se descarta ahora mismo, al tiempo de que advierte de que "no va a permitir" que se produzca desde ningún punto de vista un "menoscabo" a Andalucía, informa Chema Rodríguez. Así, Moreno aseguró que será "implacable" para que no llegue ni un euro menos de lo que le corresponde.

El presidente de la Junta avisó de que si la región sale malparada, utilizará la vía judicial para defender "los interese de los andaluces". En este contexto, el líder del PP, Pablo Casado, respaldó este jueves que los barones y alcaldes populares se movilicen para frenar una gestión de los fondos europeos que, a su juicio, es un "escándalo". "Lamentablemente se veía venir: el Gobierno está repartiendo a dedo las ayudas para lo que el PP propuso transparencia y una agencia independiente. Es clientelismo y puede llevar a la corrupción y a prácticas irregulares", dijo en Antena 3.

El plan de Casado

Hace más de un año que Casado planteó a Sánchez la creación de una autoridad independiente para controlar el reparto de los fondos, pero el presidente del Gobierno se cerró en banda. Asimismo, los populares reclamaron que el Congreso de los Diputados pudiera llevar un control exhaustivo y auditar el destino del dinero, por ejemplo, convocando comparecencias periódicas para dar máxima transparencia o accediendo a los detalles del reparto. Pero es algo que también ha sido rechazado por parte del PSOE. Pese a los obstáculos, el PP ha decretado la máxima vigilancia sobre los fondos europeos por las dudas de que se empleen con eficacia y ha encargado a la dirigente Elvira Rodríguez la coordinación de esa tarea de control. Al mismo tiempo, Génova bendice que las autonomías y ayuntamientos actúen como crean conveniente para velar por la transparencia y garantizar que existe un reparto "justo y equilibrado" y que no dé pie a usos partidistas o tratos de favor. La primera alerta ha saltado ya.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon