Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Detenido el policía Enrique García Castaño, ‘El Gordo’, próximo a Villarejo

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS hace 4 días Patricia Ortega Dolz
Villarejo en los juzgados de Plaza de Castilla. © Alvaro Garcia. Villarejo en los juzgados de Plaza de Castilla.

Es la historia de una detención anunciada. A las 16.00 de esta tarde sonó el teléfono del policía  Enrique García Castaño. Al otro lado del aparato el jefe de Asuntos Internos de la Policía Nacional le preguntaba que donde estaba y le informaba de que iban a detenerle. García Castaño, conocido por todos —dentro y fuera del cuerpo— como "El Gordo", espero paciente en el restaurante hasta que sus compañeros llegaron. Acto seguido se produjo el registro en su domicilio. Su nombre aparece ligado a la llamada Operación Tándem, la pieza principal que mantiene en prisión al rey de las cloacas del Estado, el comisario José Manuel Villarejo, y que investiga el Diego juez De Egea en la Audiencia Nacional. Le acusan de cuatro delitos: organización criminal, cohecho, blanqueo y revelación de secretos.

El comisario García Castaño ha pasado gran parte de su carrera policial al frente de la UCAO, la Unidad de Central de Apoyo Operativo, encargada de facilitar los elementos y la tecnología para llevar a cabo las investigaciones, escuchas, intervenciones telefónicas... , etc. Eso le situaba, de facto, en el ojo del huracán. Prácticamente todos los asuntos comprometidos de los últimos gobiernos han pasado por sus manos, manejando siempre las informaciones más delicadas

Las escuchas filtradas al exministro Jorge Fernández Díaz en un despacho del Ministerio del Interior terminaron por evidenciar la existencia de la llamada policía patriótica, una brigada de agentes, dirigidos desde la Dirección Adjunta Operativa (DAO) por el entonces responsable, Eugenio Pino, dedicados a encontrar asuntos turbios entre los políticos catalanes. El escándalo acabó con el cese del ministro y la llegada de Juan Ignacio Zoido al ministerio, que a su vez se apresuró a realizar "una limpieza" de la policía. Una de las principales cabezas cortadas fue la de Enrique García Castaño, con lo que mandaba un mensaje para navegantes.

Un segundo despacho

Desde entonces, el comisario, de carácter arrollador, que ha departido con políticos y periodistas de todo signo, pelaje y condición en los asientos de su "segundo despacho", un bar próximo al complejo policial de Canillas, pasó a formar parte del Consejo Asesor de la Policía y a tener un perfil mucho más bajo.

La detención de García Castaño se produce el mismo día que se hacen públicas en El Español el contenido de las cintas en las que supuestamente Corinna revela que el rey emérito Juan Carlos la usaba como testaferro en Mónaco. Precisamente a esas cintas hacía referencia El Gordo en unas grabaciones realizadas por el diario Público. El policía recordaba que estaban en posesión del comisario Villarejo y que este podría sacar esa u otras de sus muchas grabaciones en cualquier momento.

No era la primera vez que el nombre de García Castaño aparecía ligado a alguno de los turbios asuntos del comisario Villarejo. Sonó también en relación con las grabaciones que este último le hizo al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ahora en prisión, sobre el origen del ático que poseía en Marbella y por el que estaba siendo investigado. El Gordo acompañó a Villarejo a la cafetería de Madrid en la que se realizó esa comprometida grabación a González.

Los hechos demuestran, por tanto, que ni el responsable de los métodos de grabación y de los seguimientos de la policía, está exento de ser cazado.

MÁS NOTICIAS EN MSN:

Las mejores imágenes de las últimas 24 horas (Fuente: Reuters)

a train is coming down the mountain: Firefighters work on a fire near the landmark Griffith Observatory in the hills overlooking the Hollywood sign in Los Angeles, California. Las mejores imágenes de las últimas 24 horas

   

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon