Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El PSOE se queda sin foto de unidad

Logotipo de El Mundo El Mundo 17/03/2018 elmundo.es
Susana Díaz, ayer, durante su visita a la quinta edición de la Feria de los Pueblos en Jaén. / EFE © EFE Susana Díaz, ayer, durante su visita a la quinta edición de la Feria de los Pueblos en Jaén. / EFE

La Escuela de Buen Gobierno de Pedro Sánchez va camino de ser el mejor escaparate de la fractura que parte al PSOE 10 meses después de las primarias. Susana Díaz anunció ayer, en el último momento, que no asistirá hoy al cónclave.

Susana Díaz quiso hacer ayer oficial lo que todo el PSOE esperaba. La presidenta de Andalucía no está dispuesta a brindar a Pedro Sánchez una foto de unidad, ni siquiera 10 meses después de las primarias y a un año de sus elecciones autonómicas. Por eso, como aseguran varias fuentes de los críticos, hoy no viajará hasta Madrid y desoirá la llamada de Pedro Sánchez para participar en la Escuela de Buen Gobierno.

A pesar del recado de Zapatero, que el jueves pidió a todo el partido «máxima cohesión» y «máxima unidad» para ganar las elecciones, la líder de los socialistas andaluces anunció ayer desde Jaén en unas breves declaraciones a los periodistas que no viajará a Madrid porque está «volcadísima» con Andalucía y con su agenda institucional.

Treinta minutos antes del anuncio, el organizador de la escuela socialista, Javier Izquierdo, aún no sabía si Díaz asistiría a la masterclass a la que estaba invitada y en la que sí se sentarán otros cuatro presidentes autonómicos.

Durante toda esta semana, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha hablado reiteradas veces con el número dos del PSOE andaluz, Juan Cornejo. Pero éste nunca le aclaró si Díaz asistiría.

Finalmente, la presidenta quiso dar el portazo en el último momento, en la víspera de su intervención, convirtiendo su plantón en la principal noticia del segundo día del foro organizado por el PSOE.

La secretaria general de los socialistas andaluces alegó que hoy tendrá agenda institucional en Sevilla. Sin embargo, su equipo aclara que lo que tiene es un acto en el Colegio de Ingenieros a las 13:00 horas. Ferraz la había convocado en Madrid a las 19:00.

«Como yo más ayudo al PSOE es haciendo mi trabajo», enfatizó. Según explicó en Jaén, «el Gobierno de Andalucía debe demostrar que se gobierna de otra manera distinta a la derecha para tener la confianza de los ciudadanos». «En eso estoy volcaldísima. Hoy aquí [en Jaén], y mañana en Sevilla. Es la mejor forma que tengo de ayudar a los compañeros», concluyó.

Dirigentes socialistas críticos aplaudieron ayer el gesto de Díaz. Sánchez quiso presentar el cónclave de este fin de semana como «la visualización de que la unidad del PSOE está recompuesta». Sin embargo, alegan los críticos, «la unidad se construye, no se consigue por decreto». Y Sánchez, en su opinión, no toma decisiones en pro de la unidad. Una de las principales, apuntan, fue no apoyar a la eurodiputada Elena Valenciano como presidenta del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo.

La ausencia hoy de Díaz se unirá a la de los presidentes de Asturias, Javier Fernández, que aseguró en EL MUNDO que «la voluntad de unidad [de Pedro Sánchez] pierde verosimilitud» tras decisiones como la de Valenciano. Y a la de Ximo Puig, que hoy tiene que estar en Valencia porque son las Fallas.

Además de ellos, excusaron su presencia el ex presidente Felipe González, que alegó un viaje a Portugal, y el ex líder del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba, hoy muy enfrentado a la dirección.

Ferraz quiere minimizar estas ausencias y pone el énfasis en las presencias, los más de 1.000 inscritos y los más de 140 dirigentes que están desfilando estos días por distintos talleres.

Además, alegan desde la dirección del PSOE, la gran perjudicada por el plantón será la propia Díaz, que demostrará a la militancia socialista que no quiere arrimar el hombro para ayudar al PSOE. «Es ella la que tiene que reparar su imagen tras el batacazo de las primarias», aseguraron fuentes de la dirección socialista. «Susana no ha plantado a Pedro, ha plantado a más de 1.000 personas que se han reunido aquí», añadieron.

Las mismas fuentes aseguraron que Susana Díaz «está rompiendo la cultura de partido» que el PSOE ha tenido desde siempre según la cual cuando un dirigente gana un congreso, el resto le apoya en beneficio de todo el PSOE.

La segunda jornada de la Escuela de Buen Gobierno que se celebra en la Nave Boetticher de Villaverde celebró ayer ocho talleres. Pero su invitado estrella fue el ex ministro y ex alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Javier Solana.

El ex ministro fue muy crítico en su intervención con varios aspectos de la gestión de Sánchez que le han generado «dudas», aseguró. Por ejemplo, aseguró rotundo ante unos 400 asistentes: «No estoy contento con mi partido, y vosotros tampoco estáis contentos con vuestro partido». Solana se declaró «triste» con la situación que atraviesa el PSOE. Y concentró sus críticas en dos asuntos puntuales de las últimas semanas. La primera es que Pedro Sánchez decidiera abandonar la mesa que buscaba un Pacto de Estado por la Educación.

«España necesita un Pacto por la Educación y el PSOE no puede levantarse de la mesa», aseguró. En su opinión, su partido debería haber seguido sentado y «pelear y pelear» para conseguirlo.

Solana, además, puso el énfasis en otro asunto que está haciendo mucho daño al PSOE, según sus propios dirigentes: el debate sobre la derogación de la prisión permanente revisable. Este es «un debate que debería haber ganado el PSOE», dijo, pero que «lo ha perdido».

El veterano dirigente, que continúa con una intensa agenda internacional, subrayó que el PSOE debe «estar unido» y «pensando en el futuro, en la sociedad, en lo grande y en lo pequeño, en lo local, lo nacional y lo internacional».

«Si no lo hacemos», añadió, «estaríamos perdiendo una riqueza que tenemos metida dentro de nuestras vidas y la estaremos dilapidando en vez de hacerla fructificar», advirtió. Para ellos, los socialistas deben «caminar todos en la misma dirección para trabajar» y para «salir adelante».

En su opinión, el PSOE, al igual que el resto de partidos socialistas europeos, se encuentran en una situación difícil debido a la pérdida de apoyo ciudadano.

La jornada se cerró ayer con un acto de alcaldes socialistas presentado por la secretaria de Política Municipal, Susana Sumelzo, al que asistió Pedro Sánchez. En él estuvieron dos destacados susanistas, el regidor de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, y la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio.

Caballero hizo un discurso muy elogioso con Pedro Sánchez. El regidor de Vigo aseguró que trabajará para que el líder del PSOE sea presidente del Gobierno.

El PSOE, aseguró el presidente de la FEMP, tiene que hablar en foros como éste «de cómo estamos y dónde queremos ir, del proyecto político del PSOE encabezado por Pedro, que tiene que ganar las siguientes elecciones y que va a ganar las siguientes elecciones porque nos lo reclaman».


Denuncian "una operación política" contra el PSOE

El secretario de Estudios y Programas del PSOE, José Félix Tezanos, denunció ayer la existencia de «una operación política» contra el PSOE en la que estarían implicados los medios de comunicación con el objetivo de evitar que los socialistas sean vistos como una alternativa que alcance el Gobierno y para impulsar a Ciudadanos como recambio del PP. «Lo que se quiere es que el cambio de ciclo no lo lidere el PSOE», afirmó.

Así lo explicó este veterano dirigente en el taller 'Sociología, parasociología y pronósticos electorales. ¿Qué dicen las encuestas?'. Según su análisis, «todos los medios de comunicación están a la derecha, no tenemos ninguno en el centro-izquierda».

En su opinión, la mayoría de las encuestas que publican los medios están realizadas con muy pocos medios, para abaratar su coste. Y tienen una escasa fiabilidad. De hecho, habló de «parasociología» para referirse a algunas, que no quiso citar. Una encuesta bien hecha cuesta entre 80.000 y 100.000 euros -aseguró que las del CIS llegan a los 300.000-. Estas cifras, según su análisis, son inalcanzables para la mayoría de los medios. La valoración de Pedro Sánchez, apuntó, es mucho mayor que la del PSOE, entre seis y siete puntos por encima. «¿Entendéis lo que hacen algunos medios con Pedro?», aseguró, «Está clarísimo porque ellos también tienen estos datos».

La Escuela de Buen Gobierno compagina el escenario principal, donde ayer intervinieron Javier Solana y varios alcaldes, con talleres paralelos que analizan la actualidad política desde distintos ámbitos.

MÁS EN MSN 

Puigdemont contrata a un ex legionario como escolta para su viaje a Suiza

Muere otro hombre senegalés que sufrió un ictus durante la tarde de protestas en Lavapiés



Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon