Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Juana Rivas debe pagar 1.912 euros a su expareja por los gastos ocasionados durante su fuga

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 13/02/2018 Javier Arroyo
Juana Rivas, a la salida del Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada, la semana pasada. © PEPE TORRES Juana Rivas, a la salida del Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada, la semana pasada.

Juana Rivas tendrá que pagar 1.912 euros a su expareja y padre de sus dos hijos menores, Francesco Arcuri, por los gastos que éste tuvo que afrontar el verano pasado cuando pasó algo más de un mes en Granada esperando a que su expareja le entregara a sus hijos, con los que permaneció en paradero desconocido incumpliendo las resoluciones que le obligaban a entregárselos al padre. El juzgado considera justificados los gastos de viaje en avión de Arcuri a España a finales de julio del año pasado, la estancia en Granada desde el 23 de julio hasta el 27 de agosto y los viajes de vuelta del padre y los dos niños.

La decisión del juzgado de Primera Instancia 3 de Granada es consecuencia de una vista celebrada hace una semana, el pasado 7 de febrero, en la que Arcuri solicitó la cantidad ahora concedida. La defensa de Juana Rivas consideró en esa cita judicial que esa cantidad no estaba documentalmente justificada. El juez, ahora, da la razón a Arcuri en un auto que no es firme y puede ser recurrido en los próximos 20 días.

La cita judicial del pasado 7 de agosto no trataba sobre si Rivas debía o no pagar. Esa decisión ya estaba tomada por una sentencia judicial anterior. Se trataba únicamente de decidir la cantidad según la documentación que Arcuri pudiera acreditar. La defensa de Arcuri ha cuantificado no obstante el gasto de la expareja de Rivas en 9.000 euros en viajes, alojamiento y comidas. En una fase judicial anterior había intentado también recuperar otros 4.000 euros de reintegros de efectivo bancario presuntamente gastados por Arcuri. El juez ha desestimado la devolución porque, como indica en su auto, “se desconoce a qué tipo de gastos se destinó ese dinero”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon