Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La brutal carrera delictiva del 'Niño Skin', el neonazi más temido de Madrid

ABC ABC 06/03/2015 A. S. M.

Antonio Menéndez lidera el grupúsculo neonazi 'Outlaw Madrid'. © Diario ABC Antonio Menéndez lidera el grupúsculo neonazi 'Outlaw Madrid'. Sábado, 9 de noviembre de 2013. Real Madrid-Real Sociedad. Algo no huele bien en el fondo sur del Bernabéu. Allí, en el emplazamiento habitual de los radicales madridistas, desde que regresaran de su destierro tras el sonado incidente en un partido frente al Borussia Dormtund que acabó con la portería besando el pasto, apenas hay unas decenas de miembros animando. La incertidumbre reina en el coliseo blanco mientras las noticias empiezan a correr como la pólvora. «He oído gritos cerca del Drakkar, igual han tenido movida con los vascos», comenta un aficionado, fiel reflejo del sentir general. Aunque no va desencaminado, lo que en realidad se está librando en torno al por entonces bar de Ultras Sur, situado en el corazón de la calle Marceliano Santamaría, es una guerra en toda regla por hacerse con el control del grupo.

A un lado, la vieja guardia comandada por los históricos dirigentes José Luis Ochaíta y Álvaro Cadenas, y al otro, la facción más joven y violenta, cuya pretensión es desbancar a los primeros, a quienes acusan de meter la mano en la suculenta caja de dinero que genera el grupo. Dentro de estos últimos, la mayoría integrantes de la sección «Madrid City Firm», un individuo llama especialmente la atención. Antonio Menéndez Mories, alias «El Niño», además de radiografiar el devenir de los acontecimientos en su antigua cuenta de Twitter @Outlawmadriz, tiene tiempo para hacer alarde de su extraña apología: «Soy del Atlético, me gusta el Madrid y piso las gradas del Bernabéu. Al que no le guste ya sabe. Heil Hitler!».

Los palos, piedras y botellazos dan el pistoletazo de salida a una batalla que acaba con el principio del fin de Ultras Sur: Ochaíta funda la peña 'Veteranos RMCF', Cadenas pone pies en polvorosa y «El Niño»... se convierte en el ultra más temido de la capital. Líder de la banda neonazi 'Outlaw Madrid', la historia delictiva de Antonio Menéndez no ha dejado de crecer en los últimos tiempos. Con dieciocho antecedentes policiales en su haber, este sujeto de 31 años y complexión fuerte ha saltado al primer plano mediático por sus continuos arrestos.

Apuñalamiento en Vigo

Ayer jueves, «El Niño» aceptaba una condena de dos años de prisión por agredir con arma blanca a otro individuo hace dos años en Vigo. Tras entregar 10.000 euros en concepto de indemnización a la víctima antes del juicio, reconoció los hechos por los que el fiscal pedía inicialmente cinco años de cárcel. Según se recoge en el escrito de acusación, el suceso tuvo lugar a la salida de la discoteca Embassi, situada en la calle Venezuela, cuando cuatro jóvenes dirigieron unas palabras a tres amigas del condenado. Como respuesta, «El Niño» sacó una navaja de ocho centímetros y tras una discusión se la clavó en el abdomen a uno de ellos. La víctima tuvo que someterse a cirugía y como secuelas le quedaron varias cicatrices.

«Vuelcos»

En Marzo de 2014, Menéndez era detenido junto a su hermano Enrique y Javier Oviedo González, «El Bombero», por una serie de robos con violencia, utilizando en algunos de ellos placas policiales. Los tres hombres fueron acusados de al menos dos robos con violencia e intimidación, quebrantamiento de condena, delitos contra la salud pública y tenencia ilícita de armas. Para acometer sus fechorías realizaban en el argot lo que se conoce como «vuelcos», disfrazarse de policías para irrumpir en pisos de camellos de Alcorcón y Majadahonda en busca de dinero y drogas.

Operación Ariete

El pasado mes de febrero, en el marco de la Operación Ariete -desarrollada por la Brigada Provincial de Información de Madrid- agentes de la Policía Nacional arrestaron a Antonio Menéndez, junto a cuatro miembros de Ultras Sur, por extorsionar a un viejo conocido al que exigían 10.000 euros bajo amenazas, así como por traficar con estupefacientes y anabolizantes. A los tres arrestados se les imputó un delito de extorsión, contra la salud pública, robo con fuerza, usurpación de funciones públicas y estado civil. «El Niño» fue interceptado en el aeropuerto de Barajas después de aterrizar en un avión procedente de Colombia y de ahí trasladado a la cárcel de Soto del Real, tras decretar el juez su ingreso.

Del Frente Atlético a la primera línea de Ultras Sur

El 31 de diciembre de 2013, asaltó junto a una docena de individuos el bar Río Duratón, sede del Frente Atlético, resultando tres personas heridas de gravedad. «El Niño» y sus secuaces, ataviados con armas blancas, defensas extensibles y bates de béisbol, llegaron de imprevisto en varios vehículos y la emprendieron a golpes con los allí presentes. Varias semanas después, siete ultras, entre ellos «El Niño», eran apresados. La principal versión que circula desde entonces en los mentideros ultras fue la más que probable traición de una facción disidente del Frente Atlético, emplazando a sus enemigos acérrimos a personarse a la hora y el lugar indicado donde estarían varios capos rojiblancos. Y es que las relaciones de Antonio Menéndez y otros miembros de 'Outlaw Madrid' con varios integrantes de la antigua sección del Frente, 'Suburbios', hoy asentada en el fondo norte del Calderón, venían cocinando un polvorín en el seno del grupo ultra del Manzanares.

Cadenas junto a «El Niño». © Diario ABC Cadenas junto a «El Niño». La trayectoria de «El Niño Skin» ha caminado a caballo entre ambas hinchadas radicales. Expulsado del Frente Atlético a principios de la década de los 2000, cambió de bando y empezó a dejarse caer por los lugares de reunión de Ultras Sur. En su nuevo destino, fue haciéndose un nombre por estar en primera línea cada vez que había alguna trifulca. Sin embargo, como presume, el fútbol nunca le importó; solo fue el soporte más sencillo para ir extendiendo su red de actividades delictivas. Curiosidades de la vida, circula por las redes una imagen donde se le puede ver varios años atrás abrazado a Álvaro Cadenas. Hoy los tiempos han cambiado. La última vez que ambos coincidieron, con motivo del funeral de una integrante del grupo en la iglesia de los Sagrados Corazones, Cadenas se vio obligado a sacar un arma que llevaba encima cuando «El Niño», acompañado de Francisco Javier Antuñano, alias «El Fichaje», pretendía agredirle.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon