Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las conclusiones de la tesis doctoral cum laude de Pedro Sánchez

Logotipo de El Mundo El Mundo 12/09/2018 elmundo.es
© Unidad Editorial, S.A.

EL MUNDO accedió en mayo de 2015 a la totalidad de la tesis doctoral del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, titulada 'Innovaciones de la diplomacia económica española: análisis del sector público: 2000-2012' y que presentó en la Universidad Camilo José Cela de Madrid.

Obtuvo la nota 'cum laude', a pesar de que varios expertos consultados por este periódico coinciden en su escasa solidez. "Es neutra, superficial e ínfima", explicó Manuel Conthe, ex secretario de Estadio de Economía. Este periódico tuvo que pedir el permiso a la Universidad y al PSOE en aquel entonces para que permitiesen acceder al texto con la prohibición de fotocopiarla o mecanografiarla. Aquí reproducimos sus conclusiones:

CONCLUSIONES

- La investigación elabora una nueva definición de la diplomacia económica que sintetiza las diversas aproximaciones de la literatura económica y política ha elaborado sobre la misma:

Las acciones emprendidas por el conjunto de actores que conforman el Estado para lograr sus intereses económicos en los mercados mundiales.

Las 7 áreas en las que trabaja la diplomacia económica son: (a) la promoción del comercio, la inversión y el turismo, (b) las finanzas, (c) la captación de tecnología y conocimiento, (d) la energía y la sostenibilidad global, (e) la cooperación al desarrollo, (f) la seguridad económica, y (g) las Estrategias de Marca País.

El estudio de la diplomacia económica analizará la coherencia o los conflictos que pudieran surgir entre los objetivos políticos y económicos en el marco de la política exterior de los Estados.

Con el objeto de mejorar la eficacia de las acciones emprendidas, la diplomacia económica investigará los procesos de negociación y toma de decisión de los actores implicados.

- La Tesis confirma la hipótesis de trabajo inicialmente planteada: desde 2000 hasta la actualidad, el conjunto del sector público español viene realizando una decidida acción de diplomacia económica, innovando en los siguientes frentes (a) institucional; (b) instrumental y (c) de forma inclusiva al contar, el sector público, con los actores privados en el diseño y en la aplicación de la acción económica exterior.

- Las innovaciones institucionales en la diplomacia económica del Estado y los entes subestatales: mayor protagonismo del Jefe de Gobierno, Presidentes/as de Comunidades Autonómicas y Alcaldes/as.

El Gobierno de España: la creciente implicación de Presidencia del Gobierno y de otros Ministerios ajenos al Ministerio de Asuntos Exteriores en las relaciones internacionales, ha supuesto la localización y concentración en el Jefe del Ejecutivo de un mayor número de responsabilidades en el diseño y ejecución de la política exterior. Pese a todo, las innovaciones institucionales creadas a nivel de Gobierno durante la última década (el Consejo de Política Exterior (COPEX) y la Oficina Económica del Presidente (OEP)) cuentan con un balance dispar: pese a su teórica importancia, el balance del COPEX es pobre, siendo en la actualidad un organismo sin funcionamiento, que conviene ser revitalizado para mejorar la coherencia de la acción exterior española.

En cambio, la OEP sí se ha consolidado como pieza fundamental de la diplomacia económica española asumiendo un mayor número de responsabilidades en la definición e implementación de las relaciones económicas internacionales de España. El Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO) también ha afrontado la modernización institucional de sus instrumentos de promoción económica exterior, principalmente gracias a la transformación del ICEX en un Ente público empresarial. Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores (MAEC) ha impulsado acciones de formación en materias económicas a los Embajadores españoles así como la coordinación de éstos con la red de Oficinas Económicas y Comerciales (OFECOMES). En resumen, las principales innovaciones institucionales realizadas en el ámbito diplomático tienen un marcado carácter económico; que incluso se extiende a otros ámbitos políticos como el de la Estrategia Española de Seguridad (EES) y la nueva Directiva de Seguridad, aprobada en la que incluyeron como fuente de riesgo de seguridad económica a XXX la diplomacia económica puede contribuir a mitigar.

La CC.AA y los Ayuntamientos también han dirigido su acción económica exterior a la promoción comercial y la captación de inversión extranjera. Los casos prácticos investigados de experiencias municipales (Madrid y Sevilla) nos muestran que los Ayuntamientos crearon Agencias especializadas para el logro de sus objetivos económicos internacionales (en los casos investigados, las llamadas Agencias "Madrid Global" y "Sevilla Global"). Las ciudades más pequeñas, y ante la falta de medios, optaron por la creación de Redes locales a través de las cuales realizar acciones diplomáticas, ya sea promoviendo intereses económicos compartidos de ámbito geográfico y/o sectoriales. Por su parte, la acción económica exterior de las regiones españolas ha ido encaminada en dos direcciones, primero, a través de una acción diplomática directa (con viajes de los Presidentes/as de los Gobiernos de las CC.AA y/o la creación de Oficinas de promoción económica exterior); y en segundo lugar, la utilización de las Conferencias Sectoriales como espacios de cooperación institucional entre el Gobierno central y los regionales en la fijación de acciones de diplomacia económica.

- Las innovaciones en los instrumentos de la diplomacia económica española: La diplomacia comercial en el centro de la diplomacia económica.

El Gobierno de España ha dirigido buena parte de su acción económica exterior a la promoción de las exportaciones y la captación de inversiones; centrándose, por tanto, en la diplomacia comercial y relegando otros aspectos de la diplomacia económica. Los principales instrumentos han sido la creación de los PIDM y del FIEM. Esta última herramienta financiera ha centrado su ámbito de acción a la financiación de proyectos vinculados al sector de las energías renovables, la ingeniería aeronáutica y proyectos de infraestructuras marítimas y gestión del agua. América, África y Asia y en menor importancia Europa son, por este orden, las regiones beneficiarias de los fondos FIEM.

Por su parte nuestra investigación arroja datos positivos de la eficacia de los planes integrales de Desarrollo de Mercados (PIDM) en la mejora de las relaciones comerciales y de inversión de España respecto a los países objetivo XX Brasil, China, Rusia, México, Estados Unidos, India, Argelia, Marruecos, Japón, Corea del Sur, Turquía y los Países del Golfo. Aparte de analizar el buen comportamiento de las exportaciones e inversiones entre España y los países objetivo, abordamos el estudio de la correlación lineal entre las exportaciones, las importaciones, la inversión emitida y recibida entre España y China en el marco del PIDM. Los resultados muestran una correlación positiva muy fuerte entre las exportaciones y las importaciones, así como una correlación alta entre la inversión emitida con las exportaciones. Ello implica que cuanto más se importa de China y cuanto más grande es la inversión española en el gigante asiático, aumentan las exportaciones hacia China.

En resumen del examen realizado del PIDM hacia China podemos concluir que se crea una suerte de "círculo virtuoso" que se retroalimenta y que se dirige a la elevación de las relaciones comerciales de España con la economía china, uno de los objetivos del PIDM.

Otros elementos de diplomacia comercial investigados en la Tesis son los Planes "España, el Plan Technology for Life"y "Made in/Made by Spain" cuyos objetivos fueron elevar las exportaciones españolas, en especial, de los bienes de alta tecnología. Con todo, y pese al número de empresas españolas beneficiadas (3.000 en el caso del primero de los Planes) su reciente creación (2006 y 2008, respectivamente) impide obtener datos concluyentes sobre la eficacia de los mismos.

Las regiones españolas también han dirigido su acción económica hacia la diplomacia comercial a través, entre otros, de la realización de viajes internacionales por parte de los Presidentes Autonómicos y la creación de Oficinas de promoción económica en el exterior. La investigación indica que entre 2000 y 2009 el número de viajes ascendió a 884, con una media anual de 88 viajes al año, de los cuales en una gran mayoría (76%) estuvieron relacionados con acciones de diplomacia económica. Los destinos de los viajes fueron, principalmente, las instituciones europeas (Comisión y Parlamento Europeo, Comité de las Regiones y las regiones transfronterizas) y países emisores de turistas hacia España (por ejemplo, Reino Unido y Alemania).

Respecto a las economías emergentes, los responsables autonómicos han tratado en sus viajes de atraer nuevos inversores y promover la internacionalización del tejido empresarial siendo China uno de los principales destinos. Con todo, estas acciones han sido muy puntuales no pudiendo entreverse una estrategia como tal hacia los países emergentes. Respecto a las Oficinas de promoción comercial la investigación (con datos de mes de julio de 2012) podemos concluir que la mayoría de CC.AA, exceptuando Baleares, La Rioja y Navarra, tienen redes de oficinas en el extranjero de endeble estructura, siendo básicamente redes de promotores cuyas funciones pasan por dar apoyo a las empresas que deseen internacionalizarse en los países en los que están localizados. La red exterior se sitúa, fundamentalmente, en las economías emergentes, principalmente en el continente americano y el norte de África, con una creciente presencia en Asia.

Para evitar confusión y el riesgo de dispersión y pérdida de eficacia de las acciones de internacionalización económica, el Gobierno de España creó en 2006 el llamado Comité Interterritorial de Internacionalización (CII). En sus años de existencia, el CII ha promovido como principios de actuación la complementariedad de las actuaciones, la coejecución y la cofinanciación de las actividades promocionales. Más recientemente, y dadas las mayores restricciones presupuestarias las CC.AA han optado por usar la red de Oficinas Económicas y Comerciales (OFECOMES) del MINECO.

Una de las principales aportaciones de la tesis es la investigación de la relación entre la diplomacia económica y la cooperación al desarrollo (medida por la Ayuda Oficial al Desarrollo-AOD). Los resultados de la investigación, pese a no ser concluyentes, indican una relación positiva, al menos durante los primeros años, entre la AOD y el nivel exportador de la región hacia el país beneficiario de esa AOD.

© Proporcionado por Unidad Editorial

En la investigación también probamos el activismo de las regiones españolas a la hora de utilizar los cauces de cooperación institucional Gobierno-Regiones, esto es, las Conferencias Sectoriales (CS). Las CS más activas han sido aquellas relacionadas con los asuntos comunitarios: Agricultura y Desarrollo Rural, Pesca y Asuntos Comunitarios, Medio Ambiente, el Consejo de Política Fiscal y Financiera, y la Conferencia de Asuntos Relacionados con la UE (CARUE). Finalmente, Conferencias como la CS de Industria han servido para "hacer frente común" en acciones de diplomacia económica entre el Gobierno de España y los Gobiernos regionales ante crisis como la sufrida por el sector del automóvil, actividad que representa más del 5% del PIB y emplea a más de 300.000 personas de CC.AA como Madrid, Aragón, Valencia, Andalucía, Castilla y León, Navarra, País Vasco y Galicia.

Los municipios también han centrado sus estrategias de acción económica exterior en la diplomacia comercial. Una de nuestras principales aportaciones a la literatura es la elaboración del "Mapa de Estrategias de Diplomacia Económica Local" que sintetiza las diferentes partes de la acción económica exterior local. Estas son: (a) la planificación estratégica, (b) la cooperación institucional, (c) las acciones horizontales de los planes, (d) seguimiento y balance. Los resultados de la investigación de los casos prácticos demuestran la positiva aportación a la internacionalización de sus intereses económicos y el posicionamiento exterior de las ciudades gracias a estas estrategias de diplomacia económica local. Para lograrlo, los Ayuntamientos no sólo realizan acciones de promoción en el exterior, sino que ponen a disposición, para el caso de la captación de inversiones y la localización de empresas, de los instrumentos de promoción urbanística.

El Estado ha abierto cauces de participación de las empresas en el diseño y la ejecución de la diplomacia económica, reconociendo con ello la existencia de nuevos actores privados, no sólo los entes subestatales, en las relaciones económicas internacionales. Las Fundaciones Consejo (FC) son plataformas de diplomacia económica informal lideradas por el sector privado y respaldadas por el MAEC. Con todo, hay algunos elementos de reflexión para un posible mejor funcionamiento.

En primer lugar, la necesaria creación de una FC en sentido inverso (por ejemplo una FC Rusia España): la experiencia demuestra que para las empresas integrantes de los patronatos de las FC estiman más interesante para sus estrategias de diplomacia corporativa el trabajo que realizan las FC en las dos direcciones. De igual forma, la no presencia de las asociaciones representativas de la gran mayoría del tejido empresarial español (PYMES) y la práctica repetición de las grandes empresas en la gran mayoría de patronatos de la FC no deja de ser llamativa. Por supuesto, es importante la presencia de las grandes multinacionales españolas pero en las estrategias de internacionalización ello debe ser, al menos en lo que respecta al sector público, una palanca para "arrastrar" al tejido empresarial español, insistimos, en su mayoría mediano y pequeño, en la estela del camino abierto por las grandes compañías.

Desde el año 2000, el Gobierno español en cooperación con instituciones privadas viene impulsando Estrategias de Marca España. La reciente creación (junio 2012) del Alto Comisionado para la Marca España (ACM-E) respondea una necesidad demandada por el sector vinculado de crear una suerte de "guardián de la marca" que coordine toda la acción exterior vinculada a la Marca España. Su dependencia directa de Presidencia del Gobierno pese a que orgánicamente lo haga del MAEC, su inclusión en el COPEX resultan pasos acertados para la plena operatividad y desempeño eficaz de su labor. Para la economía de las empresas españolas la creación de una Marca España reconocida, respetada y reconocible es fundamental, la literatura ha demostrado que aquellos países que no cuentan con una Marca definida claramente en el imaginario del consumidor y usuario extranjero, suelen asociarla con sus experiencias con los productos y/o servicios consumidos en el pasado, de compañías provenientes de ese país. La relación inversa también aparece: la imagen difusa de las marcas de las compañías españolas provocan que los consumidores y usuarios de otros países lo asocien con la imagen que del país tengan.

Tal es la situación de España, de ahí que sea fundamental la colaboración entre el sector público y privado en las EMP. Sorprendentemente, la literatura ha prestado poca atención a los vínculos entre las EMP y la diplomacia económica, realizando investigaciones más profundas sobre la relación entre la EMP y la diplomacia pública. En la presente investigación abrimos la puerta al estudio de vínculos entre la diplomacia económica y la EMP que debe servir para ulteriores investigaciones en un campo por el momento poco explorado.

- En la Tesis analizamos los retos que afronta la diplomacia española, también la económica, y que pueden sintetizarse en la necesidad de transformar el Servicio Exterior en una Acción Exterior coherente y concertada entre todos los actores, públicos y privados, con dimensión internacional. La Acción Exterior supondría la coordinación de todos los departamentos con perfil internacional, ya sea dentro del Gobierno de España como con el resto del sector público (CC.AA y EE.LL), como con el sector privado (en el ámbito económico, claramente con el mundo empresarial), y desarrollar estrategias de diplomacia hacia una gobernanza económica más inclusiva, que permita la participación de otras economías (como por ejemplo, la nuestra) ajenas a las tradicionales en los órganos de decisión. La reciente incorporación española al G-20 es un buen ejemplo de lo expuesto. Finalmente, la Acción Exterior debe implicar la unidad de acción en la misión (en la Embajada) entre el Embajador y los consejeros sectoriales dependientes de otros departamentos Ministeriales.

En conclusión, la Tesis demuestra la importancia que la promoción y defensa de los intereses económicos ha adquirido en la política exterior española. Con todo, esta no deja de ser una acción económica exterior muy centrada en la diplomacia comercial y las Estrategias Marca País, relegando otros elementos de la diplomacia económica (por ejemplo, la seguridad económica, la energía y la cooperación al desarrollo) sin duda importantes. Resulta en consecuencia necesario concebir una diplomacia económica con márgenes más amplios, que ensanche su horizonte de actuación hacia terrenos como la gobernanza económica global, la seguridad económica, la energía y la sostenibilidad global. Un campo fecundo, aún poco explorado en España, para la acción política y la investigación académica de la diplomacia económica, a la que la presente Tesis ha tratado de realizar una humilde contribución.

Más noticias en MSN:

Todo lo que se sabe hasta ahora de la tesis doctoral en Economía de Pedro Sánchez

Las claves de la tesis de Pedro Sánchez: oculta y de calidad cuestionada

Tesis doctoral de Pedro Sánchez en la Camilo José Cela

(Fuente: Europa Press)

SIGUIENTE
SIGUIENTE

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon