Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las fuerzas de la moción de censura piden a Pedro Sánchez recuperar el acuerdo de mayo

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 19/02/2019 Iñaki Pardo Torregrosa
Gabriel Rufián y Joan Tardà este martes a las puertas del Tribunal Supremo (Dani Duch) © Proporcionado por La Vanguardia Ediciones, S.L. Gabriel Rufián y Joan Tardà este martes a las puertas del Tribunal Supremo (Dani Duch)

Los partidos que respaldaron el ascenso de Pedro Sánchez a la Moncloa mueven ficha ante el veto anunciado por Ciudadanos al PSOE, que deja como viables sólo dos opciones: la alianza de Colón en el Gobierno o la reedición del pacto de la moción. Sin embargo, el presidente no descarta acuerdos con ninguna formación: ni con Ciudadanos y el PP, ni con los independentistas.

Podemos y los independentistas han marcado el camino al todavía jefe del Ejecutivo para que su opción el 29 de abril -si la aritmética lo permite- sea recuperar los acuerdos de mayo del año pasado y que no se repita el pacto de El abrazo , a juzgar por las palabras del partido naranja, en vía muerta.

“El Gobierno y los partidos soberanista vamos a necesitar coraje para dialogar y coraje para acordar. En esta legislatura eso no ha sido posible, es una pena. Pero habrá que reiterarlo en los próximos años”, señalaba este martes Carles Campuzano, portavoz del PDECat en el Congreso antes de la reunión de la Junta de Portavoces. 

“Nos pongamos como nos pongamos, si nos ignoramos los unos a los otros esto no se solucionará. Con 155, con amenazas o con policía no se soluciona absolutamente nada”, afirmaba en ese sentido el portavoz de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián. “Siempre que encontremos una izquierda española valiente, podrán contar con nosotros. Forman parte de nuestra trayectoria”, apuntaba el diputado republicano sobre un futuro acuerdo con los socialistas.

El diputado de ERC ponía como requisito que su interlocutor fuera el PSOE que acogió al Aquarius en Valencia y no el que “tiene secuestrado al Open Arms en Barcelona”. “Un PSOE que derogue la ley mordaza, la Lomce o la reforma laboral siempre nos tendrá al lado. ERC estará al lado de quien quiera dignificar la vida de la gente viva donde viva”, expresaba antes de participar en la reunión de portavoces de la Cámara Baja.

También Unidos Podemos ha reclamado a Sánchez que se comprometa con un gobierno progresista para la próxima legislatura después de que en una entrevista este lunes por la noche no cerrara la puerta a ninguna formación. “Los españoles tienen que tener claro que su voto no va a servir para que volvamos al año 2016 a inventar un posible gobierno del PSOE con Ciudadanos que no va a permitir mejorar la vida de la gente”, señalaba desde la Carrera de San Jerónimo Irene Montero. 

“Es el pacto que va a intentar fraguarse”, valoraba al respecto Lucía Martín, portavoz de En Comú Podem. Además advertía que puede darse un acuerdo entre el PSC y Manuel Valls en la ciudad de Barcelona. “Ya hemos escuchado al ministro Ábalos reprochar el veto y ha faltado tiempo a Sánchez para hacerse una foto con Susana Díaz”, añadía la diputada de los comunes en el Congreso.

Así, Montero se refería a un posible pacto postelectoral de PSOE y Ciudadanos como “el plan que parte de las personas poderosas de este país que no se presentan a las elecciones y que impulsaron con toda dureza en 2016”. “Ese plan fracasó y es una buena noticia para España que ahora de nuevo queden muy claras las posiciones; y que Ciudadanos es un partido de derechas que en caso de gobernar lo hará con el Partido Popular y con Vox”, valoraba este martes la portavoz de Podemos después de la reunión de la Junta de Portavoces en la Cámara Baja. 

Además, aseguraba que “con los cambios de opinión del señor Rivera” -en la anterior campaña dijo que jamás investiría a Rajoy y terminó haciéndolo, recordaba- prefiere que Unidos Podemos sea la fuerza mayoritaria para “convencer al PSOE de que es mejor un gobierno de progreso que uno con Ciudadanos”. También Martín se pronunciaba sobre ello asegurando que Ciudadanos es “un partido veleta que en función del momento dice lo que más le conviene”, usando así el epíteto que atribuye Vox al partido de Albert Rivera: la veleta naranja.

La portavoz de Podemos, Irene Montero, tras la reunión de la Junta de Portavoces en el Congreso de los Diputados © Image LaVanguardia.com La portavoz de Podemos, Irene Montero, tras la reunión de la Junta de Portavoces en el Congreso de los Diputados

Montero asegura que su papeleta el próximo 28 de abril será el “voto más útil para que haya un gobierno progresista que defienda los derechos de la gente”. Ser la primera fuerza en ese bloque progresista permitiría, a su juicio, “no tener que arrancar al PSOE medidas todo el rato, sino poder liderar el Gobierno". En ese sentido ponía como ejemplo que "el PSOE jamás hubiese aprobado una subida del salario mínimo a 900 euros" si no hubiera sido por Unidos Podemos. 

Podemos ya ha lanzado sus primera propuesta estrella de campaña: la devolución íntegra del rescate bancario a los contribuyentes. “Nuestra primera gran propuesta es que la banca devuelva de forma íntegra los más de 60.000 millones de euros que la ciudadanía le prestó durante la crisis. No sólo nos permitiría eliminar los privilegios fiscales de las entidades, sino que, sobre todo, se trata de una cuestión de justicia y de dignidad”, detallaba Montero, reiterando la promesa que lanzó este lunes el secretario de Organización de su formación, Pablo Echenique.

El independentismo insiste en una mesa de diálogo en la que se pueda hablar de todo como condición para respaldar a los socialistas y Rufián concretaba las exigencias en ese ámbito este martes. “Nuestra condición es que el PSOE se separe de la deriva represiva del Estado y una mesa de diálogo y de negociación en el que estén aglutinadas todas las sensibilidades de Catalunya”, expresaba. “Una mesa de diálogo y negociación en la que estén todas las sensibilidades políticas, sociales o parlamentarias de Catalunya: autonomistas, unionistas, independentistas, federalistas...También PP y Ciudadanos”, ahondaba el portavoz republicano. 

“Reconocemos la otra parte, que hay un porcentaje altísimo de la población con una sensibilidad diferente, pero pedimos que no nos hagan abandonar la nuestra”. “Si le pregunta a toda la órbita independentista si va a dejar de pensar lo que piensa para sentarse en esa mesa me parece que es un mal inicio”, opinaba sobre la línea marcada por los socialistas de encauzar todo el diálogo en el marco constitucional y no abordar la autodeterminación.

MÁS NOTICIAS EN MSN:

-Los abucheos del PP a Sánchez obligan a intervenir a García-Escudero: “Esto no es un campo de fútbol”

-Por qué el centro derecha podría no llegar a la mayoría absoluta con cerca del 50% de votos

VÍDEO: La ejecutiva de Ciudadanos ratifica que no pactará ni con Sánchez ni con el PSOE tras el 28-A (fuente: Cadena SER(

SIGUIENTE
SIGUIENTE

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon