Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los obispos dicen que el 80% de los casos de pederastia han prescrito y dudan de la legalidad de la investigación oficial

Logotipo de eldiario.es eldiario.es 23/06/2022 Jesús Bastante
Los obispos dicen que el 80% de los casos de pederastia han prescrito y dudan de la legalidad de la investigación oficial © Proporcionado por eldiario.es Los obispos dicen que el 80% de los casos de pederastia han prescrito y dudan de la legalidad de la investigación oficial

La Iglesia española cree que el drama de la pederastia es cosa del pasado. "El 80% de los casos de abuso que tenemos son anteriores a los años 80 y están prescritos desde el punto de vista civil, aunque se podrían abrir en el ámbito canónico", apuntó el todavía secretario general y portavoz Luis Argüello en rueda de prensa, en referencia a los datos reflejados en los dos informes entregados por El País, su investigación interna (a través de la Congregación para la Doctrina de la Fe y las pequeñas aportaciones del bufete Cremades) y otras investigaciones periodísticas, entre ellas las de elDiario.es.

Al tiempo, los obispos, que reiteraron que no van a "participar institucionalmente" en la comisión encargada al Defensor del Pueblo, señalaron la "dudosa legalidad" del hecho mismo de que el organismo presidido por Ángel Gabilondo pueda fiscalizar únicamente a la Iglesia. Con todo, no han presentado recurso de amparo al Tribunal Constitucional, como sí han hecho dos organizaciones vinculadas a la ultraderecha eclesiástica, E-Cristians y One of Us.

"Para nosotros es prioritario abordar esta problemática, escuchar a las víctimas, y que se realice un camino de prevención y renovación", trazó el flamante arzobispo electo de Valladolid. Respondiendo a Gabilondo, quien dijo que la Iglesia tiene una ejemplaridad singular, Argüello matizó que "un padre tiene una ejemplaridad singular ante sus hijos, y la mayoría de abusos se da en las familias".

"Tenemos nuestros propios datos, desde ahí colaboraremos en aquello que se nos pida, y que corresponda a las reglas del juego en el ámbito civil y el canónico", advirtió Argüello, quien quiso desinflar el globo de las expectativas en torno a la apertura de los archivos eclesiásticos. "Se ha generado una expectativa que no sé de dónde puede venir", dijo el prelado, quien apuntó a que "muchas de las personas acusadas están fallecidas, por lo tanto, no pueden defenderse, y todos los responsables eclesiales que estaban entonces ya no están".

"Si hubo encubrimiento, ¿de verdad se va a dejar por escrito? A veces da la impresión de relato medieval, o se piensa que vamos a encontrar un libro secreto como en El Nombre de la Rosa", ironizó el portavoz episcopal, quien no obstante, aclaró que no están dispuestos a "una apertura generalizada de los archivos, porque eso no lo hace nadie", pero sí a que se puedan poner a disposición de los investigadores documentos concretos referidos a personas concretas. "Si es que existen", zanjó.

Argüello aprovechó las preguntas sobre este tema para anunciar que este mismo jueves la Conferencia Episcopal se había dirigido a El País ofreciéndose como "mediadores" entre las víctimas y la institución (diócesis o congregación) donde pudieran darse los abusos. Respecto a los nuevos casos ofrecidos por el diario de PRISA, Argüello apuntó que sólo hay "195 casos nuevos", de los que un 14% corresponden a diócesis, y un 86% a la vida religiosa. Y que, como apuntó, la gran mayoría son casos del pasado".

"En cierto modo me da tranquilidad saber que del siglo XXI, en este nuevo dossier, solo hay nueve casos, de los que seis están juzgados y absueltos por prescripción", y solo uno referido a un sacerdote diocesano, "que está encauzado en los tribunales".

"En total, en el siglo XXI, tenemos recogidos cincuenta y tantos casos. En los dosieres de El País una veintena y el informe de la Fiscalía respalda esta sensación. Mientras, aparecen miles de casos en otros ámbitos de la sociedad".

Por otro lado, los obispos aseguraron que apoyan y animan a los católicos a que acudan a la manifestación contra el aborto del domingo 26, pero admitieron que ellos, salvo sorpresa mayúscula –y decisión particular– no van a ir. "Las movilizaciones en la calle son algo genuino de la vocación laical. Otra cosa es que los laicos puedan venir acompañados de sus pastores. Francamente, creo que no va a ser así", apuntó Argüello. "Se trata de una movilización laica, a la que nosotros invitamos. Pero no quisiéramos que pareciera una manifestación solo de la Iglesia", subrayó. 

"Hay una serie de propuestas legislativas –trazó Argüello, haciendo referencia al primer año de la aprobación de la ley de la eutanasia–, y hemos querido hacer un llamamiento general a todos los católicos" contra "la cultura de la muerte" para decir no a este tipo de leyes y generar una movilización en favor de la vida". 

Sobre el reciente encuentro del Papa con Félix Bolaños, Argüello manifestó su alegría por el hecho de que "el Gobierno de España quiera reunirse con el Papa, y sea un encuentro inspirador". "Nos alegra esta inspiración, y nos alegra que se compartan valores, pero los valores no son globos", explicó, añadiendo que las relaciones con el Gobierno "son cordiales, pero lo que nosotros pedimos es lealtad". Así, el portavoz recordó el "desasosiego que se produjo durante la reunión con el presidente del Gobierno; algunas cosas se filtraron antes de que salieran de esta Casa".

Toda la información en www.religiondigital.org

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Ir al sitio completo

image beaconimage beaconimage beacon