Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pere Navarro: "El retraso en aprobar los 30 km/h en ciudad me tiene quemado"

Logotipo de El Mundo El Mundo hace 2 días FÉLIX CEREZO
El director de la DGT durante la presentación de la campaña de verano © Unidad Editorial, S.A. El director de la DGT durante la presentación de la campaña de verano "Estoy quemado con lo de los 30 km/h". Así de tajante se mostró ayer Pere Navarro, director de la DGT, sobre el retraso en la aprobación de una medida -reducir de 50 a 30 km/h la velocidad en las calles de un solo sentido en ciudad- que lleva persiguiendo desde hace tiempo. "Me hubiera gustado que se aprobase ya a finales del año pasado" aseguró y, de hecho, el pasado otoño, el director de Tráfico se mostraba convencido de que esta iniciativa se haría realidad en cuanto hubiese nuevo Gobierno. "En cambio, ahora hemos visto que con la pandemia sí se ha aprobado en apenas 24 horas algún real decreto", se lamentó."Está encima de la mesa del Consejo de Estado" había afirmado minutos antes Fernando Grade-Marlaska, ministro del Interior y jefe directo de Navarro, durante la rueda de prensa en la que se presentó el dispositivo especial de Tráfico para este verano. La medida ha sido solicitada por varias grandes ciudades y el ministro señaló que esa disminución de la velocidad "reduciría sensiblemente el número de fallecidos" en accidente en ciudad. Especialmente, por lo que afecta a los llamados usuarios vulnerables: peatones, ciclistas y motoristas.Este colectivo es uno de los que más preocupan en la DGT de cara a los meses de julio y agosto, ya que el año pasado representaron el 43% de las víctimas mortales en siniestros de carretera. "En 2010, supusieron el 30%", puntualizó Grande-Marlaska, para quien "igual que este verano las vacaciones serán distintas para todos, también será distinto el operativo". Tanto es así que hasta finales de julio no se harán previsiones del número de viajes que se pueden llevar a cabo este verano.

VIAJES DE CORTO RECORRIDO

"En 2019, que fue el verano con menos muertos en carretera (215) desde que existen estadísticas, se contabilizaron 91 millones de viajes. Este año, todavía en junio ha habido un 20% menos de desplazamientos que en las mismas fechas de 2019 y creemos que la mayoría durante julio y agosto serán de corto recorrido, concentrados durante el fin de semana o en los alrededores de las grandes ciudades con destino a lugares de ocio" apuntó el ministro. La preocupación es que rebroten comportamientos como los excesos de velocidad (durante la pandemia se incrementó el porcentaje de denuncias sobre el total de vehículos concentrados) o el consumo de alcohol vinculados a celebraciones y reencuentros con familiares."Me resultaría chocante que hayamos asimilado conductas como el uso de la mascarilla, la distancia social o las medidas de higiene, y que eso no se traslade luego a la carretera en casos como el uso del cinturón o mantener la distancia de seguridad. Si hemos superado la fase más aguda del coronavirus no podemos estropearlo en la carretera... llevamos meses sin conducir y ahora, no podemos olvidar la responsabilidad que eso conlleva y confundir haber recobrado la libertad con correr en exceso".

NUEVA CAMPAÑA DE SENSIBILIZACIÓN

Precisamente ese espíritu es el que inspira la tradicional campaña de Seguridad Vial de estos meses. La han bautizado Este país no puede soportar más muertes. Al conducir extrema la precaución y se ha rodado justo en el Palacio de Hielo de Madrid, la morgue emblemática en España durante la pandemia. La protagoniza Javier Fernández, el patinador español varias veces campeón del mundo y de Europa.Luego, el control efectivo de las carreteras recaerá sobre los medios convencionales: la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que cuenta este año con una 'artillería' nunca vista. Más de 1.300 radares (de ellos, 548 móviles), 12 helicópteros (uno por cada sector), 216 cámaras que vigilan el uso del cinturón de seguridad y el del móvil al volante, 11 drones (tres de ellos con capacidad para sancionar) y 15 furgonetas camufladas".

VUELVEN LOS CONTROLES TRADICIONALES

Estos datos suponen, como puntualizó Navarro, unos 60 radares más de los que había el pasado verano, sobre todo los de tamaño mini que se pueden transportar a bordo de una moto e instalar sobre trípode. Aunque quiso dejar claro que "somos de los países con menos radares activos. En Francia tienen 4.000 y en Reino Unido, 8.000". Y en cuanto a las furgonetas camufladas, que se empezaron a probar hace ya más de un año, el director de la DGT reconoció que "por su altura, son mucho más eficaces que un coche patrullar a la hora de vigilar comportamientos como el uso del móvil, especialmente cuando se chatea". Asimismo, se reanudarán las campañas de vigilancia suspendidas durante el confinamiento, caso de los controles específicos de velocidad o del consumo de alcohol y drogas al volante. Pero no formarán parte del dispositivo especial del verano "los de mascarillas o de ocupación de los vehículos" precisó el ministro Grande-Marlaska. En cambio, volvió a poner en el foco a los motoristas, "el único colectivo que de forma persistente incrementa su siniestralidad" cuando la general sigue reduciéndose. "Este año, llevamos ya 60, que son muchos considerando que ha habido dos meses durante los cuales no han podido circular". Sobre esto punto, Navarro insistió en que tienen "perfectamente identificados los 100 tramos de carreteras más peligrosos" para estos usuarios y que en breve comenzará a señalizarlos. "Aunque hemos podido fallar a la hora de comunicar esta información", admitió.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon