Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Boko Haram obliga a inmolarse a tres niñas en un atentado con 30 muertos en Nigeria

Logotipo de eldiario.es eldiario.es 16/08/2017 Agencias
Al menos 27 muertos en un atentado suicida en un mercado de Nigeria © EFE Al menos 27 muertos en un atentado suicida en un mercado de Nigeria

Al menos 30 personas murieron y otras 83 resultaron heridas en un triple atentado suicida perpetrado este martes en diferentes zonas de la localidad nigeriana de Mandari, según ha informado a la Cadena CNN fuerzas de seguridad del país africano.

El ataque se llevó cabo casi de forma simultánea sobre las 19.00 (hora local y GMT) cuando tres niñas se inmolaron en un mercado local y en un campo de refugiados próximo. El ataque ha sido atribuido al grupo yihadista Boko Haram que, según un líder local, habría vuelto a utilizar a varias niñas secuesttradas de un instituto hace tres años.

La mayoría de las víctimas, 28 personas, murieron inmediatamente, mientras que otras dos perdieron la vida en el hospital. Según informa el Daily Post, la explosión en el mercado popular causó la gran mayoría de las muertes.

Los atentados tuvo lugar pocas horas después de que el Gobierno de Nigeria anunciara la puesta en marcha de una fuerza militar especial que tiene como orden rastrear el paradero del líder de Boko Haram.

La lucha contra Boko Haram

El Gobierno nigeriano ha enviado a los jefes del Ejército a la zona nororiental del país para luchar contra Boko Haram, que ha aumentado sus ataques en la región tras las operaciones militares que les expulsaron de las zonas que ocupaban el año pasado.

Boko Haram, que significa en lenguas locales "La educación no islámica es pecado", lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

El grupo adquirió notoriedad internacional, incluso antes de proclamarse franquicia del Estado Islámico (EI) en África, al declarar su propio califato islámico en el norte de Nigeria.

Desde que la policía acabó en 2009 con el entonces líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña en la que han asesinado a más de 20.000 personas y cerca de 1,9 millones se han visto obligados a abandonar sus hogares.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Ir al sitio completo

image beaconimage beaconimage beacon