Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Es el mejor amigo en la UE": China celebra la nueva era de su relación con España

Logotipo de El Confidencial El Confidencial hace 6 días Jesús Centeno. Pekín (EFE)
El presidente de la República Popular de China, Xi Jinping, durante la firma de varios acuerdos con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez. (EFE) © EFE El presidente de la República Popular de China, Xi Jinping, durante la firma de varios acuerdos con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez. (EFE)

China ve en España un "socio importante" dentro de su renovada estrategia para acercarse a Europa y califica como "exitosa" la reciente visita de Xi Jinping al país ibérico, con quien considera que las relaciones han entrado en "una nueva era". Expertos chinos coinciden en que el interés de Pekín en Madrid encaja dentro de los planes de Xi para ampliar sus alianzas e influencia internacional tras el estallido de la agria guerra comercial que todavía mantiene con Estados Unidos.

"España es el mejor amigo de China en la Unión Europea. La relación es un ejemplo para todos los países del mundo y China quería reforzarla con la firma de una declaración conjunta que actualizará los lazos estratégicos después de 13 años", apunta el hispanista Xu Shicheng, investigador del Instituto de América Latina (IAL), anexo a la Academia de Ciencias Sociales de China.

La reciente visita de Xi, la primera de este nivel desde que en 2005 llegara a España su predecesor en el cargo, Hu Jintao, coincidió además con la celebración de los 45 años de relaciones diplomáticas entre España y China.

Los medios chinos no escatimaron en elogios al comentar la actualización de la relación chino-española, que entra en "una nueva era", aunque no haya dado como fruto la firma de un memorándum de entendimiento para que España se una a las Nuevas Rutas de la Seda, el proyecto estrella de inversiones del presidente chino. A la iniciativa se han suscrito unos 90 países en todo el mundo, aunque dentro de la Unión Europea (UE) sólo destaca la presencia de los países orientales y la reciente incorporación de Portugal y la prevista de Italia.

No obstante, según la declaración conjunta que se firmó, las Nuevas Rutas de la Seda son ya "una importante propuesta" en el marco de la cooperación global, y España reconoce su "potencial" y el "papel positivo" que puede jugar a nivel internacional. "Aunque no se haya firmado un memorándum como tal, España ha manifestado explícitamente que la apoya. Las Nuevas Rutas de la Seda son un plan muy a largo plazo, y China cree que España encontrará no pocos proyectos en los que participar", subraya el analista.

En este sentido, la declaración sí recoge la cooperación de empresas españolas y chinas en terceros mercados, una especie de sonda exploratoria para la cooperación en regiones como África y en Latinoamérica. "Es cierto que China está intensificando y diversificando progresivamente sus inversiones en Latinoamérica", indica Xu, pero para Pekín "Madrid sigue siendo una de las puertas de entrada a la región".

"España acumula muchas experiencias en Latinoamérica de las que China puede aprender. Por otra parte, existe competencia entre las inversiones españolas y las chinas, pero eso es algo que beneficia a la madurez de los mercados", apunta al respecto Li Ziying, vicedirectora de la Escuela de Estudios Extranjeros de la Universidad de Economía y Comercio Internacional, con sede en Pekín.

Mientras, el portavoz del Ministerio de Exteriores chino Geng Shuang habló de una visita "muy exitosa" que mejorará "la exhaustiva colaboración estratégica entre los dos países". "China y España se han unido en una declaración por la que las dos partes consolidarán su relación estratégica, y también contribuirán juntos a la cooperación" dentro del marco de la UE, "reforzando la coordinación en asuntos internacionales", dijo Geng.

Así, España y China subrayaron su compromiso con "una economía mundial global, abierta, equilibrada e inclusiva, basada en las reglas de la OMC (Organización Mundial del Comercio)", y reafirmaron su postura común "para promover un mercado más abierto y la eliminación de todos los obstáculos comerciales".

La reforma de la OMC es, precisamente, una de las batallas que Pekín desea librar en la arena internacional. Para ello, el gigante asiático necesita reforzar sus alianzas con viejos amigos como España, con quien mantiene unos "altos niveles de confianza mutua, en el mejor momento de su historia", según Li.

Asimismo, se prevé la cooperación chino-española en foros como el de Asia-Europa (ASEM), las Naciones Unidas, el G20 y la OMC, a fin de "afrontar los retos presentes y futuros para la paz y seguridad internacionales y la estabilidad económica global". "Una gran cantidad de diplomáticos, académicos y empresarios chinos exitosos se han formado en España", recuerda Xu, que valora como "estupendo" el reciente anuncio de que el estudio del idioma español se va a incluir en los planes de estudios de las escuelas secundarias chinas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon