Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Afectarán las medidas del BCE a la economía real?

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 05/06/2014 null

Barcelona (Redacción / Agencias).- La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de bajar los tipos de interés a la tasa histórica del 0,15%, de cobrar a las entidades financieras sus depósitos en Frankfurt (con el objetivo de que muevan ese dinero para dar crédito) y el anuncio de una inyección de 400.000 millones si los bancos empiezan a prestar dinero a las empresas son las medidas estrella que ha detallado este jueves el presidente del regulador europeo, Mario Draghi. Las bolsas europeas lo han celebrado.

Después de cada reunión del BCE la pregunta se impone:

¿En qué afectan estas decisiones en la economía real?

Por un lado, las hipotecas contratadas se abaratarán, aunque no demasiado. Tras el anuncio de Draghi el Euribor, el índice al que está referenciado la mayoría de créditos hipotecarios, ha bajado cinco centésimas situándose en el 0,562%. 

Con las nuevas medidas debería fluir el crédito. Lo que había sucedido hasta la fecha es que el BCE inyectaba dinero al sistema y éste no regresaba a la economía real en forma de, por ejemplo, créditos a las pymes.

Ahora el LTRO (Long-term Refinancing Operation) es de 400.000 millones pero condicionado a que las entidades financieras den crédito a las empresas. Además, el BCE penaliza a los depósitos que los bancos mantienen en Frankfurt, una medida que busca que ese dinero se mueva en lugar de generar intereses inmóvil.  

Las exportaciones en Europa se deberían ver beneficiadas dado que el euro bajará frente al dólar. Al menos en teoría. La intención del BCE es que se sitúe en los 1,30 a corto plazo. A las 15,00 GMT de hoy estaba en 1,3615, es decir, igual que en la víspera. 

Reacciones

El presidente de ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos), Lorenzo Amor, ha señalado que "la mejor receta para combatir la baja inflación y mejorar la actividad es tener acceso por parte de los autónomos y las pymes a la financiación que permita activar la demanda, el empleo y el consumo responsable". 

Por su parte, el secretario general de UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos), Sebastián Reyna, ha indicado que estas nuevas medidas del BCE "no se quedan en una mayor oferta de liquidez a la banca para inversiones ajenas a las necesidades reales de las empresas europeas". UPTA ha recordado en otro comunicado que la falta de crédito actual sigue siendo la principal amenaza de la recuperación de la economía y que el saldo de los préstamos de los bancos a las empresas no financieras sigue bajando desde abril de 2009. 

Asimismo, el jefe de Estudios de idealista.com, Fernando Encinar, cree que la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de rebajar los tipos de interés hasta el 0,15% es "positiva" y "debería reducir la carga de las familias". "Al bajar los intereses, las familias podrían amortizar más capital o liberar más renta disponible para consumir o ahorrar", señala en un comunicado, en el que, no obstante, señala que este movimiento "sólo será positivo en el caso de que la bajada se traslade al Euríbor a 12 meses", lo que "no tiene por qué pasar".

"Recordemos que en febrero del año pasado, el Euríbor a 12 meses se encontraba en el 0,59%, exactamente el mismo nivel que ahora, cuando los tipos de interés eran del 0,75%, y hasta ahora estaban al 0,25%", añade, para apostillar que ello refleja que "una bajada de tipos no garantiza la caída del índice, que es un indicador adelantado". "Sí parece claro que una bajada de tipos debería respaldar la actual tendencia a la baja de los diferenciales ofrecidos por los bancos", remacha. 

Menos atractivo para los depósitos

La Asociación Europea de Asesores Financieros (EFPA) ha señalado que la nueva bajada de tipos está restando atractivo a los activos más conservadores, como los depósitos, por lo que si se quiere obtener rentabilidad en las inversiones hay que asumir riesgos. La EFPA recuerda que la bajada de tipos tiene como objetivo abaratar el crédito "para que los ciudadanos y empresas se financien más barato" y señala que incluso puede permitir "una ventaja competitiva" para las empresas españolas con negocio en el exterior, ante una más que probable devaluación del euro con respecto al dólar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon