Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Las medusas también duermen?

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 25/09/2017
Las medusas son uno de los invertebrados más primitivos del mundo © Image LaVanguardia.com Las medusas son uno de los invertebrados más primitivos del mundo

El sueño es uno de los estados de comportamiento más antiguo y está profundamente arraigado al linaje animal. A día de hoy se sabe que todos los vertebrados duermen gracias a la posesión de un sistema nervioso centralizado capaz de ordenar una disminución de la actividad, pero no pasa lo mismo con los invertebrados, a excepción de algunos gusanos o moscas.

No obstante, la comunidad científica acaba de comprobar que las medusas, animales muy primitivos que colonizaron los océanos hace más de 600 millones de años, mucho antes que aparecieran los dinosaurios o los humanos, también lo hacen.

Y es que pese a su condición de invertebrados sin cerebro, estos animales presentan, según reportan en un estudio publicado en la revista Current Biology un grupo de científicos del Instituto Médico Howard Hughes del Instituto de Tecnología de California, signos reveladores del sueño.

En concreto, el trabajo se refiere a una especie de medusa tropical conocida comúnmente con el nombre de ‘medusa invertida’ (Cassopeia xamachana), que vive en aguas claras y poco profundas del océano Pacífico y el oeste del Atlántico, se alimenta de plancton, mide unos 2,5 a 5 centímetros de diámetro y yace en el fondo del mar con sus tentáculos hacia arriba.

Según los científicos, esta especie cumple con los tres criterios más importantes del sueño: períodos de disminución de la actividad conocidos como inactividad conductual, una menor respuesta a estímulos y un aumento del sueño tras no haber dormido.

Para llegar a esta conclusión, los expertos grabaron con un teléfono móvil un grupo de 23 medusas de esta especie, que previamente habían trasladado desde el mar hasta su laboratorio. Durante un total de seis noches las medusas mostraron períodos de inactividad, emitiendo pulsaciones un 30% menores que durante el día.

Inactividad conductual

Durante la noche las medusas emitieron pulsaciones un 30 % menores que durante el día

Otra pista que llevó a los expertos a pensar que estos animales dormían fue el hecho de que flotaran dentro del tanque de agua, pues la especie se caracteriza por yacer sobre el suelo oceánico cuando está ‘despierta’. Además, comprobaron que cuando se privaba a las medusas de dormir en la noche arrojando a las mismas un chorro de agua éstas se volvían más proclives a dormir durante el día.

Durante muchos años los científicos se han preguntado por qué los animales duermen, algo a lo que han respondido refiriéndose a cuestiones como la memoria, el aprendizaje o la recuperación celular. No obstante, estos resultados sugieren que incluso aquellos animales sin un sistema nervioso centralizado necesitan dormir y ello genera nuevas preguntas sobre el origen y el propósito del sueño. EM

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon