Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Quién secunda el paro y quién no este 3-O?

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 03/10/2017
Protesta este lunes en la plaza Sant Jaume © Image LaVanguardia.com Protesta este lunes en la plaza Sant Jaume

¿Huelga general en Catalunya? ¿O “paro de país”? Ambas. Existe una huelga en ciernes, la que los sindicatos CGT, IAC, Intersindical CSC y COS convocaron la semana pasada para mañana y que se podría prolongar hasta el día 13, y que está secundada por la CUP. Incluso ya se han decretado y se están acordando servicios mínimos en los grandes sectores públicos y algunas empresas. Pero también fue el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, el que llamó a la huelga general, que bautizó como “huelga nacional”.

Sin embargo, la Taula per la Democràcia, la plataforma que reúne sindicatos, patronales y entidades soberanistas, opta por llamar a la jornada de este 3-O como “paro de país”. Se parte de la idea de que el parón en sí no tiene motivaciones estrictamente laborales, de manera que los grandes sindicatos como CC.OO. y UGT llaman a una movilización general y están llegando a acuerdos con algunas patronales –Pimec y Cecot, las adheridas a la Taula– para paralizar la actividad y organizar acciones de protesta por las cargas policiales del 1 de octubre.

Estas acciones pueden ir desde paros parciales a concentraciones en los mismos puestos de trabajo o incluso permitir a los trabajadores que se cojan un día de fiesta remunerado. Éstos acuerdos den permitir que se sumen a las movilizaciones no sólo asalariados, sino autónomos, pequeños empresarios, comerciantes, entidades o hasta taxistas. Al no estar Foment del Treball, principal patronal catalana, en la citada Taula; los sindicatos tratan de llegar también a acuerdos con cada empresa individualmente. El tercer sindicato de Catalunya, la USOC, se ha sumado a esta idea al apoyar concentraciones en las entradas de los centros de trabajo.

Foment, sin embargo, se opone absolutamente a la convocatoria. Mantiene que ni el “paro de país” ni la huelga en sí disponen de “cobertura legal”. Entiende que el parón anunciado por la Taula no dispone de “convocatoria formal” y respecto a la huelga de la CGT, considera que ha sido convocada “por razones meramente extralaborales”. La patronal alerta de que la huelga puede tener “repercusiones económicas de una enorme gravedad sobre empresas, ciudadanos, trabajadores y el erario público”.

La posición de UGT y CC.OO. en Catalunya contrasta con la de las confederaciones de ambos sindicatos a nivel estatal. En un anuncio conjunto este lunes, se han desmarcado totalmente de la huelga general y su rechazo tiene motivaciones políticas al asegurar que no están a dispuestos a “avalar posiciones que den cobertura a la declaración unilateral de independencia”.

En rueda de prensa, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha secundado la convocatoria, un “paro general” que debe ayudar a “reforzar lo que hicimos el domingo y lo que queremos hacer en los próximos días”. De igual forma, el vicepresidente catalán Oriol Junqueras ha diferenciado el paro de una huelga general, porque éste tenía “un contenido político y moral” más allá de las connotaciones sociales y económicas, y ha recordado que no está convocado sólo por sindicatos.

En el ámbito político, la terminología también abona cierta confusión. Los partidos independentistas e incluso los comuns llaman indistintamente a la huelga o al parón. Más allá de la CUP, que habla sin tapujos de huelga; Marta Rovira, la número dos de ERC, ha pedido que los ciudadanos secunden de forma “masiva” el ”paro de país”. Lo mismo ha hecho, Elisenda Alamany (Catalunya en Comú), aunque en su caso enmarca la “huelga” en “el proyecto de cambio de país de las grandes mayorías que existen en Catalunya”.

El gesto será claro por parte de los parlamentarios de los grupos independentistas en el Congreso y el Senado. Diputados y senadores de ERC y PDeCAT han anunciado que harán huelga. De esta manera, no acudirán a la reunión prevista en el Congreso ni el portavoz de ERC, Joan Tardà, ni el del PDeCAT, Carles Campuzano. Tampoco lo harán los respectivos portavoces de ambos partidos en el Senado. A este paro se sumarán los miembros de En Comú Podem.

A nivel institucional, el ayuntamiento de Barcelona se ha adherido al paro y ha fijado los servicios mínimos. Y, por su parte, el Govern facilitará a los funcionarios que puedan secundar el parón sin que se vaya a producir un descuento salarial.

La jefa de la oposición, Inés Arrimadas, se ha mostrado muy crítica con la convocatoria de esta huelga que ha calificado de “gubernamental”, algo que entiende que “supera todos los límites que hemos visto en democracia.

MÁS EN MSN:

La Generalitat rebaja los servicios mínimos para alentar la huelga general de este martes

(Fuente: El País)

SIGUIENTE
SIGUIENTE

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon