Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Quieres conocer tu reserva ovárica?

Logotipo de El Mundo El Mundo 18/06/2014 ESTHER GARCÍA-VALDECANTOS
© Proporcionado por elmundo.es

Casi uno de cada cuatro españoles puede tener algún problema de fertilidad a la hora de concebir un hijo. Con estos datos, y al hilo del mes internacional de la fertilidad que se celebra en junio, el centro Ginefiv ha lanzado la campaña "Cuida tu fertilidad". A través del hashtag #Cuidatufertilidad los expertos de la clínica ofrecerán a diario consejos para que la población sepa qué hábitos mejoran la fertilidad y cuáles les afectan. "Cada vez se decide más tarde la maternidad", explica la doctora Victoria Verdú, coordinadora de la campaña, "si hace 9 años la media de edad de las mujeres que acudía a Ginefiv para realizar un tratamiento de reproducción asistida era de 34 años y medio, ahora lo es de 38 y medio, y lo que está claro es que asumir la maternidad a estas edades conlleva una serie de cuidados especiales que pueden beneficiar nuestra fertilidad: se considera que una dieta equilibrada y saludable influye muchísimo en la fertilidad y que hasta el 12% de la infertilidad primaria se debe a problemas relacionados con el peso".

Otro de los puntos en los que la campaña hace hincapié es en la importancia de que una mujer sepa el estado de su fertilidad y las probabilidades reproductivas a cada edad. "Lo ideal", asegura Verdú, "es que en la revisión ginecológica anual se intente orientar a la paciente acerca de su reserva ovárica y sus posibilidades reproductivas. Con una simple ecografía vaginal y un análisis hormonal podríamos tener una valoración de la reserva ovárica de cada mujer, que nos da una idea de su capacidad reproductiva. Con esa información, a lo mejor decide tener hijos en ese momento y, en caso de que no pueda, puede preservar parte de su fertilidad con la vitrificación de sus óvulos, lo que no asegura la fertilidad al 100%, pero podrían servirle en un futuro si decide intentar una gestación más allá de los 40 años -en lugar de tener que recurrir a una donación de ovocitos-, aumentando así las posibilidades de tener un hijo biológicamente suyo".

Pero, de momento, la vitrificación de óvulos propios previendo un futuro en el que la mujer querrá tener hijos y quizá ya sea muy mayor para serlo con los suyos, no es una técnica que esté teniendo la acogida que pueda esperarse de ella. Como dice el Dr. José Luis Caballero, director de FIV Center Madrid, "el momento ideal para hacerlo es entre los 28 y los 35 años, cuando todavía muchas mujeres no se plantean ser madres o no tienen un proyecto para serlo. Además, a esa edad hay que tener la información necesaria y el dinero para hacerlo (el tratamiento cuesta entre 2.000-4.000 euros, a lo que hay que sumar el mantenimiento anual de unos 400 euros). Y la mujer tiene que tener claro que quiere ser madre y la realidad es que ese feeling cambia con el tiempo. Pero no dudo de que en el futuro esta técnica estará a la orden del día".

La técnica para vitrificar óvulos, que se realiza solo en las clínicas autorizadas para llevarla a cabo, ha mejorado muchísimo en los últimos años. En la actualidad, con la vitrificación no se daña la estructura del óvulo y se consigue que casi todos los óvulos sobrevivan a la descongelación. El procedimiento que tiene que seguir la mujer para la vitrificación es someterse a una estimulación ovárica -para ello ha de inyectarse medicación hormonal durante unos 12 días en los que se someterá a ecografías para controlar la evolución de los folículos- y después pasar por una intervención sencilla con sedación para extraer los óvulos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon